Economía

Pullmantur inicia las negociaciones para aplicar un ERE a su plantilla en ERTE

La compañía española, controlada por la multinacional Royal Caribbean, decidió solicitar la declaración de concurso de acreedores el pasado mes de junio. El juez ha retirado a la multinacional de la administración de Pullmantur

Buque de Pullmantur, en una imagen de archivo.
Buque de Pullmantur, en una imagen de archivo. Pullmantur.

Pullmantur, controlada por la multinacional Royal Caribbean, tiene previsto iniciar esta misma semana las negociaciones para aplicar un ERE a su plantilla, cerca de 300 empleados, que se encuentra en ERTE desde que la empresa de cruceros dejara de operar y decidiera solicitar su entrada en concurso de acreedores, el pasado mes de junio.

De acuerdo a fuentes cercanas a la compañía de cruceros española, las negociaciones podrían iniciarse este miércoles. Sin embargo, otras fuentes cercanas a la plantilla aseguran a este diario que no han sido convocados los representantes de los trabajadores.

"Llevamos en ERTE desde julio, y desde entonces nadie nos ha dicho nada; la empresa habla de un plan de viabilidad, pero nosotros no hemos visto nada", comenta uno de los empleados de Pullmantur en representación de la plantilla. "Nos avisaron de que habría un ERE y que trabajarían en un plan para mantener la actividad, pero no hemos vuelto a saber nada", añade.

Royal Caribbean mandó al desguace los tres buques con los que operaba Pullmantur entre los meses de enero y marzo

Como ha publicado Vozpópuli en exclusiva, el juez a cargo del concurso de acreedores de Pullmantur decidió, a instancias de la administración concursal designada, el despacho Data Concursal, retirar de la administración de la empresa a sus anteriores gestores, la multinacional de capital estadounidense y noruego Royal Caribbean. 

El magistrado tomó esta decisión tras constatar que Royal Caribbean mandó al desguace los tres buques con los que operaba Pulmantur entre los meses de enero y marzo, antes de que explotara la pandemia, lo que provocó en realidad la entrada en concurso de acreedores de la filial española, y no el impacto en su negocio del coronavirus.

La supuesta actuación de Royal Caribbean con su filial española podría derivar en la calificación del concurso de acreedores de Pullmantur como culpable, lo que supondría la posibilidad de embargar bienes de sus dueños y que estos fueran inhabilitados para administrar empresas durante cierto periodo de tiempo.

Royal Caribbean, que compró al grupo Marsans, en 2006, en una operación valorada en 700 millones de euros, opera62 buques y tiene pendiente recibir otros 16. La multinacional con sede en Miami registró en el segundo trimestre del año pérdidas por importe de 1.400 millones de euros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba