PRESUPUESTOS

Guía para entender la votación a la que se someten los Presupuestos de Sánchez

Esta semana podrían convertirse en los segundos presupuestos de la democracia que son tumbados en su primera fase de tramitación parlamentaria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El Gobierno se enfrenta esta semana a la primera fase de tramitación parlamentaria de sus Presupuestos Generales del Estado (PGE): la votación de las enmiendas a la totalidad que han presentado los partidos a los que no les convencen las cuentas de Pedro Sánchez y que quieren devolvérselas al presidente.

El PP, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Foro Asturias y Coalición Canaria han presentado sendas enmiendas a la totalidad, un instrumento que se utiliza en la tramitación parlamentaria para solicitar que se retire un proyecto de ley o bien que se presente un texto alternativo y que, cuando se trata de Presupuestos, siempre es de devolución.

Cada formación política ha argumentado unas razones diferentes a la hora de presentar sus enmiendas y todavía están a tiempo de retirarlas hasta que llegue el momento de la votación, que se producirá el miércoles. 

El proceso se iniciará este martes en el Congreso de los Diputados con una intervención inicial de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien se encargará de defender los presupuestos ante el hemiciclo a las doce. 

Tras esa comparecencia de apertura, el pleno se interrumpirá hasta la tres de la tarde, cuando los partidos que han presentado las enmiendas expondrán sus motivos por orden de mayor a menor representación parlamentaria. 

Distintas razones, mismo objetivo

Los primeros serán Pablo Casado, líder del PP, y Albert Rivera, de Ciudadanos, para los que los problemas principales son las previsiones de ingresos infladas que maneja el Gobierno y el hecho de que las cuentas hagan concesiones a los independentistas de Cataluña.

A estos les seguirán Joan Tardà, de ERC, y Ferran Bel, del PDeCAT, que rechazan los presupuestos porque creen que las inversiones para Cataluña son insuficientes y porque no hay más avances hacia la autodeterminación.

El Gobierno confía en que esas formaciones puedan retirar su enmienda en el último minuto y votar a favor de que los Presupuestos continúen su tramitación parlamentaria, un movimiento que daría oxígeno a la legislatura de Sánchez.

Los dos últimos en intervenir serán Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias -que rechaza las cuentas por la falta de recursos para su industria, fondos mineros, centrales térmicas y alta velocidad- y Ana Oramas, de Coalición Canaria -que reclama 400 millones que no se han invertido de los acordados en su Estatuto de Autonomía y Régimen Económico y Fiscal-. 

El resto de grupos parlamentarios que no han presentado enmiendas también intervendrán aunque previsiblemente lo harán cuando se reanude el debate el miércoles a partir de las nueve de la mañana. El PSOE -representado por la titular de Hacienda de nuevo- será el último en comparecer.

El momento de la verdad: la votación

Aunque las razones por las que cada partido ha presentado sus enmiendas son muy diferentes, dado que todas persiguenbj un mismo oetivo (retirar los presupuestos) se votan de forma conjunta, de forma que los partidos del hemiciclo deciden si están de acuerdo o no con devolvérselos a Sánchez.

Para tomar esa decisión sólo es necesario que se alcance una mayoría simple (es decir, más de la mitad de los votos emitidos a favor, sin contar las abstenciones). En caso de empate se repetirá la votación hasta un total de tres ocasiones y si en la tercera persiste el empate los presupuestos saldrían adelante para continuar su tramitación.

Si se entiende que todos los partidos que han presentado sus enmiendas votan a favor de que se devuelvan los presupuestos, éstos sumarán 185 votos, a los que se podrían añadir 2 votos más de UPN (que aunque no ha presentado enmienda dice estar a favor de devolverlos) y otros 2 de EH Bildu (que tampoco lo descarta). El total podría llegar a los 189 votos. 

Estos serían mayoría frente a los 160 que suman los diputados del PSOE, Unidos Podemos, PNV y Compromís, ya que se entiende que Nueva Canarias se abstendrá.

Si se produce este escenario los presupuestos serían tumbados este miércoles y Sánchez debería decidir si continua la legislatura con las cuentas prorrogadas de Mariano Rajoy o si adelanta las elecciones

Felipe González tampoco superó este trámite en 1995 y decidió adelantar las elecciones

Las únicas posibles sorpresas serían que ERC y PDeCAT retiraran en el último momento sus enmiendas y se sumaran al Gobierno, lo que daría 171 votos a favor de seguir con los presupuestos y 170 en contra (su abstención tampoco sería suficiente), así como que Nueva Canarias y/o EH Bildu finalmente den su apoyo al Ejecutivo.

Si los presupuestos caen este miércoles serían los segundos en ser tumbados en el Congreso, después de que el Gobierno de Felipe Gónzalez tampoco consiguiera sacar adelante los suyos en octubre de 1995 y se viera obligado a adelantar las elecciones. 

Si por el contrario salen adelante continuará su tramitación: se abrirá la fase de presentación de enmiendas parciales en la Comisión de Presupuestos, se votarán de nuevo en el Pleno del Congreso a finales de marzo y posteriormente pasarán al Senado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba