Presupuestos Generales

Las rentas más bajas tendrán que esperar a 2019 para notar toda la rebaja de IRPF

Aunque el umbral de tributación se elevará de 12.000 a 14.000 euros, las empresas dejarán de aplicar retenciones a partir de julio y siempre que se aprueben los Presupuestos. Eso sí, en la declaración de la Renta de 2018, que se presentará en 2019, los contribuyentes podrán recuperar lo pagado en el primer semestre

Montoro junto con Alberto Nadal (d.), su secretario de Estado de Presupuestos, y José Enrique Fernández Moya, su s.e. de Hacienda
Montoro junto con Alberto Nadal (d.), su secretario de Estado de Presupuestos, y José Enrique Fernández Moya, su s.e. de Hacienda EFE

La rebaja de IRPF que el Gobierno anunció hace una semana a bombo y platillo tiene truco. Solo se aplicará desde la entrada en vigor de los Presupuestos de 2018, así que en ningún caso entrará en vigor hasta el mes de junio. Así lo ha confirmado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa para presentar las cuentas en el Congreso.

Y es que una de las medidas principales del impuesto es la subida del mínimo exento de 12.000 euros a 14.000 euros. Eso significa que las personas que cobran hasta 14.000 euros dejarán de pagar IRPF si se aprueban definitivamente las cuentas. Las empresas que les tienen en nómina, dejarán de practicar esta retención.

¿Y qué pasa con lo que han ido pagando mes a mes desde enero? Podrán recuperarlo si hacen la declaración de la renta del año 2018, que no se presentará hasta 2019. Aunque muchos pueden no darse cuenta porque la declaración no es obligatoria para las rentas inferiores a los 22.000 euros. 

El coste de la medida se repartirá entre 2018 y 2019, lo que ayudará a cumplir las exigencias de Bruselas

Y gracias a esto el coste de la rebaja se limitará considerablemente en 2018, lo que ayudará a contener el déficit y hace más creíbles las previsiones de ingresos. En total, Hacienda ha cifrado en 2.000 millones la rebaja del IRPF. Pero teniendo en cuenta el matiz de que solo operará en el segundo semestre, la pérdida de recursos será solo de 700 millones.

El Gobierno se ha comprometido a reducir el déficit del 3,07% del año 2017 al 2,2%, lo que exige un ajuste de unos 10.000 millones. Sin embargo, el equipo de Montoro sostiene que la mejora de la recaudación impulsada por la recuperación de la economía será suficiente para cuadrar las cuentas.

De hecho, el Presupuesto se ha hecho pensando que los ingresos tributarios crecerán un 6% este año. Y el IRPF, precisamente, será la figura que más aumente. Recaudará 82.056 millones, un 6,5% más que en 2017. Algunos organismos han expresado ya sus dudas sobre la posibilidad de que el impuesto llegue a estas cifras.

Dudas sobre la recaudación del IRPF

Y es que las cuentas incluyen otras medidas que afectan al tributo. Los contribuyentes que cobran hasta 18.000 euros podrán reducir su base imponible de forma progresiva con un incremento de la reducción de rendimientos del trabajo. Según Hacienda, esta medida beneficiará a 3,5 millones de contribuyentes, que se ahorrarán 440 euros de media. 

Además, se crea un nuevo cheque guardería de 1.000 euros al año para madres trabajadoras con hijos de entre 0 y 3 años en escuelas infantiles o guarderías, una ayuda de 1.200 euros al año para contribuyentes con un cónyuge con discapacidad a cargo y más ayudas para familias numerosas.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba