Economía

El juez envía a prisión a los cabecillas de iDental por integrar una "organización criminal"

La lista de delitos imputados incluye, además, administración fraudulenta, estafa continuada, apropiación indebida, alzamiento de bienes, falsedad documental y blanqueo de capitales

Miembros de la Policía durante el registro de la sede iDental en Madrid
Miembros de la Policía durante el registro de la sede iDental en Madrid Efe

El caso iDental El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha enviado a prisión a dos de los fundadores de iDental -José María Garrido y Vicente Castañer Blasco- al considerar que, entre otros delitos, formaron una organización criminal en su red de clínicas en toda España. La decisión llega después de que el magistrado les tomara declaración por el fraude de 60 millones de euros.

El tercer fundador, Antonio Javier García Pellicer, fue arrestado el pasado martes en Reino Unido. Para él, el magistrado ha requerido una orden europea de detención y entrega. La lista de delitos imputados para los cabecillas de esta estafa incluye: administración fraudulenta, pertenencia a organización criminal, estafa continuada, apropiación indebida, alzamiento de bienes, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Para el empresario José Llorente Díaz, quien también ha sido detenido esta semana en el marco de la investigación, De la Mata ha impuesto prisión eludible con fianza de 20.000 euros. Por su parte, el ex director de riesgos de Bankia, Jorge Puga, y el resto de investigados ha quedado en libertad con medidas cautelares (entrega de pasaporte, prohibición de salida del país y comparecencias periódicas en el juzgado).

La causa

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional tomó declaración este jueves a trece personas que el pasado martes fueron detenidas por el caso iDental. Según la investigación de la Fiscalía, los investigados captaban fondos de inversores internacionales y entidades de crédito con la aparente intención de comprar y reflotar empresas en crisis. La realidad, sin embargo, es que las descapitalizaban y se desviaban los fondos a los bolsillos de los investigados.

El pasado agosto, la Policía desarrolló una operación ordenada por el propio De la Mata en las clínicas de iDental en la Comunidad Valenciana y en Cataluña. La intención: rescatar los historiales médicos de los pacientes afectados por el cierre de los centros dentales. En septiembre, unos 300 agentes registraban sedes en todo el país para recabar más pruebas. 

Dichas pesquisas comprobaron que los investigados habían creado una estructura societaria para "captar fondos de inversores internacionales y entidades de crédito españolas con los que adquirir empresas en problemas con el falso interés de reflotarlas".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba