Deporte S.A.

Roures esgrime una caída en la audiencia del fútbol para dejar de pagar en Francia

Mediapro, una de las mayores empresas del negocio audiovisual del deporte rey, ha forzado un proceso de conciliación con la liga francesa dejando de pagar el contrato sobre sus derechos televisivos

Jaume Roures
Jaume Roures Europa Press

Las circunstancias ocasionadas por el coronavirus no habrían contribuido a aumentar la audiencia televisiva del fútbol sino todo lo contrario. Ese es uno de los principales argumentos a los que se acoge Jaume Roures, titular de Mediapro, para haber decidido dejar de pagar por los derechos televisivos de la liga francesa y forzar una renegociación del que es su mayor contrato a nivel internacional por más de 800 millones anuales desde la actual temporada.

La Liga de fútbol francés y la empresa de Roures han iniciado un proceso de conciliación ante el Tribunal de Nanterre tras un impago de 172 millones de euros que ha puesto en jaque a los clubes franceses, dependientes ahora en exclusiva de la televisión. La LFP francesa ha amenazado, por lo pronto, con activar una cláusula para dar el contrato de Mediapro a otro operador. 

Fuentes cercanas a Roures apuntan a que el coronavirus ha modificado la situación del fútbol a nivel mundial y llegan a reconocer una notable caída de la audiencia televisiva - tema hasta ahora tabú en el sector -, si bien no dan cifras y aseguran que se trata de un fenómeno "coyuntural".

Aligerar un contrato hasta 2024

El problema alcanza especialmente a la liga del PSG de Neymar y Mbappé toda vez que arrastra el hecho de que la temporada 2019/2020 no se llegó a terminar de disputar por decisión gubernamental. Canal+, el histórico anterior operador, dejó de pagar 300 millones por esas diez jornadas sin jugar, argumento que ponen de relieve los de Roures.

Desde Mediapro aseguran que su intención es cumplir el contrato, hasta 2024, y que su principal preocupación pasa por renegociar las actuales condiciones de la actual temporada, la primera del paquete. Su proyecto inicial apuntaba a 3,5 millones de suscriptores de Telefoot (la TV de Mediapro en Francia en alianza con TF1) para rentabilizar la inversión y, por lo pronto, han alcanzado 600.000. La prensa francesa y entidades como la agencia de calificación estadounidense Moody's han cuestionado por ello el modelo de la empresa española.

Fuentes del mercado apuntan paralelamente a que la empresa de Roures busca en verdad aligerar la carga de su mayor contrato actual ante los proyectos de cambio en las competiciones del fútbol a nivel europeo que abanderan, por un lado, los clubes (con Florentino Pérez al frente) y, por otro, la propia UEFA precisamente para relanzar el negocio y las audienciasa partir de 2022/2023. Fuentes cercanas a Mediapro niegan que la empresa esté hoy por la labor de una liga europea cerrada (el proyecto de los clubes): consideran que beneficiaría solo a los gigantes y que, además, una de las claves del negocio es la proximidad.

Otros conflictos de Roures

La situación actual de Roures en Francia guarda en cualquier caso ciertas similitudes con lo que sucedió en España en 2006, pocas semanas después de que Mediapro, Audiovisual Sport (Prisa) y TV3 alcanzaran un acuerdo para explotar los derechos del fútbol para las temporadas 2006-2007 y siguientes.

Entonces, Jaume Roures ofreció una rueda de prensa en la que anunció un acuerdo con la inmensa mayoría de los clubes profesionales de fútbol español para explotar sus derechos audiovisuales y pidió a Audiovisual Sport que renegociara el contrato que les unía.

La filial de Prisa inició una batalla judicial que se prolongó hasta 2015 y que obligó a Mediapro a declarar el concurso de acreedores para poder hacer frente a los posibles costes del litigio y a las medidas cautelares derivadas. Las primeras instancias dieron la razón a Prisa, pero el Tribunal Supremo falló en favor de los intereses de Jaume Roures y le evitó pagar a la contraparte los 300 millones de euros de indemnización que le había solicitado.

No es el único conflicto internacional por los derechos del fútbol que ha tenido Roures, pues en 2018 acabó en los tribunales en Italia después de que su competidor, Sky (Rupert Murdoch) recurriera a los tribunales la adjudicación de las imágenes del Calcio hasta 2021 por más de 1.000 millones de euros

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba