Economía

Prosegur prepara con una empresa del BBVA un sistema para 'firmar' con la voz

La tecnología biométrica de voz permite identificar al cliente que contacta por teléfono y darle una respuesta inmediata

Prosegur sondea una empresa de BBVA que permite firmar con la voz
Prosegur sondea una empresa de BBVA que permite firmar con la voz Efe.

Prosegur ha seleccionado a Veridas, empresa participada mayoritariamente por BBVA, como una de las cinco startups que formará parte de su programa de innovación abierta, denominado Come In. La compañía, con sede en Navarra, se dedica a la identificación de personas mediante sistemas biométricos, es decir, a certificar que un usuario es quien dice ser para la realización de cualquier operación. Come In pretende encontrar startups que permitan innovar en áreas en las que trabaja Prosegur, como alarmas, ciberseguridad o dinero en efectivo.

"Prosegur Alarms planteó un reto enfocado a simplificar la gestión de servicios sin interacción humana. En concreto, Prosegur Alarms busca mejorar y potenciar la experiencia del usuario cuando este se pone en contacto con la central receptora de alarmas. En la actualidad, el proceso de identificación del cliente exige una palabra clave de seguridad. El ganador del reto lanzado por Prosegur Alarms, Veridas, presentó una propuesta que consiste en utilizar tecnología biométrica de voz para identificar al cliente que contacta con Prosegur Alarms y darle una respuesta inmediata", explican desde Prosegur a Vozpópuli.

La empresa de seguridad añade que "ambas compañías estamos trabajando en el desarrollo de un piloto para testar su tecnología de autenticación de la identidad del cliente a través del análisis de su voz. Es importante garantizar la fiabilidad de la solución así como su facilidad de implementación en los mercados en los que opera Prosegur Alarms. Una vez validada la tecnología, se desarrollará un producto mínimo viable (MVP) y la última etapa será la de industrialización de la solución".

Una empresa de BBVA

Veridas es producto de una alianza formada en 2016 por BBVA -que tiene la mayoría del capital-, y Das-Nano, empresa especializada en sistemas de biometría. La tecnología de Veridas es utiliza desde 2016 por el banco español para dar de alta a clientes. La solución se bautizó como ‘Alta Inmediata’. Básicamente permite a los usuarios hacerse clientes de la entidad financiera a través de Internet mediante un selfie.

Entre los objetivos de Veridas está también desarrollar software para la verificación de la identidad de personas y su aplicación en diferentes sectores, como lo son el financiero, el energético o el de los servicios y administraciones públicas, por poner algunos ejemplos. Un mercado en crecimiento constante que entrará en ebullición el 1 de enero de 2020.

Una oportunidad con la PSD2

En ese momento entrará en vigor la llamada PSD2, una directiva europea que modificará la forma en que pagamos al comprar a través de Internet. Hasta ahora basta con introducir el número de la tarjeta de crédito y el código de seguridad para adquirir cualquier bien o servicio online, pero este formato será abandonado, si no se produce una moratoria, a partir de 2021.

Los bancos emisores de tarjetas de pago en España deberán establecer más sistemas de autenticación. Una medida orientada a otorgar más seguridad en los pagos online que se regirá bajo el protocolo de autenticación '3D-Secure 2'. El objetivo, como decimos, es que los pagos sean más seguros, para lo cual, a los datos anteriormente citados -número de tarjeta y código de seguridad-, habrá que añadir una de estas tres variables: algo que el usuario sepa, algo que el usuario tenga y algo que el usuario sea.

Algo que el usuario 'sepa' puede ser una contraseña, algo que 'tenga' puede ser la recepción de un mensaje corto y algo que 'sea' puede ser la huella de su pulgar, su cara o su voz. Habrá que sumar una variable más para dar más seguridad a los pagos. Tendrán que ser certificados con una huella dactilar, una clave, reconocimiento facial o la recepción de un SMS, por poner algunos ejemplos".

El problema es que el sector no está aún maduro. "Las solucione que se plantean no son efectivas ni sencillas de aplicar y no todo el mundo tiene un teléfono con reconocimiento facial o dactilar. Sumar más elementos al proceso de pago va a suponer que muchos usuarios no finalizarán las transacciones. Esto acarreará unas pérdidas de hasta 20.000 millones de euros", explica Julián Díaz-Santos, cofundador de Unnax, empresa dedicada a ofrecer soluciones de Open Banking.

Díaz-Santos extrae la cifra de un informe de la consultora CMSPI que desvela que el descenso en los pagos online realizados en este nuevo formato tendrá una tasa de abandono de casi el 60%. En cuanto al volumen de abonos realizados con tarjeta bancaria, en la actualidad suponen un 85% del total de los realizados en Internet. España es uno de los países en los que los pagos con tarjeta están más extendidos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba