Coronavirus

Cuáles son las diferencias entre un ERE y un ERTE y cómo afectan a los trabajadores

El brote de coronavirus y la declaración de pandemia global ha provocado que muchas compañías hayan cesado su actividad, lo que ha desencadenado la aplicación de ERES y ERTES en algunas de ellas

Cuáles son las diferencias entre un ERE y un ERTE
Cuáles son las diferencias entre un ERE y un ERTE

La actual situación está obligando a muchas empresas ha tomar medidas excepcionales debido al parón provocado por la crisis del coronavirus. Entre ellas, las que no pueden continuar con el trabajo y no pueden hacer frente a la situación económica, están anunciando ERES y ERTES. ¿Cuáles son las diferencias entre ambos?

La principal distinción entre un ERE y un ERTE tiene que ver con la duración de sus consecuencias. En el caso del primero, son definitivas, mientras que en el segundo caso se trata de puntuales o temporales.

Diferencia entre ERE y ERTE

En sus propias siglas se establece la principal diferencia:

  • ERE quiere decir Expediente de Regulación de Empleo. Las consecuencias son irrevocables.
  • ERTE, por su parte, es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, por lo que se establece durante un periodo limitado de tiempo.

Ambas medidas están recogidas en el Real Decreto Ley 3/2012 para tratar de solucionar situaciones económicas, técnicas, organizativas o de producción de compañías.

Tanto el ERE como el ERTE se encuentran regulados dentro del Estatuto de los Trabajadores. El primero, provoca despidos efectivos, firmes en todos los casos. Por contra, en el segundo caso, no se trata de despidos de hecho, sino suspensiones temporales de parte o de toda la plantilla.

Trabajador
Trabajador

El ERE se aplica principalmente cuando la empresa cesa totalmente su actividad aunque también puede hacerse si no se echa el cierre, mientras que la compañía que aplica un ERTE puede seguir en activo.

En concreto, un ERE puede darse cuando se justifiquen causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, así como causas de fuerza mayor, es decir, la disolución de la empresa. No obstante, aunque no exista una causa legal, puede darse esta circunstancia pagando una indemnización equivalente a un despido improcedente. 

¿Depende de la empresa?

El tamaño de la empresa también es un factor importante en este caso. Un ERTE puede aplicarse a cualquier compañía, independientemente del número de empleados con los que cuente.

Por contra, un ERE tiene que afectar a 10 empleados en compañías con menos de 100 trabajadores, el 10% en las que tienen entre 100 y 300 trabajadores y a 30 si se cuenta con una plantilla de más de 300 personas.

Situación de los trabajadores

Cuando un trabajador sufre un ERTE, mantiene por norma general su situación de activo, pero en el caso del ERE, este pasa a estar en paro o desempleo.

Trabajadores
Trabajadores

El ERTE puede suponer la disminución de una jornada o periodos temporales de baja, pero no queda en desempleo.

¿Hay indemnización en caso de ERE y de ERTE?

Si la empresa opta por un ERTE, el trabajador no tendría indemnización como tal, aunque puede beneficiarse de un pago porcentual, por horas, de la prestación de desempleo.

En un ERE, sí que existe una indemnización, una cuantía que se negocia entre trabajadores y representantes. Además, se tiene derecho a su prestación por desempleo de forma completa. La mínima es de 20 días por año trabajado. 

Duración del ERTE

La duración del ERTE tampoco está establecida, la deciden la empresa y los empleados, pero la ley no lo contempla.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba