Economía

Solarpack reformuló sus cuentas un mes antes de salir a Bolsa

La compañía especializada en el desarrollo, construcción y operación de proyectos solares fotovoltaicos a gran escala salió a Bolsa el pasado 5 de diciembre a un precio de 8,3 euros por acción. El grupo vizcaíno cerró el lunes a 9,5 euros tras subir un 4,4%

Pablo Burgos, consejero delegado de Solarpack, y José Galíndez, presidente, el pasado 5 de diciembre en la Bolsa de Bilbao.
Pablo Burgos, consejero delegado de Solarpack, y José Galíndez, presidente, el pasado 5 de diciembre en la Bolsa de Bilbao. Solarpack.

Solarpack reformuló sus cuentas un mes antes de salir a Bolsa y, tras aplicar diversos ajustes, redujo la cifra de negocio prácticamente a la mitad.

El consejo de administración de la multinacional vizcaína, especializada en la construcción de grandes proyectos fotovoltaicos, procedió el pasado 6 de noviembre a la reformulación de las cuentas del ejercicio 2017, sustituyendo a las aprobadas en abril de este año. El cambio de auditor de la empresa, explican fuentes cercanas a Solarpack, motivó la reelaboración de los resultados del pasado año.

Como resultado de esa reformulación de las cuentas anuales, Solarpack disminuyó la cifra de ventas de 2017 desde los 23,8 millones a los 13,1 millones (10,7 millones menos). El beneficio de explotación también se redujo de forma drástica, desde los 12,9 millones que tenía anotados con anterioridad, hasta los 5,2 millones de euros.

Solarpack informó con motivo de su OPS que había logrado el respaldo de un importante grupo de inversores institucionales 

El mayor impacto contable que ha determinado la caída en la cifra de negocio ha sido la reclasificación de un contrato por la asunción de riesgo de evolución de tipo de cambio que Solarpack incluía como resultado de explotación, cuando se tenía que haber reclasificado a resultado financiero. 

La compañía vasca, auditada ahora por Deloitte, antes por Auren, también ha modificado el tratamiento de un crédito de dos millones que tenía concedido a la sociedad Ataca Solar, contabilizado como activo financiero corriente. La empresa considera ahora que dicho crédito no se va a cobrar al corto plazo y lo ha reclasificado como activo financiero no corriente.

Solarpack salió a Bolsa el pasado 5 de diciembre a un precio de 8,3 euros por acción, a través de una oferta pública de suscripción (OPS) dirigida a inversores institucionales, cercano al 40% del capital. Con la operación, el grupo pretende financiar el desarrollo de nuevos proyectos y adquirir activos en España.

El primer día de cotización Solarpack se anotó una subida del 10,12% y el lunes cerró a 9,5 euros tras incrementar su valor de mercado un 4,4%. La empresa comunicó que con la OPS había captado nuevos recursos financieros por 100 millones de euros, y que había recibido "el respaldo de un importante grupo de inversores institucionales y cualificados nacionales e internacionales".

La compañía está presente en España, Chile, Perú, Uruguay, Colombia, Estados Unidos, Sudáfrica, Malasia, Vietnam e India. Solarpack ha puesto en marcha más de 250 MW en distintos mercados y gestiona, además, instalaciones de clientes que suman una potencia adicional de más de 330MW.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba