Deporte S.A.

Ronaldo apuesta por pisos baratos de alquiler y paquetería en España junto a un 'tiburón' del ladrillo

Domo, la inmobiliaria participada por los futbolistas, centrará sus nuevas inversiones en el 'build to rent' y el sector logístico de la mano de un protagonista de la inversión inmobiliaria en España como Juan Pepa

Ronaldo apuesta por pisos baratos de alquiler y paquetería en España junto a un 'tiburón' del ladrillo
Ronaldo apuesta por pisos baratos de alquiler y paquetería en España junto a un 'tiburón' del ladrillo Europa Press

Domo Activos, la inmobiliaria que tiene como grandes accionistas al exfutbolista y actual presidente del Real Valladolid C.F. Ronaldo Nazario (Río de Janeiro, 1976),y los jugadores Juan Mata (Burgos, 1988) y Fernando Llorente (Pamplona, 1985), centrará sus nuevas inversiones en España en la vivienda nueva para alquiler BTR (build to rent o de formato más asequible que el tradicional para el inquilino) y oportunidades que se esperan en el sector logístico por el auge del comercio electrónico.

La empresa es uno de los vehículos inmobiliarios en los que invierten los tres futbolistas de la mano del exCitigroup, Goldman Sachs, Barclays y fundador del family office Miura José Álvarez García. Desde julio Domo tiene como consejero delegado al inversor argentino y también exCitigroup Juan Pepa, uno de los grandes nombres propios del ladrillo español post-burbuja.

Domo, centrada en viviendas y con más de un centenar de accionistas por debajo del 5% (los futbolistas tienen un 30%), viene de superar números rojos de 600.000 euros en 2019 tras vender en abril un primer gran edificio residencial, en Vallecas (Madrid), por 25,5 millones para su explotación en alquiler. Ha destinado tres millones de los seis millones de euros en beneficios al cabo de los primeros seis meses de 2020 para dividendos a cuenta

Dedicada hasta ahora al negocio de promover y alquilar viviendas de cuatro a seis años para su posterior venta, ha decidido centrar su negocio residencial en la promoción y gestión de proyectos cerrados de vivienda 'asequible' de uso exclusivo en alquiler y explotación por terceros inversores.

La compañía augura "un incremento de la movilidad y precariedad laboral", y una "modificación de las estructuras familiares hacia modelos monoparentales y de personas solas, más inclinadas a la vivienda en alquiler que a la adquisición de vivienda"

"La crisis inmobiliaria que se prevé derivada de la crisis sanitaria originada por la covid-19, tendrá un efecto negativo en el sector a corto y medio plazo. Sin embargo, las previsiones apuntan a una recuperación sostenida a partir del 2021. Mientras tanto se presentarán oportunidades de adquisición de activos con importantes descuentos de precios con alta rentabilidad esperada", señalan desde la inmobiliaria.

Así las cosas, Domo, con un patrimonio neto de 24 millones de euros, volcará nuevas inversiones en proyectos cerrados de BTR para terceros por considerar que el segmento saldrá "reforzado" dentro del inmobiliario pese al impacto de la covid, en línea con los augurios de distintas fuentes del sector.

Entre otros motivos, desde Domo apuntan a un contexto de bajas tasas de interés y mayores impulsos desde las administraciones públicas hacia la vivienda en alquiler. Desde la inmobiliaria entienden además que "aparecerá un segmento de población activa más enfocada al alquiler de vivienda que a la compra", sucedido de "un incremento de la movilidad y precariedad laboral", y una "modificación de las estructuras familiares hacia modelos monoparentales y de personas solas, más inclinadas a la vivienda en alquiler que a la adquisición de vivienda".

Desde la empresa, en suma, también apuestan a "oportunidades en el sector logístico debido al auge del e-commerce derivado de la covid-19". Este periódico ha intentado contactar con la empresa para ahondar en su estrategia pero no ha obtenido respuesta.

La era Pepa

Se trata de la primera gran comunicación a inversores de la compañía tras el ingreso en la sociedad de un 'revolucionario' del sector inmobiliario español como Juan Pepa. El argentino entró a ocupar la vacante de Enrique Guerra, hasta entonces director general de la compañía,que el pasado 7 de julio aludió a "motivos personales" al presentar su dimisión.

Pepa viene de trabajar una década en el fondo estadounidense Lone Star, gestionando inversiones en el sector inmobiliario europeo por importe de 10.000 millones de euros. Así, compró en 2015 la entonces inmobiliaria de Kutxabank, relanzando la promotora Neinor Homes para sacarla a bolsa en 2017, la primera OPV del sector inmobiliario tras el pinchazo de la burbuja.

Pepa abandonó Neinor en 2019 tras la salida de su compañero fundacional, Juan Velayos, y después de que la inmobiliaria comunicara un profit warning. El argentino indicó que necesitaba más tiempo para dedicarse a Stoneshield Capital, la sociedad de inversión que fundó junto al hijo de la presidenta del Banco Santander Felipe Morenés a finales de 2017.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba