Economía

Santander cierra su acuerdo con Fridman y evita 'sobre la campana' el concurso en DIA

Ana Botín ha anunciado a través de su cuenta oficial de Twitter que ha alcanzado un acuerdo con LetterOne. La presidenta de la entidad explica que el máximo accionista de DIA se ha comprometido a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos

La presidenta del Santander, Ana Botín
La presidenta del Santander, Ana Botín Santander

DIA se salva del concurso de acreedores. Banco Santander, principal acreedor de la cadena de supermercados, ha aceptado la propuesta de LetterOne, brazo inversor de Mikhail Fridman y dueño del 69,7% de la compañía.

El anuncio lo ha realizado Ana Botín a través de su cuenta oficial de Twitter. "Finalmente el Presidente de Letter One se ha comprometido a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos de DIA, lo que creemos es un tratamiento justo. Santander de manera responsable ha decidido apoyar a DIA y sus empleados", explica la presidenta del banco. 

Antes de este tuit, Ana Botín hablaba de la negociación sobre DIA en una jornada organizada en Madrid por el diario Financial Times. "Hemos intentado llegar a un acuerdo que sea bueno para todos", ha explicado. "Los bonistas extranjeros reciben el 100% y a los bancos españoles se les ofrece algo menos", ha indicado.

Un par de horas después del mensaje en redes de la presidente de Santander, Fridman ha comunicado a la CNMV este acuerdo. "LetterOne ha alcanzado en el día de hoy un acuerdo con todos los acreedores titulares de la deuda bancaria de DIA que establece una vía para la restructuración o refinanciación de la financiación bancaria sindicada de DIA y la consiguiente estabilidad financiera de la sociedad", detalla. 

Acuerdo Santander con DIA

El banco se compromete a este acuerdo de refinanciación a cambio de que LetterOne solucione la discriminación de bonistas y bancos, tal y como expone Botín en su cuenta oficial de Twitter. El Santander era el único de los 17 acreedores que no había firmado aún el acuerdo a pesar de ser el dueño del mayor porcentaje de deuda de DIA, con cerca de 300 millones de euros.

El pacto con todos los acreedores era un requisito indispensable para Fridman para impulsar la ampliación de capital por 500 millones de euros que permitiría recuperar el equilibrio patrimonial de DIA y, por ende, dejar atrás la situación de quiebra técnica.

Hemos intentado llegar a un acuerdo que sea bueno para todos"

Ana Botín

La propuesta que ponía encima de la mesa LetterOne solicitaba aplazar el vencimiento del la deuda sindicada hasta marzo de 2023, que los 500 millones de la ampliación vayan al plan de negocio del grupo y un nuevo crédito adicional de 380 millones.

El principal punto de fricción entre Botín y Fridman ha sido el trato a los bonistas. El banco no aceptaba la negativa del accionista mayoritario de DIA a amortizar deuda bancaria hasta marzo de 2023, mientras ofrecía repagar el bono de 305 millones que vence en julio.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba