Economía

Las petroleras se encomiendan al PNV para dar la batalla por la tasa eléctrica

El PNV logró hace unas semanas tumbar el impuesto al diésel que pretendía imponer el Gobierno a cambio de su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. El Ejecutivo ha iniciado la tramitación de un anteproyecto de ley que cargará sobre las petroleras buena parte de la factura eléctrica

  • Las petroleras se encomiendan al PNV para dar la batalla por la tasa eléctrica
    Las petroleras se encomiendan al PNV para dar la batalla por la tasa eléctrica Europa Press
  • Las petroleras se encomiendan al PNV para dar la batalla por la tasa eléctrica
    Las petroleras se encomiendan al PNV para dar la batalla por la tasa eléctrica Europa Press

Las petroleras presentes en España esperan que el PNV pueda prestar apoyo político en la batalla que pretenden dar a la tasa propuesta por el Gobierno para financiar la factura de la electricidad. 

El Consejo de Ministros comunicó el martes haber iniciado la tramitación de un anteproyecto de Ley para crear el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que asumirá la parte de los costes fijos asociados al recibo de la luz. En la actualidad, estos costes son abonados por los consumidores particulares y las empresas. 

La medida provocará en la práctica que un grupo de 500 compañías tendrá que cargar con un sobrecoste anual de 7.000 millones. En torno al 43% de ese gasto lo asumirán las petroleras (las eléctricas un 31% y las gasistas un 25%).

Repsol, la compañía dirigida por Jon Josu Imaz, presidente de la ejecutiva nacional del PNV entre 2004 y 2007; Cepsa, el grupo controlado por Abu Dabi y la firma estadounidense Carlyle; y Disa, la compañía de la familia Carceller, son las petroleras españolas más afectadas por la medida.

Las petroleras consideran que el PNV puede ser el partido más sensible a sus pretensiones tras tumbar el impuesto al diésel

Fuentes consultadas por este diario en las empresas, también en despachos que trabajan con grupos energéticos, consideran que, en la arena política donde se dará forma a ese anteproyecto de ley, solo el PNV puede ser sensible a sus reclamaciones entre los partidos que han apoyado al Gobierno de Pedro Sánchez.

Este miércoles se inició el periodo de presentación de alegaciones al anteproyecto de ley, que finaliza el próximo 11 de enero. A partir de entonces dará comienzo la tramitación parlamentaria, donde se intensificarán los contactos con los partidos políticos para la aprobación de la nueva normativa.

Repsol e Iberdrola (con sede en Bilbao) son dos de las compañías que más aportan a la base recaudatoria en el País Vasco

En mente de todas las fuentes consultadas está el papel jugado por el PNV en la reciente negociación política para la imposición de un impuesto al diésel.

El Partido Nacionalista Vasco pactó a mediados de noviembre con el Gobierno su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, condicionado a la eliminación de ese impuesto, que pretendía obtener 500 millones de euros en dos años.

La industria petrolera "se va a hinchar a poner recursos", considera un reconocido abogado cercano al sector energético. Pero añade: "El anteproyecto es una jugada hábil, es coherente con el objetivo del Gobierno de descarbonizar la economía; bajo esa premisa no será fácil tumbar sus pretensiones".

"Somos la industria energética de Euskadi, y somos parte de la solución", dijo este miércoles el presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra

En esta ocasión, la 'sensibilidad' del PNV a las pretensiones de la industria petrolera serán puestas a prueba. Difícilmente pesarán más esas pretensiones que los argumentos que pueda exponer ante el Gobierno vasco la eléctrica Iberdrola, la compañía española con mayor valor en Bolsa tras Inditex (71.500 millones de euros).

PNV, juego de equilibrios

"Este caso no es como el del impuesto al diésel", apuntan las fuentes jurídicas consultadas. "El PNV ahora va a tener que hacer un interesante juego de equilibrios", comentan. "Me extrañaría que Sánchez Galán [el presidente de Iberdrola, en principio una de las compañías más beneficiadas por el anteproyecto de ley] no tuviera ya amarrado el apoyo del Gobierno vasco", subrayan.

Repsol e Iberdrola (con sede en Bilbao) son dos de las compañías que más aportan a la base recaudatoria en el País Vasco. La petrolera presidida por Antonio Brufau es el primer accionista de Petronor, con el 85,98% del capital (el resto está en manos de Kutxabank), uno de los buques insignia de la industria vasca.

"Al PNV le han metido un gol por toda la escuadra con este anteproyecto", consideran fuentes cercanas a las empresas petroleras

Petronor, la primera empresa en colocar su publicidad en la vestimenta del Athletic Club de Bilbao en sus más de 110 años de vida, con sede en Muskiz (Vizcaya), también defiende que invierte en energías limpias.

Emiliano López Atxurra, presidente de Petronor, ha advertido este miércoles en unas jornadas: "No hay transición energética sin fortaleza industrial y tecnológica", dijo. "Petronor invierte en hidrógeno verde, en combustibles sintéticos y en futuro. Somos la industria energética de Euskadi, y somos parte de la solución".
Fuentes cercanas a las compañías petroleras opinan que el Gobierno tomó nota de la posición tomada por el PNV con el impuesto al diésel y la negociación de los Presupuestos. Y que en esta ocasión no ha contado con su beneplácito a la hora de redactar el anteproyecto de ley. "Al PNV le han metido un gol por toda la escuadra con este anteproyecto", aseguran.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba