Economía

PharmaMar, Netflix o Glovo: ¿qué empresas salen ganando con el brote de Covid-19?

A pesar del enorme impacto negativo que las medidas del Gobierno y el brote de Covid-19 están teniendo en la economía, existen un puñado de empresas que están logrando sacarle beneficio a la crisis sanitaria 

Glovo
Glovo Europa Press

La ya declarada pandemia mundial de Covid-19, que en nuestro país ya registra más de 5.700 casos y por lo menos 165 fallecidos, ha supuesto una sacudida no a nivel sanitario, sino también económico. Las restricciones impuestas por el Gobierno, como el cierre de todos aquellos locales que no sean supermercados o farmacias y la limitación de los viajes dentro del país tras decretar el estado de alarma, ha hecho que se desplomen las bolsas ante el temor a un importante impacto económico, cuya cifra pocos se atreven a aventurar todavía. 

No obstante, aunque el panorama es negativo para la mayor parte de las empresas, hay algunas que están logrando obtener beneficios de esta anómala situación. El primer sector es el farmacéutico, que durante las últimas semanas se ha lanzado a investigar para desarrollar una vacuna o un antiviral que acabe con la enfermedad. No sólo por altruismo, sino por puro interés económico. 

Una de las compañías que en nuestro país puede salir más beneficiada es la compañía farmacéutica PharmaMar, que este viernes se disparaba en Bolsa después de anunciar que uno de sus antitumorales puede funcionar contra el coronavirus. Una deriva que también está teniendo en Estados Unidos el laboratorio Gilead, un gigante farmacéutico estadounidense que presenta resultados de su primer antiviral contra el SARS-COV-2 el próximo 17 de abril. La compañía que logre dar con la cura se convertirá, sin duda, en la gran ganadora de esta crisis sanitaria. 

Comida a domicilio

Por otro lado, operadores como Glovo, Deliveroo o Uber Eats están viendo estos días cómo los pedidos se disparan, aunque no facilitan cifras exactas. Sin embargo, varios de estos operadores han lanzado campañas específicas para estos días, en los que se anima a los españoles a quedarse en casa, y han sido los grandes beneficiados de las nuevas restricciones de la Comunidad de Madrid. En este sentido, mientras bares y restaurantes han tenido que cerrar la persiana, el Gobierno regional ha permitido los envíos de comida a domicilio, siempre que el restaurante en cuestión quiera mantener la cocina abierta.

Los supermercados llenos, los estantes vacíos, y larguísimas colas para adquirir los productos son ya imágenes habituales estos días. Según los datos hechos públicos por Kantar Worldpanel, la venta se ha disparado más de un 180%. No obstante, y aunque los supermercados pueden parecer unos de los ganadores de la crisis del coronavirus, lo cierto es que el incremento descontrolado de las ventas le está convirtiendo en uno de los sectores más dañados, teniendo algunos incluso que suspender su venta online por no poder satisfacer a toda la demanda. 

En el mismo sector que las cadenas de supermercados están los grandes almacenes, que estos días están viendo cómo sus ventas se hunden sobre todo en ciudades como Madrid. Con las nuevas contrataciones para la campaña de Semana Santa paralizadas, debido a la caída del turismo y los ciudadanos evitando salir a la calle, es de prever que las cuentas de este tipo de compañías se resientan durante varios meses.

¿Vemos más la televisión?

El cierre de los centros escolares también ha provocado un curioso efecto en la audiencia de los canales de televisión. De hecho, el martes 11 y el miércoles 12 de marzo la audiencia de Disney Channel se ha duplicado con respecto a los mismos días de la semana anterior. Clan y Boing, con un incremento del 92% y el 31% de subida el martes 11 de marzo también se benefician del tiempo que pasan los niños en casa, según la consultora GECA.

Otro efecto llamativo es el que se ha producido con el gigante del entretenimiento Netflix. Sus acciones se revalorizaron casi el 5% desde el pasado 31 de enero hasta principios de la actual semana, en un momento en el que el índice Nasdaq cayó alrededor del 7%. Sin embargo, el derrumbe bursátil que ha acaecido en los últimos días les ha hecho perder el 14,2% de su valor.

La audiencia de los canales temáticos de pago -con gran oferta infantil- aumentó un 108% con el cierre de colegios en la Comunidad de Madrid

No obstante, todo parece indicar que el consumo de productos ha subido como consecuencia de las medidas que invitan a la población a teletrabajar y salir de casa sólo lo que sea necesario. De hecho, según GECA, la audiencia de los canales temáticos de pago -con gran oferta infantil- aumentó el 108% el pasado miércoles en la Comunidad de Madrid.

El sector jurídico, pendiente de los ERTEs

En el sector jurídico hay tanto ganadores como perdedores. Por un lado, desde que comenzó la crisis, los despachos de abogados en general y los laboralistas en particular están recibiendo decenas de consultas para poner en marcha Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para afrontar la situación. Además, la cancelación de vuelos, espectáculos y reservas de todo tipo también abre la puerta a una avalancha de reclamaciones gestionadas por asesores legales. 

Por otro, la abogacía de los negocios sí está sufriendo el impacto del virus tras comprobar cómo muchas operaciones se están retrasando o incluso se está obligando a renegociar los términos de los contratos. De hecho, muchas empresas han empezado a reclamar la inclusión de cláusulas 'anti coronavirus' en los contratos de compraventa de sociedades para mitigar su impacto. 

El BCE salva a la banca 

La banca también sale beneficiada, en parte, gracias a las medidas aprobadas por el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) el pasado jueves. Ambos organismos han dado permiso a las entidades financieras para liberar parte de su liquidez atrapada para casos de crisis y también ha aplazado los test de estrés, lo que les da aún más margen para actuar. Además, en España, el sector ha puesto en marcha líneas de crédito por valor de 100.000 millones de euros, que previsiblemente contará con garantías públicas y que servirá para refinanciar deuda o para atraer a nuevos clientes.
No obstante, en el caso de que los mecanismos para paliar los desajustes de la economía no funcionen, los bancos podrían verse muy afectados ya que es posible que se pueda ver un ligero repunte de la morosidad. Además, hay que recordar que el BCE ha dejado la puerta abierta a bajar más los tipos en el caso de que las medidas fiscales no surtan efecto. 

El fútbol, la gran "víctima"

Otra de las grandes víctimas del coronavirus es la industria del deporte, completamente expuesta a la globalización y a la celebración de eventos públicos que no son de primera necesidad. La pandemia puede
ser todo un 'Lehman Brothers' para su principal negocio, el fútbol.
Este tiene un calendario especialmente saturado en 2020, entre otras cosas, por la proyectada celebración para verano por parte de UEFA de la primera Eurocopa con sede multinacional de la historia -con la que se busca disparar los 3.000 millones generados por la edición 2016-, y el compromiso de FIFA de que en el verano de 2021 se celebre el primer Gran Mundial de Clubes de la historia.

De cancelarse ahora, La Liga proyecta pérdidas seguras de 678 millones solo en TV y taquilla (sin contar, por ejemplo, patrocinio), un impacto que distintas estimaciones elevan hasta los 1.000 millones o más

De cancelarse ahora, La Liga proyecta pérdidas seguras de 678 millones solo en TV y taquilla (sin contar, por ejemplo, patrocinio), un impacto que distintas estimaciones elevan hasta los 1.000 millones o más. 
Vaya por delante el impacto que pueda tener para toda la industria un aplazamiento a 2021 o 2022 de los Juegos Olímpicos de Tokio (con un presupuesto de más de 11.000 millones), principal vector del negocio y calendario de los deportes más allá del fútbol y las competiciones de automovilismo. A la Fórmula 1, en suma, el coronavirus le encuentra en plena reestructuración de su negocio, con una nueva reglamentación financiera prevista para 2021.

Impacto en el sector inmobiliario

También se esperan consecuencias en el sector del inmobiliario. Existe consenso en que se reducirá de manera notable el número de operaciones de compraventa de viviendas, y algunos además auguran un impacto en los precios. Todo ello no haría más que agravar la ralentización que el sector empezó a acusar durante el convulso 2019, a lo largo del cual las tres principales promotoras cotizadas, Neinor, Aedas y Metrovacesa, tuvieron problemas para cumplir sus objetivos de entrega de viviendas
Paralelamente, está la incierta cuestión del teletrabajo y su posible impacto en el negocio de las socimis del IBEX, Merlin y Colonial, apoyadas en el arrendamiento de oficinas. Desde ambas empresas confían en que la pandemia no se prolongue la suficiente para impactar en sus cuentas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba