Economía

IAG asegura que los gobiernos "abusan" del medio ambiente para recaudar fondos

Francia ha anunciado la implantación a partir de 2020 de una 'ecotasa' de hasta 18 euros a todos los aviones que despeguen en los aeropuertos del país

Willie Walsh, consejero delegado del holding IAG
Willie Walsh, consejero delegado del holding IAG GTres

El consejero delegado del grupo IAGWillie Walsh, ha asegurado este miércoles que las tasas impuestas por algunos gobiernos para reducir la contaminación "no van a hacer nada para mejorar el medio ambiente" durante un encuentro de la plataforma Airlines for Europe (A4E), que agrupa a las mayores compañías aéreas de la Unión Europea.

Francia ha anunciado la implantación a partir de 2020 de una 'ecotasa' de hasta 18 euros a todos los aviones que despeguen en el país. Con esta medida, el Gobierno galo espera recaudar unos 182 millones de euros anuales. Concretamente, gravará con 1,50 euros a los vuelos nacionales e intraeuropeos en clase económica y con 18 euros a los extracomunitarios en clase ejecutiva. 

"A estos impuestos se les suele poner una etiqueta medioambiental porque los gobiernos quieren recaudar fondos abusando del medio ambiente y dar la impresión de que están haciendo algo positivo", ha asegurado Walsh. Además, asegura que en el holding han invertido "millones en tecnología para contaminar menos".

El CEO de IAG ha retado a los gobiernos a que "destinen realmente al medio ambiente el dinero que recaudan con las tasas". Por su parte, Francia asegura que pretende reinvertir todos estos ingresos en infraestructura de transporte más ecológica, como el ferrocarril

Además, ha denunciado que British Airways -una de las aerolíneas que conforman el grupo IAG junto a Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level- pagó el pasado año 85 millones de euros en este tipo de impuestos y "ni un céntimo fue destinado a mejorar el medio ambiente".

La idea de un eventual gravamen a las compañías aéreas en el conjunto de la UE es un asunto que lleva meses rondando las reuniones de ministros en Bruselas, con Francia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo al frente de los países que abogan por aplicar un impuesto medioambiental a la aviación comercial europea.

Una ONG medioambiental filtró a la prensa el pasado mes de mayo un informe financiado por la Comisión Europea (CE) y finalizado a mediados de 2018 que señala que gravar el queroseno a los vuelos en la UE reduciría en un 11% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la aviación.

Barcelona "está controlada"

Respecto a los retrasos que golpearon al aeropuerto de Barcelona-El Prat el pasado verano, Walsh ha señalado que la situación "está mejorando". "Me encantaría decir que no habrá retrasos. lo que puedo decir es que tras las dificultades del año pasado, la situación está mejorando", ha dicho.

En el verano de 2018, el aeropuerto de Barcelona-El Prat registró una oleada de retrasos y anulaciones, que afectaron especialmente a una de las aerolíneas de su grupo, Vueling, motivados en parte por huelgas de controladores aéreos en Marsella (Francia), situado a 337 kilómetros. 

Sin embargo, ha reconocido que "lo que no podemos controlar es el impacto" que los controladores aéreos "en Marsella tendrán en Barcelona, por la proximidad". "El Gobierno, el aeropuerto y las aerolíneas, todos estamos tratando de mejorar la situación", ha sentenciado Walsh. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba