Economía

Las aseguradoras temen más el deshielo que la nevada: cómo reclamar

El Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente de Economía, indemniza los daños provocados por inundaciones debidas al deshielo, pero no los causados por la nevada. Mapfre y Mutua Madrileña evalúan ahora el impacto que pueda suponer en su negocio las reclamaciones de clientes

Coches atrapados en la M-30 este sábado por la borrasca Filomena.
Coches atrapados en la M-30 este sábado por la borrasca Filomena. Efe.

No es la nevada, es el deshielo. Las aseguradoras, tanto las compañías privadas como el Consorcio de Compensación de Seguros, se preparan para atender los siniestros que puedan causar el deshielo de la nevada provocada por la borrasca 'Filomena'.

El Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente del Ministerio de Economía, y también las compañías de seguros privadas, evalúan en estos momentos los daños causados, así como el impacto en su negocio de las potenciales indemnizaciones. 

Tanto desde el organismo público como desde Mapfre y Mutua Madrileña, consultados por este diario, se advierte que aún es pronto para hacer estimaciones. En todo caso, consideran que, en principio, los daños y las indemnizaciones serán inferiores a los que causaron la histórica dana de septiembre de 2019, que azotó el levante peninsular durante cuatro días.

La dana de 2019 provocó 70.000 siniestros atendidos por el Consorcio de Compensación de Seguros, con un coste de 453 millones

"No creo que en esta ocasión se lleguen a los 70.000 siniestros", indica Alejandro Izuzquiza, Director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

La dana de 2019 provocó esa misma cifra de siniestros comunicados, con un coste económico de 453 millones de euros. Las inundaciones vividas en Valencia el pasado mes de noviembre provocaron 14.000 siniestros con un coste cercano a los 100 millones.

Las nevadas no se encuentran incluidas en la relación de los riesgos extraordinarios que indemniza el CCS. "Por tanto, ni los daños a las personas, ni los daños materiales ni la pérdida de ingresos o lucro cesante que produzcan las nevadas pueden ser indemnizados por el CCS", explica Izuzquiza en un documento informativo que ha elaborado este mismo fin de semana.

El Estado no indemnizará daños causados por la nevada, pero sí los generados por las inundaciones que pudieran provocar el deshielo

El Estado no indemnizará daños causados directamente por la nevada, pero sí los generados por las inundaciones que pudieran provocar el deshielo posterior.

"En estos momentos, el CCS no tiene estimaciones de los daños asegurados producidos por las nevadas. En primer lugar, porque no tiene habilitación legal para indemnizar estos daños; y en segundo lugar, porque las verdaderas consecuencias que estas nevadas tendrán para el CCS se conocerán más adelante, cuando se generen, en su caso, anegamientos y desbordamientos por el deshielo", explica el Director de Operaciones del CCS. 

Desprendimientos y filtraciones

En el caso de personas o bienes asegurados, los afectados deberán dirigirse a su entidad aseguradora, que podrá atender su reclamación si la cobertura está incluida en el contrato de seguro suscrito por el afectado.

En la cotizada Mapfre y en Mutua Madrileña, dos de las mayores aseguradoras españolas, advierten que todavía es pronto para hacer valoraciones, y coinciden en prever más actividad en los próximos días, por posibles daños causados por el deshielo.

"Ahora lo más importante es que se restablezca la circulación y podamos atender a nuestros clientes, que nuestros proveedores puedan llegar a ellos", explica Manuel Hinchado, director de Prestaciones Patrimoniales de Mapfre España.

"Ahora todavía es pronto para evaluar; los peritos tendrán que ir a los hogares o empresas afectados", comentan en Mutua Madrileña

El directivo de Mapfre considera que la mayoría de siniestros que se puedan declarar estos días serán en el hogar, en edificios, comercios, por desprendimientos o filtraciones de agua. "Ya hemos rescatado todos los vehículos que se habían quedado colapsados este fin de semana, ahora hay que esperar a que el temporal pase y que se pueda circular", indica.

Entre agosto de 2019 y febrero de 2020, Mapfre atendió, por los intensos fenómenos atmosféricos que afectaron a España, cerca de 100.000 siniestros, con un coste para la compañía de más de 13 millones. Debido al coronavirus, la multinacional española registró 88,3 millones de euros hasta septiembre de 2020 como importe de la siniestralidad bruta del reaseguro aceptado, correspondiendo principalmente a la cobertura de interrupción de negocio.

Las indemnizaciones que particulares o empresas pretendan reclamar por daños causados por Filomena a su compañía privada "dependerá de la cobertura que tenga cada cliente", indican en Mutua Madrileña.

"Ahora todavía es pronto; el afectado tendrá que dar un parte, hacer fotografías, y tendrá que ir un perito", comentan. "Hasta que no se pueda circular no se va a poder evaluar los daños, pero creemos que con el confinamiento y el coronavirus la gente ha aprendido a no precipitarse y reclamar con más tranquilidad y mejor información", añaden.

Indemnizaciones por inundaciones

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) sí indemniza los habituales daños derivados de la inundación del terreno por deshielo posterior.

"Indemniza los daños producidos por el agua de deshielo que inunda el terreno, tanto en los casos en los que el deshielo y el consiguiente anegamiento del terreno se producen con inmediatez, como en los que se producen tiempo después al elevarse, por ejemplo, las temperaturas en zonas nevadas", explica Alejandro Izuzquiza. 

En los casos en los que se hayan producido daños a personas o a bienes que estén asegurados y, conforme a lo anterior, la indemnización deba ser asumida por el CCS, los afectados deberán actuar de la siguiente manera:

  • En los casos de inundación los asegurados (o, en su representación, sus entidades aseguradoras o los agentes o corredores de seguros) deberán solicitar su indemnización al CCS, lo que podrán hacer en la página web del CCS en cualquier momento (consorseguros.es) o en el centro de atención telefónica (teléfono gratuito 900 222 665), a partir de las 9 horas de hoy lunes.
  •  En los casos de daños por viento, los asegurados deberán dirigirse a sus entidades aseguradoras directamente, ya que el CCS tiene convenido con éstas que, una vez se determinen las zonas en las que el viento ha superado los umbrales establecidos en la legislación del seguro de riesgos extraordinarios mediante informes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el CCS  reembolsará a las aseguradoras las indemnizaciones que éstas hubiesen anticipado a sus asegurados afectados por el viento en esas zonas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba