Medios

La banca concede a Prisa una moratoria para aplazar el pago de su deuda por la covid-19

El Grupo Prisa cerró hace unas semanas un acuerdo con los bancos acreedores para flexibilizar hasta marzo de 2021 el pago de su deuda

Edificio del Grupo Prisa.
Edificio del Grupo Prisa. EFE

Prisa coge aire para afrontar la crisis del coronavirus. Hace menos de un mes, el grupo de medios llegó a un acuerdo con sus bancos acreedores para flexibilizar los plazos de la macro refinanciación firmada en enero de 2018, y de una póliza de crédito de 80 millones que mantiene abierta.

En concreto, la documentación disponible en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) desvela que la compañía ha acordado una flexibilización en el cumplimiento de los ratios de carácter financiero (covenants) hasta marzo de 2021 por la crisis del coronavirus, que ha provocado un desplome publicitario en el sector de los medios de comunicación.

Fue en enero de 2018 cuando Prisa llegó a un acuerdo con un 'pool' de entidades bancarias para refinanciar los términos de su millonaria deuda, si bien no entró en vigor hasta junio de ese mismo año. Como parte del acuerdo, ese mismo mes Prisa tuvo que hacer un primer desembolso de 480.000 euros.

Esta primera hoja de ruta estableció un calendario de pagos con dos amortizaciones parciales y obligatorias de deuda el 31 de diciembre de 2020 y 2021 por importes de 15.000 y 25.000 miles de euros respectivamente que corresponden a Prisa y a Santillana de manera solidaria, amén de otras amortizaciones parciales adicionales en 2021 y 2022 condicionadas a la generación de caja de la compañía.

La Covid-19 golpea los ingresos

No es baladí que Santillana asuma una parte del pago de la deuda. El negocio de educación de Prisa es la joya de la corona de la casa y el mayor generador de ingresos, de ahí que en el acuerdo de refinanciación se decidiese que esta división asumiese el pago de una parte del pasivo.

La renegociación de los plazos de la deuda, celebrada en abril, coincide con un aumento de los intereses de la deuda vigente desde el 1 de abril. Como publicó este diario, los primeros efectos de la Covid-19 y la marcha atrás de Cofina en la compra de Media Capital trastocaron los planes de la compañía e impidieron hacer frente al pago de 275 millones previsto para la citada fecha. Esto no supone ningún incumplimiento, pero el no hacer efectivo el pago implicaba un aumento del 1,5% de los intereses.

Prisa tiene previsto presentar resultados del primer semestre antes de que acabe el mes. A falta de conocer los datos actualizados, la compañía terminó el año pasado con una deuda bancaria neta de 1.061 millones de euros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba