Resultados

Repsol se apoya en la subida del petróleo para ganar un 8,1% más en el primer trimestre

El resultado neto ajustado de la petrolera ascendió a 616 millones de euros en los tres primeros meses del año, con unos precios del crudo un 24% por encima de los registrados en el mismo periodo de 2017. 

Sede de Repsol en Madrid
Sede de Repsol en Madrid Efe

El alza de los precios del petróleo ha impactado positivamente en los resultados de Repsol correspondientes al primer trimestre de 2018. El beneficio neto ajustado de la compañía, el que mide la evolución de los negocios, se situó en 616 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,1% en relación con el registrado al cierre de marzo de 2017. El beneficio neto alcanzó los 610 millones, un 11,5% por debajo del dato del año anterior.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) fue de 1.804 millones de euros, un 2,2 % menos, aunque el ajustado fue de 1.816 millones, un 4,9 % más.

El negocio de exploración y producción (upstream) ha impulsado los resultados de Repsol en el primer trimestre del año. Esta línea de negoció cerró el trimestre con un resultado de 320 millones de euros, casi un 43% por encima del comparable con el primer trimestre de 2017. A ello contribuyó la subida superior al 24% que experimentó la cotización del barril de crudo tipo Brent en los mercados de materias primas y también el notable incremento de la producción por parte de Repsol.

Así, la compañía que preside Antonio Brufau incrementó su producción de hidrocarburos en los primeros tres meses del año hasta alcanzar los 727.00 barriles equivalentes de petróleo al día, la mayor producción desde 2012.

Estos impactos positivos se han visto parcialmente disminuidos por la depreciación del dólar y por el hecho de que el mayor resultado operativo ha acarreado igualmente un mayor pago de impuestos. 

Además, la otra gran área del negocio de Repsol, la de refino, petroquímica y marketing (dowstream) tuvo un rendimiento más bajo que el de los tres primeros meses de 2017. Su resultado neto ajustado cayó un 15%, afectado por los menores márgenes en la actividad de refino y también por el tipo de cambio euro/dólar.

Al cierre del primer trimestre, la deuda de Repsol aumentó en 589 millones de euros, hasta 6.836 millones, lo que la petrolera explica por las operaciones realizadas con acciones propias con motivo de la reducción de capital que se llevará a cabo para evitar el efecto dilución para los accionistas como consecuencia del dividendo flexible.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba