Economía

Aluvión de reclamaciones por las 'revolving': se triplican en 2019 y se dispararán en 2020

El Banco de España realizó 24 actuaciones supervisoras y dos inspecciones 'in situ'. También analizó 330 tipos de tarjetas de 26 entidades, por un valor de 7.900 millones de euros

Tarjeta de crédito.
Tarjeta de crédito. Europa Press

Las reclamaciones por las tarjetas revolving ascendieron hasta las 599 en 2019, lo que supone triplicar la cifra que se alcanzó en 2018, según expone el Banco de España en su Memoria Anual de Reclamaciones. Cabe destacar que este incremento se produjo incluso antes de que el Tribunal Supremo declarara la nulidad por usura de un contrato de Wizink de una tarjeta revolving que imponía un 27% de interés al cliente.

Este matiz es importante pues dicha sentencia, que se conoció en marzo de este mismo año, supondrá un fuerte repunte en las reclamaciones que llegan al supervisor nacional, tal y como reconocen fuentes del propio Banco de España.

El organismo que preside Pablo Hernández de Cos, consciente de la fuerte litigiosidad que existe con las revolving, realizó el pasado año una mayor supervisión. En concreto, el Banco de España realizó 24 actuaciones supervisoras y dos inspecciones 'in situ'. Además, analizó 330 tipos de tarjetas de 26 entidades y un total de 12 millones de tarjetas, con 7.900 millones de euros en importe. 

El Banco de España ha tenido en cuenta para este análisis las características de las tarjetas, la información publicitaria, la asistencia e información previa al contrato y los procedimientos del préstamo. Así, el supervisor señala problemas como cuotas mínimas que no amortizan parte del capital dispuesto, la omisión de información relevante o los procedimientos para evaluar la capacidad de solvencia del cliente.

¿Qué es una tarjeta 'revolving'?

La tarjeta revolving es una línea de crédito que comercializan las entidades en solitario o mediante acuerdos con marcas comerciales de confianza como cadenas de supermercados, aerolíneas o compañías telefónicas. El riesgo de este tipo de préstamo está en el alto interés que se paga cuando se utiliza en la modalidad de crédito, que en ocasiones es cercano al 30% y que ahora un juzgado ha declarado usurero.

Además, el propio cliente en muchas ocasiones no sabe lo que está contratando y mucho menos el tiempo que le costará amortizar dicho préstamo. Son precisamente estos dos puntos por los que los afectados podrían reclamar.

Aumento de las consultas

El Banco de España recibió un 1,5% más de consultas en 2019, pasando de 30.013 en 2018 a 30.462 en 2019. Si bien el volumen mensual de consultas ha sido similar en ambos ejercicios, la diferencia más significativa entre ambos se encuentra en el número de consultas escritas recibidas: han pasado de 1.672 en 2018 a 3.719 en este año, lo que supone un aumento del 122,4%. 

En relación con las consultas escritas, los usuarios suelen utilizar esta vía cuando pretenden tener constancia escrita de la respuesta emitida por el departamento. En todos los meses de 2019 -excepto en agosto, septiembre y octubre-, el volumen de consultas escritas ha superado en más del doble al de 2018.

En términos absolutos, en 2019 se han recibido 2.047 consultas escritas más que en 2018. Gran parte de este incremento se debe a que en 2019 se han recibido 2.069 consultas más por vía telemática, que han pasado de 1.510 en 2018 a 3.579 en 2019 -un incremento del 137%-. El motivo es que durante el ejercicio las visitas al Portal del Cliente Bancario han aumentado un 81%.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba