Economía

España cierra 2020 con el peor balance de la Unión Europea frente a la covid-19

Ha sido uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus y el que ha sufrido un impacto más severo en el plano económico

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.

No es oro todo lo que reluce, o al menos no todo lo que brilla en el Power Point que el Gobierno ha expuesto para presumir de su gestión un año que la mayoría de españoles está deseando olvidar. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cerrado el año con un discurso de evaluación posterior al último cónclave con sus ministros en el que ha destacado el buen hacer del Ejecutivo y el cumplimiento de sus compromisos, pero ha olvidado en su balance que España ha sido el país que más ha sufrido el impacto de la pandemia tanto en lo sanitario, como en lo económico.

Si comenzamos la disección de lo que ha sido 2020 para España por el ámbito sanitario, tenemos que lamentar el fallecimiento de 50.122 personas a causa del coronavirus. Esta cifra sitúa a España como el tercer país en el que más personas han muerto por la covid-19 de toda la Unión Europea. Solo la superan Italia, con 71.925 fallecidos, y Francia, con 63.109. 

A pesar de esta cifra de muertos, el Ministerio de Sanidad emitía este miércoles una nota donde se felicitaba por haber "cumplido con los compromisos adquiridos". Si observando las cifras totales de fallecimientos por covid-19, España sale mal parada, atendiendo a las muertes por cada 100.000 habitantes sigue sin ofrecer mejor cara. 

En este sentido, en España han muerto 107 personas de cada 100.000 por coronavirus. Esto la sitúa en el quinto lugar, entre los países de la Unión Europea, del ranking de fallecimientos en relación a la población total. Por tanto, queda desechado el argumento de que el mayor número de muertes de españoles se deba a un mayor tamaño de la población. La media europea de muertes covid por 100.000 habitantes es de 70.

Solo superan a España cuatro países: Bélgica, con 167 fallecidos por 100.000 habitantes, Eslovenia, con 124, Italia, con 120 e Irlanda, con 118. A pesar del confinamiento y las múltiples restricciones que ha impuesto el Gobierno central y los gobiernos autonómicos estos meses, el resultado objetivo y cuantificable, que es el de los muertos, es de los peores.

La sanidad se ha llevado el peor golpe de la pandemia, pero la economía no se queda atrás. Los confinamientos y las medidas de distancia social han supuesto un duro impacto en la economía del país. De acuerdo con los datos recopilados por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) sobre las medidas llevadas a cabo por los países de la Unión Europea en esta pandemia, España es uno de los países que más ha confinado a sus ciudadanos de toda la región.

El ECDC ha recogido los días de confinamiento total o parcial de los 27 Estados miembros de la Unión Europea y España es el cuarto país que más días ha confinado a su población. Entre confinamientos totales y parciales, nuestro país acumula 125 días en los que la actividad económica no ha podido funcionar. 

La imposición de medidas tan restrictivas no es, ni mucho menos, la tónica habitual en Europa. Así, solo tres países han pasado más días confinados que España: Francia (139), Rumanía (134) y Bélgica (130). Algunos países no han decretado ni un solo día de confinamiento, como es el caso de Finlandia, Suecia o Países Bajos. Las cifras de fallecimientos en relación a la población de estos Estados son, además, muy inferiores a las de España (9, 80 y 63, respectivamente). 

Debacle económica

Precisamente el confinamiento tan prolongado en España, unido a otros factores como la predominancia de pymes en el tejido productivo, la elevada temporalidad del mercado de trabajo, la dependencia del sector turístico y el escaso margen fiscal de las cuentas públicas, han provocado que España haya sido la economía con la mayor caída del Producto Interior Bruto (PIB) de toda la Unión Europea. 

Según las últimas proyecciones económicas publicadas por la Comisión Europea, no sólo la economía española sufrirá en 2020 el mayor descalabro de las veintisiete potencias que componen la UE, sino que será la que más tardará en salir de la crisis: a cierre de 2022, el PIB seguirá siendo un 3,3% inferior al nivel pre-pandemia, mientras que la mayoría de los países de nuestro entorno ya habrán recuperado lo perdido.

El PIB español caerá un 12,4% este año, prevé Bruselas, liderando las caídas por delante de Italia (-9,9%), Croacia (-9,6%), Francia (-9,4%), Portugal (-9,3%) y Grecia (-9%). De media, la UE caerá un 7,4%, siendo Suecia, Irlanda y Lituania, los países con menos caídas (-3,4%, -2,3% y -2,2%, respectivamente).

Esta contracción económica, más grave que la del resto de países europeos, ha provocado en España una mayor destrucción de empleos, incluso a pesar de que España ha intentado mantener el mercado laboral mediante los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), un paraguas en el que todavía se cobijan 750.000 personas. 

Un millón de empleos perdidos

El parón económico unido a la idiosincrasia del mercado laboral han provocado que en el país hayan dejado de trabajar un millón de personas desde mediados de marzo, entre los 370.000 que han perdido su puesto de trabajo -la mayoría del sector servicios- y los que se encuentran en ERTE cobrando la prestación por desempleo.

"No ha sido una sorpresa que las pérdidas de empleo hayan sido superiores en países como España, donde la proporción de contratos temporales es más alta", admitía Bruselas en su Informe de otoño, en el que proyecta una tasa de paro del 16,7% a cierre de 2020 -sin contar los empleados en ERTE-, que seguirá aumentando en 2021 y 2022. 

Sólo Grecia superará este año a España en tasa de paro, pero en los próximos dos ejercicios será nuestro país el que lidere el desempleo en la Unión.

A diferencia de lo que ocurrió en la crisis de 2008, en la que Grecia ostentó el liderazgo en paro, España será esta ocasión el país con más personas desempleadas, un drama especialmente palpable entre los jóvenes. Según los últimos datos de la OCDE, de cierre de octubre, un 40,5% de la población joven de entre 15 y 24 años está en paro en España, lo que nos convierte en el país con una tasa de paro juvenil más elevada. 

A esta destrucción de empleo hay que añadir que la pandemia ha provocado la desaparición de 85.950 compañías sólo hasta octubre, una cifra que todavía no se puede comparar con el impacto en el tejido productivo de otros países por ausencia de datos.

El mayor agujero presupuestario de la UE

Fruto de la crisis, el Estado ha sufrido este ejercicio la mayor caída de la recaudación tributaria en once años, lo que unido al fuerte aumento del gasto público que ha realizado el Ejecutivo (tanto en gasto sanitario como en medidas de protección de rentas, como los ERTE, el Ingreso Mínimo Vital y otras ayudas) ha engordado la brecha entre los ingresos y los gastos. 

España ya cerró 2019 con un déficit público del 2,5% del PIB, es decir, sin margen fiscal para poder hacer frente a medidas de apoyo o estímulo como las que ha podido desplegar Alemania, que tenía superávit. 

Sin embargo, ese desfase presupuestario se disparará este año hasta el 12,2% del PIB, más de 140.000 millones de euros, el mayor de toda la Unión Europea, seguida de Bélgica, Francia e Italia, que también tendrán desfases por encima del 10%.

Para 2021 y 2022, la Comisión pronostica desfases del 9,6% y 8,6% del PIB, respectivamente, lo que situará a España con el segundo peor país de la UE, por detrás solo de Rumanía.

Este nivel tan abultado de déficit redunda en un incremento de la deuda pública sin precedentes, que se mantendrá dos décadas en niveles del 120% del PIB, y que pondrá en jaque la sostenibilidad a corto plazo de las finanzas públicas. 

La Comisión Europea ha activado temporalmente la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pero cuando se inicie la recuperación económica volverá a desactivarla y entonces España tendrá que tomarse en serio reducir su déficit de nuevo por debajo del 3% -el nivel que separa el procedimiento correctivo del preventivo- y encaminar su deuda hacia el 60% del PIB.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba