Economía

Repsol pierde 487 millones hasta marzo por el desplome del petróleo con el coronavirus

La petrolera registra justifica estos números rojos del primer trimestre por el efecto patrimonial que ha tenido la caída del crudo en la crisis sanitaria del mes de marzo

Antonio Brufau, presidente de Repsol.
Antonio Brufau, presidente de Repsol. Efe.

Repsol pierde 487 millones de euros en el primer trimestre de 2020, frente al beneficio de 608 millones de euros que obtuvo en el mismo período del año anterior. La petrolera explica que estos números rojos se deben al efecto patrimonial que ha tenido el desplome del precio del crudo en el mes de marzo provocado por al crisis sanitaria.  

El agujero en el patrimonio de la empresa se eleva hasta los 790 millones de euros, frente al resultado positivo de tres millones de euros que registró en el primer trimestre de 2019. "La variación se explica por la desplome de los precios del crudo durante el mes de marzo, como consecuencia de la rápida propagación de la covid-19 y su impacto en la demanda, así como por el exceso de oferta de crudo por la ausencia de acuerdos entre los países productores. Este efecto incluye adicionalmente el saneamiento de existencias de los crudos y productos", explica la compañía. 

La cotización media de los crudos Brent, el barril de referencia europeo, y el WTI, el barril de referencia de Estados Unidos, disminuyó un 21% y un 17%, respectivamente, respecto a los primeros tres meses de 2019. Al cierre del trimestre, el Brent cotizaba por debajo de 20 dólares por barril. En el caso del gas, los descensos fueron todavía más bruscos, con caídas que oscilaron entre el 36%, en el caso del Henry Hub, y el 56% en el del Algonquín.

Esta volatilidad y caída de las materias primas internacionales redujo de manera extraordinaria la valoración de los inventarios de Repsol, con un impacto negativo de 790 millones de euros, por lo que los números rojos del primer trimestre de 2020 se elevan hasta los 487 millones de euros. Sin contar este agujero patrimonial, Repsol destaca que su resultado neto 'ajustado' del primer trimestre fue de 447 millones,  un 27,7% que los 618 millones del mismo periodo del ejercicio pasado. 

Aumento de deuda

La deuda neta del Repsola cierre del primer trimestre de 2020 se situó en 4.478 millones de euros, 258 millones más que al cierre 2019. La deuda ha estado impactada principalmente por la adquisición de 17,6 millones de acciones propias durante el trimestre. La liquidez del Grupo a cierre del primer trimestre de 2020 se situó en 8.088 millones de euros (incluyendo las líneas de créditos comprometidas no dispuestas) lo que supone 1,60 veces los vencimientos de deuda bruta en el corto plazo.

"Nos encontramos en un momento marcado por un entorno exigente y frágil, donde los efectos de la covid-19 se ven reflejados significativamente en la demanda de hidrocarburos, dejando al mercado en una situación de exceso de oferta no vista en décadas y que lastra consigo los precios del petróleo", asegura la compañía. 

Repsol ha adoptado un 'Plan de Resiliencia' para afrontar esta situación en 2020 que contempla reducciones añadidas de más de 350 millones de euros en los gastos operativos y de más de 1.000 millones en las inversiones, así como optimizaciones del capital circulante próximas a 800 millones respecto a lo inicialmente presupuestado al inicio del año.

La petrolera defiende que tiene "una holgada liquidez", que ha reforzado en el mes de abril con dos emisiones de bonos, a cinco y diez años, por un total de 1.500 millones de euros. Repsol tranquiliza a sus accionistas en sus resultados asegurando que mantendrá el dividendo durante 2020. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba