Motor

¿Captur o 2008? Probamos los nuevos SUV que ya se fabrican en España

Renault y Peugeot ya producen en sus plantas españolas las nuevas generaciones de Captur y 2008, dos modelos que probamos en sus versiones de gasolina y eléctrica.

¿Captur o 2008? Probamos los nuevos SUV que ya se fabrican en España
¿Captur o 2008? Probamos los nuevos SUV que ya se fabrican en España

Son dos de los modelos más de moda, recién llegados al mercado directamente de las fábricas españolas en donde se producen, Vigo en el caso del 2008 y Valladolid en el caso del Captur. Y es que tanto Peugeot como Renault, marcas ambas francesas, han depositado toda su confianza en las plantas españolas, con especial relevancia en el caso de la primera que fabrica también la variante eléctrica que aquí probamos.

Del Captur, aunque acaba de comenzar a producir en Valladolid también la variante híbrida enchufable con un motor eléctrico que le permite casi 60 kilómetros de autonomía, probamos su versión más dinámica, un novedoso motor de gasolina de apenas 1,3 litros que llega hasta los 155 CV de potencia y asoaciado además a la última evolución de su caja de cambios automática EDC.

Peugeot e-2008

Peugeot e-2008
Peugeot e-2008

La versión eléctrica del 2008 llega directamente de la fábrica de PSA en Vigo, un SUV de compactas dimensiones con un motor de 136 CV de potencia y una batería de 50 kWh de capacidad que ofrece una autonomía homologada de 310 kilómetros. Como todos los eléctricos no es barato, está disponible desde 32.550 euros aunque con las ayudas del plan Moves se queda por debajo de los 30.000 euros. Frente a un 2008 con motor de gasolina cuesta unos 10.000 euros más, pesa unos 350 kilos más pero mejora la capacidad de aceleración. 

La respuesta al acelerador es inmediata y varía según el modo de conducción elegido, deportivo, normal o eco. En este último la potencia máxima está limitada para garantizar mayor autonomía y para recuperar la carga de la batería se puede elegir dos ajustes para la retención del motor, uno estándar y otro denominado Brake. Con el primero, casi no se siente la frenada al levantar el pie del acelerador; con el segundo, el frenado es más intenso y regenera más la batería.

Los tiempos de recarga son muy variados, de 30 minutos a 100 kW, 1 hora a 50 kW y 2 horas a 22 kW, en los tres casos, del 0 al 80 % de su capacidad. En un enchufe doméstico de 3,7 kW, que suele ser lo más habitual, el tiempo es 16 horas, aunque con un wallbox de 7,4 kW se reduce a 8 horas. 

En ciudad es donde mejor rendimiento ofrece, con una gran suavidad de conducción y mucha agilidad para salir de los semáforos y moverse entre el tráfico. Conduciendo con cierta suavidad, puedes llegar a alcanzar los 300 kilómetros de autonomía, cifra que baja de manera considerable en carretera.

En ella, la conducción es muy agradable, con una suspensión firme, una dirección quizás demasiado asistida y se echa por ello en falta mayor información en conducción rápida. Se puede disfrutar a buen ritmo entre curvas, pues el empuje del motor es muy directo y sus 136 CV dan mucho de sí. Pero la autonomía en este tipo de conducción difícilmente alcanza los 200 kilómetros y, para superarlos en carretera, hay que conducir con suavidad y no sobrepasar a menudo los 120 km/h. 

Las dimensiones interiores no varían respecto a cualquier otro 2008, con buen espacio para cuatro adultos y algo justo para un tercer ocupante detrás. El maletero tiene 405 litros de capacidad, un valor intermedio entre los eléctricos de su segmento y que supone apenas 30 litros menos que un 2008 de combustión.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN e-2008 GT Line; MOTOR eléctrico; BATERÍA 50 kWh; POTENCIA MÁXIMA 136 CV; PAR MÁXIMO 260 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 150 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 8,1 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 17,7 KwH/100 km; AUTONOMÍA 230 km; DIMENSIONES 4.300 / 1.770 / 1.530 mm; NEUMÁTICOS 215/55 R 18; PESO EN VACÍO 1.623 kg; MALETERO 405l; PRECIO 36.300 €

VALORACIÓN: 7.2/10

PRESTACIONES 7/10  *  COMPORTAMIENTO 8/10  *  CONSUMO URBANO 8/10  *  CONSUMO CARRETERA 6/10  *  ESPACIO INTERIOR 7/10 

Renault Captur TCe 155 EDC

Captur TCe
Captur TCe

El nuevo Captur, que se fabrica en Valladolid, es ahora algo más grande que el anterior y mide 4,23 metros de longitud, casi 11 centímetros más, suficientes para mejorar la habitabilidad, un tanto justa en el modelo anterior. Su conducción resulta también más gratificante gracias a una suspensión confortable, un mejor aislamiento acústico del habitáculo y a un nuevo motor de gasolina de 1,3 litros de suave y silenciosa respuesta, con muy buenas prestaciones en el caso de este tope de gama de 155 CV.

Al ponernos a sus mandos, el salpicadero se ve completamente distinto al del Captur de primera generación y similar al del nuevo Clio, mucho más vistoso que antes y con sensación de mayor calidad, tanto por materiales como por ajustes. La instrumentación es diferente según el nivel de equipamiento, aunque en este acabado alto de gama tiene una pantalla de 10 pulgadas que puede mostrar los mapas del sistema de navegación y con mayor capacidad de personalización.

Monta una nueva generación de sistema multimedia llamada EASY LINK, con pantalla de 9,3 pulgadas situada en posición vertical e incluye, entre otras cosas, una conexión a internet para realizar búsquedas mediante Google Search y para que el navegador haga el cálculo de rutas según el estado del tráfico. La habitabilidad está mejorada y, como en el modelo anterior, la banqueta trasera se puede desplazar longitudinalmente en 16 centímetros, cuatro más que antes. El volumen del maletero es 422 litros con la banqueta en la posición más retrasada, pero puede llegar hasta los casi 540 litros en la más adelantada. En la fila posterior dos adultos de estatura elevada viajan con mucho confort, aunque no tres porque la anchura es algo justa.

Donde más se siente la mejoría del nuevo Captur es en carretera, con una suspensión con un grado de firmeza adecuado para unos movimientos de carrocería contenidos y un confort de marcha elevado. En ciudad también resulta muy agradable de llevar, con una dirección suave que facilita mucho la conducción entre el trafico urbano, en la que el motor de gasolina de 1,3 litros también suma con una respuesta progresiva desde bajo régimen.

Un motor de gasolina que en esta variante tope de gama llega a los 155 CV, un cuatro cilindros muy eficiente y, aunque su funcionamiento no es el mejor por refinamiento, es claramente más suave que motores similares de rivales de tres cilindros. Es una de las opciones más recomendables dentro de la gama si buscas altas prestaciones, manteniendo un consumo moderado en conducción tranquila.

En el recorrido de pruebas a ritmo sostenido de 120-130 km/h el consumo ha sido de 7,1 l/100 km, una cifra buena para el elevado dinamismo que ofrece. El cambio automático EDC funciona bien en términos generales y cambia de una marcha a otra con suavidad y rapidez. Eso sí, al cambiar entre la posición de marcha (D) y la de retroceso (R) en maniobras de aparcamiento, el mando electrónico «e-shifter» no responde siempre con precisión y una vez engranada la marcha y pisar el acelerador, inicia el movimiento con cierta brusquedad. 

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN Captur TCe 155 EDC Zen+; MOTOR Gasolina, 4 cilindros, turbo; CILINDRADA 1.333 cm3; POTENCIA MÁXIMA 155 CV a 5.500 rpm; PAR MÁXIMO 270 Nm a 1.800 rpm; VELOCIDAD MÁXIMA 202 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 8,6 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 7,1 l/100 km; AUTONOMÍA 670 km; DIMENSIONES 4.227 / 1.797 / 1.576 mm; NEUMÁTICOS 215/60 R 17; PESO EN VACÍO 1.341 kg; MALETERO 422-536 l; PRECIO 26.040 €

VALORACIÓN: 7.4/10

PRESTACIONES 8/10  *  COMPORTAMIENTO 8/10  *  CONSUMO URBANO 7/10  *  CONSUMO CARRETERA 7/10  *  ESPACIO INTERIOR 7/10 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba