Economía

Johnson salva al vino español de los aranceles que impondrá en caso de que haya un Brexit duro

Las empresas españolas que se verán más afectadas en caso de divorcio sin acuerdo entre Londres y Bruselas serán, entre otras, Seat, Inditex y Porcelanosa

Boris Johnson
Boris Johnson

Los nuevos aranceles que impondrá el Gobierno británico a las importaciones en caso de que se produzca un Brexit duro el próximo 31 de octubre no afectarán al vino, pero sí a sectores como el textil y el automovilístico. Esto tendrá un impacto en importantes empresas españolas como Inditex y Seat.

Johnson ha modificado este martes el régimen temporal de aranceles que se aplicaría en el país en el caso de una salida sin acuerdo de la Unión Europea, y que supondría que el 88% de las importaciones británicas estaría libre del pago de tarifas de entrada.

De entrar en vigor el nuevo plan de aranceles, las empresas españolas que más afectadas se verían serían Inditex, Mango, Seat, Osborne y Porcelanosa, por los impuestos al textil, los coches, jamones y la cerámica, respectivamente.

Entre los productos comestibles, sin embargo, no se encuentra el jamón, del que España es un gran exportador. Sí están en la lista los plátanos, la carne bovina, la mantequilla, el queso, el cacao, el pescado, el arroz y el azúcar, entre otros.

Camines, bioetanol y textil

Las principales diferencias respecto a los planes de la ya ex primera ministra Theresa May publicados en marzo son las tasas previstas para las compras de camiones y bioetanol, así como un ajuste en las aplicadas a las importaciones textiles.

De este modo, el nuevo régimen temporal que se aplicaría en caso de un Brexit sin acuerdo contempla un gravamen del 10% a las importaciones de camiones de gran tonelaje, frente al 22% anterior, así como un ajuste de los aranceles sobre las importaciones de bioetanol para mantener el apoyo de los productores británicos y la aplicación de aranceles a más productos textiles.

Hasta 12 meses

"Reino Unido es una nación de libre mercado y el comercio británico está en una posición fuerte para competir en un contexto abierto y de intercambios libres", ha afirmado el secretario de Estado de Política Comercial, Conor Burns.

El Departamento de Comercio Internacional del Reino Unido ha asegurado que el nuevo régimen arancelario temporal proporciona un enfoque equilibrado sobre los aranceles tanto para los consumidores como para los productores, subrayando que, en el caso de una retirada sin acuerdo de la UE, las empresas británicas no deberán asumir el impacto derivado del coste de aranceles sobre las importaciones para la mayoría de los bienes.

Este régimen se aplicaría durante un periodo de hasta 12 meses, mientras que se prevé realizar a partir del próximo mes de enero una consulta con empresas y consumidores sobre el enfoque permanente de los aranceles del Reino Unido en el marco del desarrollo de una política comercial independiente.

Los agricultores británicos, "traicionados"

Los agricultores y ganaderos del Reino Unido dicen sentirse "traicionados" por este plan arancelario. El sindicato de agricultores británicos NFU ha criticado que no exista protección arancelaria para productos como los cereales, los huevos y la mayoría de frutas y verduras, mientras que los productores británicos sí se enfrentarán a barreras arancelarias en sus exportaciones.

"Sin el mantenimiento de la protección arancelaria, estamos en peligro de abrir el Reino Unido a la importación de alimentos cuya producción aquí sería ilegal o producidos a menor coste porque pueden no cumplir los estándares medioambientales y de bienestar animal exigidos a nuestros granjeros", ha declarado Minette Batters, presidenta de NFU.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba