Economía

Problemas para el BBVA por la recesión en Turquía

El PIB de Turquía entra en recesión por primera vez en una década. Los riesgos derivados por este grave escenario golpean a la segunda entidad financiera de España debido a su exposición

Carlos Torres, presidente de BBVA
Carlos Torres, presidente de BBVA Efe.

Turquía entra en recesión técnica por primera vez en la última década. La economía turca ha registrado una caída del 2,4% en el último trimestre del pasado año, que venía precedida de un descenso del 1,6% entre julio y septiembre.

Pese a este descalabro en la segunda parte del año pasado, el PIB de Turquía ha ascendido un 2,6% en el cómputo del año, registrando la peor cifra desde 2009. El PIB de Turquía ha registrado descensos en el crecimiento entre 2015 y 2016, para recuperarse de forma notable en 2017, un 7,4%, más del doble que en 2016. Lejos quedan los dos dígitos de 2011, según las cifras oficiales del Instituto de Estadística de Turquía (Turkstat).

El retroceso en la economía turca golpea directamente a Garanti Bank, el tercer banco del país y participado en un 49,9% por BBVA. La entidad presidida por Carlos Torres obtiene el 12% de su beneficio en la nación controlada de forma cuasi dictatorial por Recep Tayyip Erdogan.

BBVA se ha anotado un deterioro de 1.500 millones por la depreciación de la lira turca a finales de 2018

El presidente del país se otorgó más poderes por decreto en julio del pasado año, entregando instituciones clave como el banco central de Turquía a personas de su confianza. También se arrogó la potestad de actuar en la políticamonetaria, violando la independencia de la institución cuya misión, entre otras, es fijar los tipos de interés.

BBVA, optimista: "La situación es coyuntural"

Para el BBVA Research la situación en Turquía es "coyuntural" y ya "estaba prevista". "Los indicadores adelantados y las confianzas ya muestran que en el último trimestre de 2018 "habría sido el que absorbió la peor parte de los efectos de la crisis financiera del pasado verano". "Con todo ello, la economía turca ha crecido un 2,6% en 2018 y esperamos una tasa de crecimiento del 1% en 2019", ha señalado la entidad a preguntas de Vozpópuli.

Preguntados sobre los planes de contingencia ante esta situación, el servicio de estudios del BBVA reitera que la situación estaba ya "prevista desde que se conocieron los datos del tercer trimestre del año. Este ya arrojó un crecimiento trimestral negativo y era obvio que se extendería al cuarto tras el desplome de todos los indicadores de actividad".

"Pensamos que el primer trimestre del año también mostrará un crecimiento negativo pero menor que el último del año pasado", ha apuntado esta sección de la entidad financiera. "El crédito ya muestra tasas anualizadas positivas de crecimiento y los indicadores de alta frecuencia, aunque todavía en negativo, ya han comenzado a mejorar", ha señalado sin entrar en detalle sobre la activación de posibles planes.

Pérdidas del BBVA por la lira

El banco comandado por Torres ha admitido un deterioro de 1.500 millones por la depreciación de la lira a cierre de 2018. El valor a esa fecha de la tercera entidad financiera turca es de unos 11.000 millones frente a los 14.000 de un año antes. BBVA posee el 49,9% de Garanti, cuyo valor ha descendido a 5.500 millones. 

"Este deterioro de la participación no tiene impacto en los estados consolidados del grupo, ni en el beneficio, patrimonio o capital. No generará salida adicional de caja, ni afectará a la propuesta de distribución de dividendo a los accionistas", afirma BBVA en su informe financiero. 

La entidad española ha pagado un total de 8.500 millones de euros por el Garanti, entre la compra directa por valor de 7.043 millones millones de euros y los 1.500 millones que ha tenido que depreciar por la normativa contable.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba