Construcción

El problema australiano de ACS: por qué pierde 4.300 millones en Bolsa con sus participadas

El grupo de construcción y servicios vuelve a padecer las consecuencias del desplome bursátil de Cimic, su filial australiana, cuyos resultados, lejos de despejar las dudas sembradas hace meses por una firma de análisis sobre su veracidad, parecen confirmar la teoría de que fueron inflados en el pasado

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS EFE

ACS protagonizó este jueves la mayor caída del Ibex-35, un 4,1%, arrastrada por el desplome cercano al 19% que había sufrido horas antes su filial australiana, Cimic, en la Bolsa de Sydney, tras publicar sus resultados trimestrales. Una caída que también arrastró a la otra filial cotizada del grupo español, la alemana Hochtief (tenedora de los títulos de Cimic), que se hundió más de un 9%. Se trata de la segunda vez en poco más de tres meses que se da una circunstancia similar. En el último año, el valor de las participaciones de ACS en ambas compañías extranjeras se ha depreciado en más de 4.300 millones de euros. Detrás de esta complicada situación se encuentran las cada vez mayores dudas del mercado sobre las cuentas de Cimic.

Buena parte del origen de esas dudas se encuentra en un demoledor informe publicado por la firma de análisis GMT Research, radicada en Hong Kong, aproximadamente dos semanas después de que Cimic diera a conocer sus resultados del primer trimestre. El documento ponía en cuestión los números de la compañía en los últimos años y aseguraba que las cuentas estaban infladas hasta en un 100%.

La reacción de los inversores motivó que el supervisor del mercado australiano pidiera explicaciones a Cimic, que aseguró que sus resultados habían sido correctamente formulados y auditados. A pesar de estos argumentos, Cimic nunca llegó a recuperar el rango de precios que marcaba antes de publicarse el informe de GMT, una entidad ligada a fondos especializados en operaciones especulativas en Bolsa como la toma de posiciones cortas.

Esta última circunstancia llevó a pensar al mercado que la filial australiana simplemente había sido objeto de un ataque especulativo y que sus resultados no presentaban aspecto cuestionable alguno. Sin embargo, las cuentas que Cimic dio a conocer este miércoles, al cierre del mercado, dieron pie a pensar que las conclusiones de GMT pudieran no estar desencaminadas.

Los flujos de caja, bajo sospecha

En concreto, los inversores se han visto desagradablemente sorprendidos por la evolución del flujo de caja de Cimic. En términos interanuales, el flujo de caja operativo ha registrado una fuerte caída del 32%, que se eleva hasta casi del 50% en el caso del flujo de caja neto. Precisamente, esta partida de los resultados fue una sobre las que más llamó la atención el informe de GMT.

En concreto, la firma radicada en Hong Kong consideraba que, solo en los últimos dos años, Cimic había registrado un flujo de caja 1.400 millones de dólares australianos inferior al que aparecía en las cuentas oficiales. El documento acusaba a la empresa de estar contabilizando en este apartado una serie de anticipos y descuentos que no correspondía con el fin de inflarlo.

El notable descenso en el flujo de caja de Cimic en la primera mitad del año, en relación con el mismo periodo de 2018, ha sorprendido a los inversores toda vez que no se corresponde con la actividad de la empresa durante estos meses. Precisamente, el informe de GMT también sostiene que los flujos de caja publicados por Cimic en los dos últimos años no guardan una relación lógica con el volumen de actividad de la empresa.

Sobrereacción

Los resultados semestrales de Cimic han decepcionado a algunos inversores porque se encuentran por debajo de las estimaciones de los analistas. Pero las diferencias entre las previsiones y la realidad no justifican un desplome tan radical en Bolsa. Y menos, teniendo en cuenta que Cimic ha confirmado sus objetivos de beneficios para el conjunto del año y que mantiene el dividendo.

De esta forma, todo parece indicar que las sospechas sobre los resultados de Cimic se han instalado definitivamente en el mercado, con lo que no cabe descartar nuevas sorpresas en los próximos trimestres. Por ahora, la compañía reanudará el plan de recompra de acciones que inició el pasado mes de diciembre para intentar revitalizar la cotización.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba