Motor

Seat aumenta plantilla y producción en Martorell ante la avalancha de pedidos

La planta de Seat en Martorell va a incorporar 250 nuevos trabajadores para la puesta en marcha de un tercer turno en la línea de montaje ante el aumento de la demanda de los modelos Ibiza y Arona.

Seat aumenta plantilla y producción en Martorell ante la avalancha de nuevos pedidos
Seat aumenta plantilla y producción en Martorell ante la avalancha de nuevos pedidos

Seat va a poner en marcha un tercer turno en la línea 1 de producción ante el notable aumento de la demanda de los modelos Ibiza y Arona, un tercer turno que implicará un incremento de la plantilla de 250 personas. Aunque en los últimos días ya se especulaba con un aumento de plantilla para hacer frente a la demanda creciente, la dirección de Seat ha comunicado a los sindicatos que hará estas nuevas contrataciones indefinidas que saldrán de personal hasta ahora contratado por empresas de trabajo temporal.

Seat ha explicado que la planificación de producción de Seat, que se revisa mensualmente, se ha aumentado en unos 7.300 coches de aquí a final de año, y que en los últimos meses se ha incrementado en unos 21.000 vehículos, para dar salida a la mayor demanda de vehículos en el mercado. Si actualmente la planta de Martorell produce unos 2.000 vehículos al día, la idea es aumentar la producción hasta unos 2.200 vehículos al día con el turno adicional para la línea 1 y con un pequeño aumento en la producción de la línea 3, la que fabrica el Audi A1.

Asimismo, Seat ha decidido que la línea 1 del Ibiza y Arona y la línea 2 de León y del nuevo Cupra Formentor estarán activas cuatro sábados por la mañana y dos domingos por la noche durante el mes de noviembre para atender la demanda de esos vehículos. En declaraciones a Efe, el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero (UGT), ha tildado de "muy positivo" que Seat haga contrataciones indefinidas y aumente su plantilla en un momento complicado para el conjunto del sector de la automoción, y ha destacado que este aumento de producción de Seat también beneficiará a sus proveedores.

Por otra parte, Carnero ha dicho que espera mantener en breve una primera reunión oficial del comité de empresa con el nuevo presidente de Seat, Wayne Griffiths, nombrado la semana pasada, aunque los sindicatos ya conocen al ejecutivo, que era hasta ahora vicepresidente comercial de Seat y seguirá como consejero delegado de Cupra.

Seguir creciendo

El nuevo presidente de Seat se ha marcado como objetivo retomar ya a partir de 2021 la senda del crecimiento y los beneficios, truncada por el coronavirus, y convertir en "muy relevantes" las dos marcas -Seat y Cupra-, algo que llevará a cabo a partir de nuevos productos. El consejo de administración ha nombrado esta semana nuevo presidente a Griffiths, vicepresidente comercial hasta ahora de la marca, un cargo que compatibilizará con el de la presidencia y con el de consejero delegado de Cupra.

Con el nombramiento de Griffiths, se cierra un período de interinidad en la cúpula de Seat, que estaba siendo dirigida por Carsten Isensee, que continuará como vicepresidente de Finanzas, desde la marcha de Luca de Meo hace ocho meses. En la comparecencia posterior ante los medios de comunicación, Griffiths se ha mostrado convencido de que Seat ha conseguido capear los peores momentos, tras la irrupción de la covid-19, y que tiene por delante un panorama económico estable, siempre que no vuelvan a aparecer dificultades graves derivadas de la pandemia.

Así, Seat ha recuperado ya los niveles de ventas de antes de la crisis sanitaria y espera seguir así en el cuarto trimestre del año, mientras que en 2021 el nuevo presidente es optimista de volver a la rentabilidad, a partir de una ofensiva de productos. El primer ejecutivo del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, que ha viajado a Barcelona, también ha señalado su optimismo tras mostrar su confianza en Griffiths y poner en valor que durante los últimos cuatro años éste "ha conducido las ventas de Seat a niveles récord" y que está liderando el desarrollo de Cupra.

Diess ha asegurado que, pese a todo, "lo hemos hecho bien, vamos a pleno ritmo de producción y encaramos lo que queda de año con optimismo. Para 2021 vemos que si las cosas van bien pueden haber éxitos". Uno de los desafíos de Seat es programar los lanzamientos de nuevos modelos a partir de 2025, lo que necesita de la adjudicación por parte del consorcio alemán un par de años antes.

Tanto Diess como Griffiths se han mostrado convencidos de que Seat tendrá un papel en el ámbito del vehículo eléctrico, pese a que todavía no se ha concretado cuándo podrá contar con un modelo propio cien por cien eléctrico y cuándo podrá fabricar estos coches en la planta de Martorell.

Durante los últimos tres años y hasta la irrupción de la covid-19, que ha lastrado los números del primer trimestre de 2020, Seat ha sido la marca con mayor crecimiento en Europa, obteniendo en 2019 sus mejores resultados en ventas, producción y beneficios, una etapa de éxitos que coincidió con la mayor ofensiva de productos.

El nuevo presidente se ha marcado como objetivo impulsar la transformación de Seat hacia la electrificación y la movilidad sostenible, y continuar desarrollando la marca Cupra. El pasado julio, la compañía ya anunció un plan de inversión de 5.000 millones de euros entre 2020 y 2025 para llevar a cabo estos proyectos, entre los que destacan el lanzamiento de 5 nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta 2021.

En el último cuatrimestre de este año, está previsto que arranque la producción del Cupra Formentor y del Seat León PHEV, que supondrá el inicio de la electrificación de la planta de Martorell.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba