Economía

Una residencia de Madrid registra cinco muertes días después de ser desinfectada

La residencia de mayores Virgen del Pilar, situada en Boadilla del Monte (Madrid) ha registrado en el último fin de semana cinco fallecimientos "con sintomatología respiratoria". La empresa admite que está teniendo muchas dificultades para cubrir las bajas de sus trabajadores

Sanitarios desinfectando una residencia.
Sanitarios desinfectando una residencia. Efe

La residencia de mayores Virgen del Pilar, situada en Boadilla del Monte (Madrid), ha registrado este pasado fin de semana cinco fallecimientos "con sintomatología respiratoria", dos de ellos en el hospital y otros tres en la misma residencia. Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectaron las instalaciones hace unos diez días.

La residencia se ha puesto en contacto con familiares de los residentes para informarles que desde el 15 de marzo han sufrido 11 fallecimientos, cinco en hospital y seis en residencia. También les ha comunicado recientemente que el número de trabajadores de baja y en cuarentena ha ido aumentando hasta alcanzar los 29, y que están teniendo "muchas dificultades" para cubrirlas. Además ha informado que a partir de ahora el servicio médico sólo se podrá prestar por las tardes.

La situación está generando gran inquietud entre los familiares de los residentes, a los que no pueden visitar, y difícilmente llegan a entender que se hayan producido contagios y fallecimientos después de que la UME desinfectara las instalaciones. Tampoco asimilan el hecho de que ancianos residentes sin síntomas estén aislados en sus habitaciones sin poder salir, lo que, apuntan, podría derivar en otras dolencias o depresiones.

La residencia ha aislado en sus habitaciones a todos los mayores, presenten o no síntomas

Desde la residencia se ha indicado a este diario que los posibles contagios "vienen de personas asintomáticas que pueden transmitir esta enfermedad, tanto residentes como trabajadores del centro". La UME "desinfecta espacios físicos, pero no personas, que son las que transmiten el virus", señala.

La residencia asegura que cuenta con material suficiente para proteger al personal de atención directa, y que la Comunidad de Madrid le ha hecho llegar material a través del Hospital Puerta de Hierro, el Centro de Salud Condes de Barcelona de Boadilla, y la propia Consejería de Servicios Sociales; también han recibido "alguna donación", pero advierten que necesitarían test de detección del coronavirus.

Las fuentes de la residencia consultadas explican que los mayores tienen que permanecer en las habitaciones por indicación de las autoridades y recomendación de la propia UME. "Los riesgos de permanecer en las habitaciones son los mismos que para el resto de españoles que tenemos que permanecer en nuestros domicilios durante el estado de alarma", apuntan, y afirman que la medida "permitirá reducir los contactos sociales y por tanto las posibilidades de contagio".

La decisión de aislar a todos los residentes en sus habitaciones, explica la residencia, forma parte del protocolo aprobado por la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, el pasado 20 de marzo.

El centro de Boadilla del Monte requiere cubrir urgentemente puestos de auxiliares de clínica

Dicho protocolo señala en el punto 10.d que el aislamiento óptimo "se realizará en una habitación individual con baño propio, siempre que sea posible, y bien ventilada". En su defecto, el aislamiento "podrá efectuarse en habitación doble compartida (por cohortes), que estén bien ventiladas y preferentemente con baño propio o si no es posible, que se asignen baños diferenciados para la población asintomática y la afectada o en investigación".

Sobre las bajas de empleados, la residencia informa que requiere cubrir "urgentemente puestos de auxiliares de clínica", y añade que la Consejería de Sanidad y de Servicios Sociales tiene información diaria de la situación en el centro; así como los familiares, que reciben comunicados frecuentes acerca de la evolución de la situación.

La residencia Virgen del Pilar, privada, pertenece a un grupo familiar, con intereses también en el sector inmobiliario, y que hasta hace tres años administraba otro centro situado en Molina de Aragón (Guadalajara).

La falta de kits de diagnóstico hace imposible saber ahora cuántos de los 3.000 fallecidos en residencias en Madrid en marzo fueron por el virus

En 2018, últimas cuentas que este diario ha podido consultar de la empresa, ingresó cuatro millones de euros, un 2% menos que un año antes, y registró un beneficio de explotación de 0,55 millones.

Ese año, explica la empresa en sus cuentas, una sociedad vinculada devolvió a la residencia 3,7 millones en concepto de amortización del saldo de línea de crédito. Con esa liquidez, la residencia procedió al reparto de dividendos con cargo a reservas de libre disposición por importe de 4,3 millones, cantidad que responde "a los recursos generados en sus 25 años de actividad".

3.000 muertes en residencias en un mes

La Comunidad de Madrid ha registrado el fallecimiento de 1.200 ancianos solo entre el 26 y el 30 de marzo, según ha publicado el diario El Mundo, que asegura haber accedido en exclusiva a los datos.

La cifra de fallecimientos publicada se refiere a 294 residencias de la Comunidad de Madrid, públicas y privadas. El diario estima que la mayor parte de los muertos han fallecido en las propias residencias, con porcentajes q

La falta de kits de diagnóstico hace imposible conocer la cifra exacta de fallecidos por el virus. La pasada semana la Comunidad de Madrid decidió intervenir ocho geriátricos privados en situación crítica.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba