Economía

La sanidad privada pierde 100 millones al año por el fraude de los seguros de turistas británicos

Según denuncian desde la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), el fraude de seguros de viaje a los turistas británicos cuesta a la sanidad pública hasta 200 millones al año, mientras que las clínicas privadas tienen que hacer frente a un coste de 100 millones anuales

Un grupo de turistas británicas pasando unas vacaciones en Benidorm
Un grupo de turistas británicas pasando unas vacaciones en Benidorm

El fraude del que son víctimas cientos de turistas británicos al venir a España en relación con los seguros de asistencia en viaje que contratan a través de páginas web en Reino Unido cuesta a las clínicas privadas españolas hasta 100 millones de euros al año, además de congestionar el Sistema Nacional de Salud y añadirle un coste de 200 millones anuales. Así lo ha denunciado este lunes la patronal Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que agrupa a 1.300 entidades y lleva tres años denunciando esta situación. 

Cada año, miles de británicos viajan a nuestro país durante los meses de verano para pasar sus vacaciones. Muchos de ellos suelen contratar un seguro de viaje en el que se les asegura la asistencia sanitaria en clínicas privadas, cosa que no es cierta.

Por lo tanto, muchos de ellos acuden a estas clínicas sin tener la cobertura necesaria y tienen que terminar siendo atentidos en hospitales públicos. El traslado, la gestión y el tratamiento suponen un coste enorme tanto para el SNS como para las clínicas privadas aceptadas. Según ha denunciado la patronal, la situación es tan grave que han llegado incluso a producirse muertes por el retraso en los traslados. 

Por otro lado, desde ASPE aseguran que genera colapso en la Sanidad Pública y pone en peligro la salud de los pacientes afectados, que son atendidos sin problema por el SNS porque siguen formando parte de la Unión Europea y tienen tienen derecho al poseer la Tarjeta Sanitaria Europea.

Según ha explicado la patronal, estas aseguradoras británicas "se lucran por la venta de un servicio que presta la sanidad pública" y cometen irregularidades con el viajero británico que piensa que tiene cubierta la atención sanitaria en cualquier centro sanitario. No obstante, dentro de los requisitos que les piden para poder darles de alta en su póliza está el disponer de la Tarjeta Sanitaria Europea para así ser trasladados al sistema público.

Costes sin asumir 

La patronal ha detectado estas irregularidades en hasta 15 empresas británicas: Travelinsurance4medical.co.uk, Insurefor.com, Ok To Travel, Insure Pink, Staysure, Suretravel Citybond, Covered 2 Go, Good to Go, All Clear Traveler, Alpha Travel, ERV Medi-Care, Leisurecare Multi-traveller X5, World First Traveller y Get going Travel Insurance.

Estas prácticas suponen altos costes para el Sistema Nacional de Salud español (SNS), que debe asumir mayor congestión con pacientes que, en teoría, han pagado por una atención privada, y para el National Health Service británico (NHS) que deberá cubrir los costes del tratamiento en el centro público español. 

El sector de la sanidad privada en España factura más de 36.000 millones al año, alrededor del 3,4% del PIB. Da empleo a 262.000 profesionales y dispone de 443 hospitales, según datos de ASPE, organización que pertenece a la patronal CEOE y que agrupa al 80% del sector.

ASPE ha avanzado un plan de medidas que prevé reclamar medidas cautelares ante las autoridades británicas por el ejercicio ilícito de estas asegurados y exige al Gobierno español que asuma sus competencias y estudiará medidas legales para que la Administración deje de derivar los costes de los traslados y tratamientos médicos a la sanidad privada. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba