IMPUESTOS

Tres razones por las que los impuestos nuevos ingresarán menos de lo esperado

El Ejecutivo prevé recaudar 1.200 millones con la ‘tasa Google’ y 850 millones con la ‘tasa Tobin’

Recurso de monedas
Recurso de monedas EFE

Además de llevar a cabo reformas en impuestos tradicionales como el IRPF o el Impuesto de Sociedades, el Gobierno ha propuesto en sus Presupuestos Generales del Estado la creación de dos nuevas figuras tributarias: la llamada ‘tasa Google’ para gravar a las compañías tecnológicas y la conocida como ‘tasa Tobin’ sobre las transacciones financieras. Con ambos tributos el Ejecutivo estima que recaudará más de 2.000 millones de euros al año.

Si logra aplicar estos tributos, el Gobierno de Pedro Sánchez sería pionero en Europa en la implantación de un impuesto sobre servicios digitales, que gravaría con un 3% a los servicios de publicidad en línea, intermediación online y transmisión de datos; mientras que en el caso de la ‘tasa Tobin’ seguirá la estela de otros países europeos en los que ya funciona, como Francia o Italia, y aplicará un 0,2% a cualquier operación de compraventa de acciones españolas cotizadas con más de 1.000 millones de capitalización bursátil.

Aunque el Gobierno se muestra muy optimista con las cifras de recaudación, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AiREF) es uno de los organismos que ya ha advertido de que los ingresos no cumplirán, idea a la que se suman también partidos políticos como Ciudadanos. Las razones se pueden dividir en tres:

1. Sólo hay que mirar a Europa

Una de las fórmulas para esclarecer si en España se cumplirán los pronósticos es mirarse en el espejo europeo, que arroja una imagen un tanto complicada para las cuentas de Sánchez.

En el caso de la ‘tasa Tobin’ sería válida la comparación con nuestro país vecino, Francia. Allí, este tributo se aplica con un tipo impositivo superior (0,3% frente al 0,2% español) y recae sobre un total de 144 empresas, mientras que en nuestro país solo 64 compañías cumplen el requisito de tener más de 1.000 millones de euros de capitalización bursátil.

Si se tienen en cuenta estas diferencias, y que la economía francesa es superior a la española, parece difícil de digerir que si en Francia en 2017 se recaudaron con esta tasa 1.451 millones de euros, según cálculos de la AiREF, en España esta cifra ascienda a los 850 millones, de hecho esta asociación apunta al montante de 420 millones, una cantidad en la que coincide con los cálculos de Luis Garicano, responsable de Economía y Empleo de Cs.

Ver si las estimaciones de la ‘tasa Google’ son más realistas utilizando este criterio es más complejo, dado que este impuesto no está en vigor en ningún país europeo, sin embargo se puede por un lado entender que si la Comisión Europea esperaba ingresar un total de 4.800 millones con este tributo en la Eurozona, si España representa el 7,5% de la zona euro, su recaudación es difícil que suponga un cuarto del ingreso total.

Imagen de archivo de Google.
Imagen de archivo de Google. Gtres

Además, esta semana el Reino Unido ha propuesto la creación de su propio impuesto a los servicios digitales, que entrará en vigor en 2020 y gravará con un 2% (un punto menos que en España) las actividades de firmas con ingresos superiores a los 500 millones de libras, con el que espera recaudar 400 millones de libras (450 millones de euros), una cifra muy inferior a los 1.200 millones de euros que anticipa el Ejecutivo.

“El impuesto español no incorpora las plataformas digitales que ofrecen contenido no gratuito (cloud computing)”, señala además la AiREF, frente al europeo que sí las grava, y agrega que “hay dudas sobre el efecto del cambio en el umbral de capitalización de 5 a 3 millones”.

2. Un punto de partida inverosímil

Para calcular la base sobre la que se aplicarán estos impuestos, el Ejecutivo ha partido de la premisa de que la economía española se comportará en 2019 igual que en 2018, desoyendo así las advertencias de los expertos de que se aproxima una desaceleración económica. En el caso de la ‘tasa Google’ el Ejecutivo parte de la idea de que las compañías tecnológicas mantendrán sus niveles de actividad y facturación el próximo año –aun a pesar del gravamen-.

En el caso de la ‘tasa Tobin’ el Gobierno da por hecho que se mantendrá el nivel de operaciones de compraventa de acciones españolas, un volumen que podría reducirse considerablemente precisamente a causa de este impuesto. La directora general de la patronal de instituciones de inversión colectiva (Inverco), Elisa Ricón, ya alertaba la pasada semana a Vozpópuli de que “el efecto que tanto preocupa es que el dinero se vaya a otros mercados”.

Si España aplica este impuesto de forma unilateral, las acciones de gran capitalización de mercados bursátiles europeos tendrán una ventaja competitiva frente a las españolas, lo que podría llevar a los inversores a decantarse por ellas y reducir sus operaciones en la bolsa española.

3. El tiempo juega en contra

Al tratarse de dos impuestos de nueva creación el proceso exige que se aprueben sendos proyectos de ley, que deberán contar con el apoyo parlamentario necesario, un trámite que incluso aunque se iniciara ahora llevaría más de dos meses, con lo que no es posible que entren en vigor el 1 de enero. Dado que estas tasas no tienen efecto retroactivo, la recaudación estimada por el Gobierno (correspondiente a todo el año) no se alcanzará.

Carmen López, experta de Analistas Financieros Internacionales (AFI), alertaba sobre estas dos tasas. “Ponemos el acento en que la creación de nuevas figuras impositivas si no se aprueban los Presupuestos Generales del Estado de 2019 va a ser muy complicado que salgan adelante. Tu puedes tocar impuestos si son modificaciones sobre impuestos ya creados, pero para crear uno nuevo ex profeso hay que crearlos por ley y va a ser difícil”, aventuraba.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba