Economía

Sólo un 10% de las plazas convocadas por Hacienda son para controlar el gasto público

Los Técnicos de Hacienda recuerdan a Sánchez que por la falta de recursos para controlar el gasto público se producen casos como el de los ERE en Andalucía

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero EFE

El Ministerio de Hacienda ha convocado un proceso para cubrir mediante oposiciones 892 plazas en su Cuerpo de Técnicos, de las que sólo un 10% se destinarán a controlar el gasto público y el 90% restante se ocuparán de inspeccionar los ingresos públicos, a fin de velar por la recaudación del Estado.

La convocatoria, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este miércoles, saca 795 plazas para el Cuerpo Técnico de Hacienda, dedicado principalmente al control de ingresos en la Agencia Tributaria, y sólo 97 para entrar en el Cuerpo Técnico de Auditoría y Contabilidad, cuya labor principal es controlar el gasto de las Administraciones Públicas.  

La insuficiencia de plazas ha provocado la reacción de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), que echan en falta "más ambición respecto a los medios dedicados al control del gasto y las ayudas públicas".

Según han trasladado a Vozpópuli, Gestha cree que es necesario corregir "la actual impunidad de muchas actuaciones que, aun no constituyendo delito o incumplimiento contable, suponen una irresponsable disposición de los fondos públicos" y para ello es preciso contar con más efectivos dentro del Cuerpo de Técnicos.

Recriminan incluso a Pedro Sánchez que precisamente la falta de estos recursos es la que provoca casos de corrupción como el del PSOE andaluz: "La reciente sentencia de los ERE en Andalucía pone de manifiesto los agujeros y debilidades del modelo de control en las comunidades autónomas, que se puede extender también al de la Administración del Estado y de las entidades locales".

No hay medios para combatir el fraude fiscal

Desde el sindicato del Ministerio piden también más medios para "prevenir y combatir el fraude fiscal", dado que España tiene la mitad de efectivos que otros países de la Unión Europea en comparación con el número de contribuyentes, y van un poco más allá y reivindican una "reforma estructural y de funcionamiento de los órganos correspondientes".

"Esta reforma tendría que incluir una mayor atribución de responsabilidades a los técnicos, con la consiguiente eliminación de las trabas que, demasiadas veces, suponen una atadura de manos para desarrollar el trabajo de manera eficaz y eficiente", apuntan.

Gestha, el sindicato mayoritario en el Ministerio que dirige María Jesús Montero (elegido por el 32% de su trabajadores), pide una "reforma profunda" en la Agencia Tributaria y en el propio Ministerio, que permita solucionar problemas "de movilidad, de promoción y de reconocimiento profesional de la plantilla, especialmente de los técnicos de Hacienda". 

La falta de recursos dificulta la lucha contra una economía sumergida que supone un 24,6% del PIB

Esta reforma, así como una mayor dotación de recursos y personal, son necesarias para combatir un volumen de economía sumergida que según sus cálculos supone un 24,6% del Producto Interior Bruto (PIB), 10 puntos más que en el resto de los países de la Eurozona.

Según sus estimaciones, si el volumen de economía sumergida se redujera en 10 puntos se podrían recaudar unos 38.000 millones de euros anuales entre impuestos y cuotas de la Seguridad Social defraudadas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba