Presupuestos

Así quedan los Presupuestos que elaboró Rajoy y ejecutará Sánchez

Son las primeras cuentas que hace un Gobierno y hereda otro. Además, son los Presupuestos más expansivos de los últimos diez años, con fuertes subidas de pensiones y mejoras importantes de salarios para los empleados públicos. Eso sí, ponen en riesgo una vez más los objetivos de déficit y aplazan los inevitables ajustes a 2019

La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero en el Pleno del Senado
La ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero en el Pleno del Senado Agencia EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podrá empezar a ejecutar a partir de mañana las cuentas que dejó hechas el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Y es que los Presupuestos de 2018se han aprobado definitivamente este jueves en el Congreso tras meses de tramitación. Y en medio de este proceso salió adelante una moción de censura que provocó un cambio en La Moncloa, lo que hace que estas cuentas sean las primeras de la historia de España que elabora un Gobierno y acaba ejecutando otro de signo político muy distinto.

De una forma o de otra, los Presupuestos se han aprobado y aseguran a Sánchez cierta tranquilidad en el Gobierno, aunque tendrá que ponerse a preparar las cuentas de 2019 en pocos días. Y la tarea no será fácil. A Mariano Rajoy le costó sangre, sudor y lágrimas conseguir los apoyos para los de 2018 teniendo más de 130 diputados. Y Pedro Sánchez solo tiene 84, lo que aventura duras negociaciones.

¿Cómo quedan las cuentas de 2018? Lo cierto es que las especiales circunstancias de su tramitación han hecho que se hayan modificado hasta en cuatro ocasiones, así que conviene hacer un repaso de los cambios que se han ido pactando en el Congreso y el Senado para saber cómo quedan definitivamente. Eso sí, de una cosa no hay duda, se trata  de las cuentas más expansivas de los últimos diez años. 

El PP las aprobó a principios de abril, con guiños electorales a trabajadores públicos, familias, el mundo de la cultura, pensionistas de menos ingresos y comunidades autónomas. El Gobierno, dirigido entonces por Mariano Rajoy, sabía que iba a ser duro conseguir apoyos y elaboró unas cuentas que pudieran agradar a parte de la oposición. Estas fueron las principales medidas:

  • Subida de sueldo a los funcionarios
  • Subida de pensiones
  • Más dinero para infraestructuras, sobre todo para el AVE
  • Rebaja de IRPF
  • Rebaja del IVA cultural
  • Un nuevo cheque guardería
  • Impulso a las becas
  • Más dinero para la dependencia
  • Más plazas de empleo público
  • Equiparación salarial de la policía 

Estas iniciativas son algunas de las que hacen que los Presupuestos sean mucho más expansivos que en años anteriores. De hecho, la Comisión Europea y el Banco de España tardaron poco en advertir al Gobierno del riesgo de plantear unas cuentas así cuando la deuda sigue rozando el 100% del PIB y España sigue dentro del procedimiento de déficit excesivo. Las cuentas de hecho, no saldrán gratis: ponen en riesgo los objetivos de déficit y aplazan el ajuste a 2019.

Pero ahí no acaba todo, durante la tramitación en el Congreso, el Gobierno del PP tuvo que ofrecer muchas contrapartidas a sus socios (PNV, Ciudadanos, UPN, Foro, Coalición Canaria y Nueva Canarias) para asegurar su voto. La más polémica fue, sin duda, la subida extra de pensiones pactada con PNV que supone, de facto, dar carpetazo a la reforma del año 2013. Pero no es la única. Estas son las principales enmiendas que se incorporaron al texto durante su tramitación en la Cámara Baja:

  • Subida de pensiones en línea con el IPC en 2018 y 2019, mejora de las pensiones de viudedad y retraso de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad a 2019. . 
  • Los premios de Loterías que no superen los 10.000 euros no pagarán impuestos.
  • País Vasco y Navarra recibirán 25 millones para inversiones. En 2019 recibirán otros 24,5 millones y en 2020 otros 14,5 millones. En total, 64 millones de euros.
  • La Agencia Tributaria podrá comprobar cualquier circunstancia que permita a las empresas convertir créditos fiscales diferidos o DTAs.
  • Las entidades de capital riesgo no estarán sometidas al tipo mínimo establecido para el anticipo del pago fraccionado del Impuesto de Sociedades.
  • Las CC.AA. tendrán que contar con el visto bueno de Hacienda para realizar inversiones superiores a los 25 millones con cargo a su superávit presupuestario. 
  • Las retribuciones a las instalaciones eléctricas se mejorarán siempre que sea necesario para garantizar el suministro en cinco años.

Todos esos cambios se incorporaron al Presupuesto a su paso por la Comisión de Presupuestos del Congreso. Y cuando el proyecto llegó al Pleno volvió a sufrir algunas modificaciones. La verdad es que los grupos políticos no se lo pusieron nada fácil al Gobierno 'popular'. Estas son algunas de las enmiendas que se incluyeron en las horas previas a la aprobación definitiva de las cuentas en la Cámara Baja:

  • La partida dedicada a la lucha contra la violencia de género aumenta 120 millones que se reparten en 100 millones para las comunidades autónomas y 20 millones para las entidades locales.
  • Los policías locales podrán jubilarse antes de los 60 sin penalización, igual que los nacionales. Se definirá un tipo adicional de cotización del 10,6%, que se aplicará una vez el Gobierno desarrolle el reglamento sobre el coeficiente reductor a la edad de jubilación para este colectivo.
  • Las plazas fijas de empleo público para reservistas de especial disponibilidad y militares en sus últimos diez años no tendrán límite de reposición.
  • Los servicios a la dependencia que cuenten con al menos un 10% de financiación pública tributarán al tipo reducido del 4%. 
  • Las cinco semanas de permiso de paternidad de los empleados públicos podrán utilizarse sin la obligación de simultanearlas con las de la madre. 
  • Nueva Canarias ha conseguido 35 millones más para las islas.
  • Mejoras en las primas a la producción de energía renovable en determinadas instalaciones

La moción de censura

Y justo cuando las cuentas salían de Congreso para llegar al Senado fue cuando se produjo un giro político que puso a España patas arriba. La publicación de la sentencia de Gúrtel llevó al PSOE a presentar una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy, que acabó saliendo adelante gracias a los apoyos de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís, Bildu, Nueva Canarias y PNV, el partido que había salvado el Presupuesto de Mariano Rajoy y que más tajada había sacado de las negociaciones.

El triunfo de la moción convirtió a Pedro Sánchez en presidente antes de que acabara la tramitación de las cuentas. El líder socialista ya dijo durante el debate de la moción que mantendría el Presupuesto que tanto había criticado para no perjudicar a España y su ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tuvo que defenderlos pocos días después cuando el Presupuesto llegó a la Cámara Alta.

El PP intentó aprovechar el paso de las cuentas por el Senado para castigar al PNV, pero no ha conseguido el apoyo del Congreso

En el Senado, el PP tiene mayoría absoluta y la aprovechó para modificar de nuevo las cuentas y castigar al PNV por su traición: restó 35 millones a la comunidad para destinarlos a otros fines. Además, con los cambios quiso forzar una nueva votación del proyecto en el Congreso que hiciera a los grupos retrarse. La norma dice que cualquier cambio que introduzca en Senado debe ser refrendado por la Cámara Baja, de ahí la votación de este jueves.

Y de ahí el debate y votación de este jueves. Pero lo cierto es que al final solo han salido adelante 32 de ls 46 enmiendas del Senado. De hecho, se han rechazado las enmiendas que afectaban al País Vasco restándole 31 millones de euros (26 afectaban al servicio público de empleo vasco y 5 al centro de investigación Biscay Marine Energy Plataform (Bimep). Estos son los principales cambios que se han aprobado:

  • Mejora en las ayudas a víctimas de la talidomida
  • Numerosas enmiendas que afectan a la inversiones en infraestructuras para Aragón
  • Una enmienda que obliga al Ministerio de Fomento a cumplir los plazos en todas las infraestructuras

Y por fin los Presupuestos están definitivamente aprobados y listos para publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entrar en vigor. El Gobierno de Sánchez puede cerrar este capítulo, aunque no  podrá relajarse mucho, porque tiene que intentar sacar adelante el techo de gasto en los próximos días y llevar las cuentas de 2019 al Congreso antes del 30 de septiembre.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba