Economía

'Vía libre' al rescate de aerolíneas: Bruselas ya ha autorizado al menos una decena

La Comisión Europea está aprobando la mayoría de las ayudas que los Estados conceden a las aerolíneas

Ursula von der Leyen.
Ursula von der Leyen. Europa Press

Los Estados europeos han salido en masa al rescate de las aerolíneas, uno de los negocios más afectados por la covid-19. Las empresas redujeron sus costes nada más comenzar la crisis sanitaria para preservar la liquidez, pero la lenta recuperación de la demanda y la rápida quema de efectivo ha llevado a los Gobiernos a aportar un apoyo financiero 'extra'. Y Bruselas está dando 'luz verde' a la mayoría de estas ayudas.

La Comisión Europea ha aprobado ya al menos una decena de rescates en el sector aéreo en los cinco primeros meses de pandemia. La mayoría se han materializado en forma de garantías y préstamos que las compañías deberán devolver más adelante, con algunas excepciones como Lufthansa o Alitalia, en las que Alemania e Italia, respectivamente, han inyectado capital a cambio de acciones

La ayuda del Gobierno de Ángela Merkel al grupo de aerolíneas Lufthansa es una de los más cuantiosas: 9.000 millones de euros en forma de medidas de estabilización y créditos, dando a cambio una participación en la compañía del 20% al Ejecutivo alemán mediante la suscripción de acciones en una ampliación de capital.

"Esta ayuda llega con condiciones, incluido asegurar que el Estado será remunerado, y otras medidas para limitar las distorsiones en el mercado", aseguró la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Competencia, Margrethe Vestager, tras defender en un comunicado que este apoyo permitirá a la compañía superar las dificultades durante la crisis del coronavirus.

La Comisión Europea también ha dado su bendición al rescate de Condor, filial del grupo turístico británico Thomas Cook, por parte de Alemania a través de un préstamo temporal que asciende a 550 millones de euros. Bruselas entiende que la medida "está en línea con las normas de ayuda estatal de la UE". 

Luz verde a los Gobiernos 'vecinos'

En cantidad, el conglomerado Air France-KLM es el rey. El grupo ya cuenta con el respaldo de Bruselas para recibir un préstamo del Gobierno galo, dueño del 14% de la aerolínea, por 7.000 millones de euros, de los que 4.000 serán préstamos garantizados por el Estado pero aportados por un consorcio de bancos franceses e internacionales, y los otros 3.000 un préstamo estatal directo.

Esta ayuda se ha visto reforzada con un paquete de 3.400 millones de euros adicionales proveniente del Ejecutivo holandés, dueño de otro 14% del capital. De la misma forma, 2.400 millones corresponden a un esquema de avales públicos para préstamos concedidos por los bancos y el resto es un préstamo subordinado que recibirá directamente del Estado. 

La Comisión Europea justifica estas ayudas en que "KLM juega un papel clave en la economía holandesa en términos de empleo y conectividad aérea", y Air France "exploró y agotó" todas las posibilidades de obtener liquidez en los mercados antes de lanzar este plan de ayuda pública.

Bruselas también ha dado el visto bueno a un préstamo de rescate de 1.200 millones de euros a favor de Transportes Aéreos Portugueses (TAP) y una inyección de 133 millones para la aerolínea lusa SATA. Una vez más, la CE consideró que estas ayudas reducirán la distorsión de la competencia, por lo que concluyó que son compatibles con las normas comunitarias.

La factura: más de 26.000 millones

A su vez, el Ejecutivo comunitario ha aprobado las ayudas financieras de Dinamarca y Suecia a Scandinavian Airlines Services (SAS) por aproximadamente 1.000 millones de euros; de Bruselas a Brussels Airlines por 290 millones de euros; de Austria a Austrian Airlines por 150 millones; y de Finlandia a Finnair, de su propiedad en un 55,8%, por 286 millones. 

La factura del 'rescate' a las aerolíneas en Europa alcanza ya los 26.500 millones de euros. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) advertía hace semanas que si bien estas ayudas están permitiendo mantener la industria a flote, el próximo desafío será evitar que las aerolíneas se hundan bajo la carga de la deuda que las ayudas están creando.

El futuro no se presenta alentador. La patronal no espera que se recuperen los niveles de tráfico aéreo previos a la covid-19 hasta al menos 2024 y estima que la deuda global de la industria aérea podría aumentar un 28%, hasta los 499.600 millones de euros, a finales de año. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba