Economía

Sabadell ha adquirido quince bancos, pero se resiste a ser comprado

En los últimos 25 años, la entidad que preside Josep Oliu ha integrado en su grupo nueve bancos españoles, cuatro estadounidenses, un británico y se ha instalado en México

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell.
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell. Europa Press.

El hecho de que Banco Sabadell haya decidido romper las negociaciones con BBVA y seguir su camino de forma autónoma puede que para muchos haya sido una sorpresa, pero ese carácter individualista está en el ADN de la entidad que preside Josep Oliu, quien siempre ha presumido del espíritu de independencia de la entidad.

En estas últimas semanas se ha hablado mucho de la aceleración del proceso de concentración del sector bancario español que se ha desatado en el último cuatrimestre del año y que el día 3 dará un paso más con la fusión entre Caixabank y Bankia, si no salta otra sorpresa de última hora. Se ha escrito que Bankia es el fruto de la integración de once antiguas cajas de ahorros de nueve comunidades autónomas diferentes y de que Caixabank ha integrado a otras seis cajas, de cinco regiones diferentes, y tres bancos.

Banco Sabadell es, probablemente, la entidad bancaria española que ha realizado más adquisiciones en los últimos 25 años en el mercado doméstico, además de hacer sus pinitos en el exterior. Hoy, el banco que no ha llegado a entenderse con BBVA es el resultado de la adquisición de nueve entidades nacionales, algunas de ellas filiales de bancos extranjeros establecidos en nuestro país, de cinco marcas en Estados Unidos (hoy vendidas), más TSB (Reino Unido) y de abrir su franquicia en México.

Unas horas después de dar por concluidas las negociaciones para su fusión con BBVA al no alcanzar un acuerdo sobre la ecuación de canje de acciones, la entidad se apresuró a destacar que “desarrollará un plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para aumentar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del grupo”. Estará listo en el primer trimestre de 2021.

Nunca conquistada

Banco Sabadell ha hecho bueno la leyenda que lucen en sus escudos muchas ciudades españoles: ”Asediada, pero nunca conquistada”. Fundada en 1881 por un grupo de empresarios y comerciantes de la localidad barcelonesa para financiar las actividades industriales, llegó a finales del siglo pasado como un banco más del centenar largo que competían en España.

En el año 2000, su balance se podía analizar en euros y pesetas. Manejaba unos activos totales de 18.613 millones de euros, el equivalentes a 3,1 billones de pesetas. Contaba con 706 oficinas y poco más de 6.600 empleados, tal y como se puede encontrar en su memoria anual. Hoy, su tamaño se ha multiplicado casi por trece. El grupo gestiona 236.094 millones de euros, con 2.437 oficinas y cerca de 25.000 empleados.

Con la llegada a la presidencia de Josep Oliu en el año 1999, la entidad inicia su particular 'black friday', que sólo se ha detenido en el año 2015

Pero para llegar a ser el cuarto banco español por volumen de activo (por detrás de Santander, BBVA y Caixabank) y el sexto por capitalización bursátil (1.928 millones de euros a cierre de la sesión del martes), Sabadell ha tenido que dar muchos pequeños pasos desde que en 1996 decidiera adquirir el 80% de Natwest por cerca de 24.000 millones de pesetas (144 millones de euros).

Fue su punta de lanza. Con la llegada a la presidencia de Josep Oliu en el año 1999, la entidad inicia su particular black friday, que sólo se ha detenido en el año 2015. Primero fue Banco Herrero (2001); después, Banco Atlántico (2004) y más adelante, Banco Urquijo (2006).

Un año después, decide mirar hacia el otro lado del mar siguiendo la tendencia de la época y compra entre 2007 y 2011 Transatlantic Bank, BBVA Miami (2007), Mellon United National Bank (2009) y Lydian Private Bank (2011), todos ellos en la capital económica de Florida, Miami. En 2014 sumará una entidad más, JGB Bank, marca de Jaime Gilinsky, inversor colombiano, que fue accionista del Sabadell hasta hace dos años. En marzo de 2017, la entidad dio por finalizada su aventura americana con una plusvalía de 447 millones de euros.

Por el camino no olvida su crecimiento en España y en 2010 lanza una OPA sobre la totalidad de las acciones de Banco Guipuzcoano, en una operación cifrada en el valor de mercado de éste, alrededor de 740 millones de euros. Un año después se adjudica la Caja de Ahorros del Mediterráneo y más adelante, Banco Gallego y el negocio español de Lloyd's, ambos en 2013. En el medio, en 2012, se hace con el negocio de Caixa Penedés, integrada entonces en BMN.

Su última aventura ha sido la adquisición de TSB en 2015 que no ha salido todo lo bien que el banco esperaba. La migración de su plataforma informática a la de la casa matriz le ha costado a Sabadell tantos quebraderos de cabeza como pérdidas millonarias. Mientras mantiene la esperanza de que en 2021 su aportación al grupo sea neutral, hay quien ya le cuelga el cartel de “se vende”, al igual que a su filial mexicana. Puede que sea la interpretación de “priorizar el mercado doméstico”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba