Economía

La seguridad privada se moviliza contra las transacciones digitales

Las grandes compañías españolas de seguridad privada se están entrevistando con representantes de gobiernos municipales y han preparado informes para defender el empleo del dinero físico y advertir contra un uso descontrolado de las transacciones digitales

Blindados de Prosegur, empleados en el transporte de fondos.
Blindados de Prosegur, empleados en el transporte de fondos. Efe.

Las grandes compañías de seguridad privada que operan en España se están movilizando para defender el empleo de dinero físico y advertir contra un uso desmedido de las transacciones digitales. Y blindar de paso su negocio de transporte de dinero contra la amenaza de los pagos a través de plataformas.

La principal patronal del sector, Aproser, está manteniendo encuentros con representantes de gobiernos municipales para asesorarles en medidas que pueden adoptar para paliar la cada vez menor presencia de oficinas bancarias en poblaciones alejadas de los centros de las grandes ciudades.

El negocio del transporte de fondos es el de menor cuantía para la industria de la seguridad privada, en el que en España sólo operan seis compañías.

Los españoles sacan dinero del cajero, de media, más de tres veces al mes

En 2018 las empresas del sector ingresaron por este concepto 346 millones de euros, frente a los 2.444 millones facturados por la actividad de vigilancia, y los 1.242 millones por alarmas y sistemas de seguridad. Aun así, la facturación por transporte de dinero físico el pasado año se incrementó un 7,12%, según datos de Aproser.

Las empresas de seguridad, explican fuentes del sector, han preparado informes para defender sus tesis, en los que advierten sobre los riesgos existentes por una dependencia excesiva de las transacciones financieras digitales, y en los que destacan las ventajas del uso del dinero físico y afirman que más de la mitad de los españoles prefieren el pago en efectivo.

Las compañías de seguridad defienden que sólo el empleo del efectivo garantiza el acceso al dinero de "la población no bancarizada", en alusión a personas sin recursos. Sostienen que el uso del dinero físico requiere para las pequeñas empresas menos costes que los pagos electrónicos, que precisan de gasto en infraestructura tecnológica. También aluden a la seguridad del pago en efectivo frente a fraudes en tarjetas de crédito y a la privacidad de los ciudadanos.

Dónde se paga en efectivo

Los españoles pagan la mayoría de sus gastos en bares y cafeterías en efectivo, el 84%, según datos de la patronal de la seguridad privada. En pequeñas tiendas de barrio se pago en metálico en el 76% de las ocasiones; un 38% en supermercados; un 26% en restaurantes; un 20% en discotecas; y un 15% en centros comerciales.

De acuerdo a una encuesta realizada por Aproser, la tarjeta de crédito es el medio de pago empleado para gastos extraordinarios o compras planeadas. De media, los españoles sacan dinero del cajero más de tres veces al mes.

Según la misma encuesta, para el 48% de los españoles la seguridad es el principal argumento para pagar en efectivo, seguido de un mayor control del gasto, según el 38%. Casi 7 de cada 10 encuestados coincide en que los pagos electrónicos implican un mayor control de la vida privada.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba