PENSIONES

Mensajes contradictorios del Pacto de Toledo sobre el acuerdo en pensiones

Para algunos partidos como Unidos Podemos las propuestas son ambiguas y la suficiencia de las pensiones no está del todo garantizada, mientras que a otros como Ciudadanos les preocupa que no se ha estudiado a fondo el problema de la sostenibilidad del sistema

Pensionistas que se concentraron en el Congreso de los Diputados pidiendo mejoras en sus prestaciones.
Pensionistas que se concentraron en el Congreso de los Diputados pidiendo mejoras en sus prestaciones. EFE

Aunque algunos partidos que conforman el Pacto de Toledo se atreven a garantizar que están cerca de cerrar un acuerdo y que en febrero serán capaces de emitir sus recomendaciones sobre el sistema de pensiones, otros como Unidos Podemos afirman que no están tan alineados.

"Si el Pacto de Toledo se dedica a hacer recomendaciones muy generales, estaremos haciendo un papel mojado", lamenta Aina Vidal, portavoz en el Pacto de Unidos Podemos, que sostiene que mientras no se apliquen medidas concretas para garantizar la suficiencia su partido bloqueará el acuerdo.

Vidal cree que "hay escollos para todos los partidos" que están impidiendo el acuerdo, pero defiende que lo importante no es "el calendario" sino el contenido.

Según Pilar Marcos, diputada del Partido Popular, es culpa de Podemos que el Pacto de Toledo no llegue a un acuerdo. "A finales del año pasado hubo un preacuerdo al que le faltan retoques mínimos, así que en principio supongo que es factible que se llegue a un acuerdo (...) pero yo sé que no le gustaba a Podemos".

Ciudadanos tampoco está del todo satisfecho con lo pactado hasta ahora, ya que cree que se han centrado mucho en garantizar la suficiencia de las pensiones, pero no se han fijado en el problema de la sostenibilidad del sistema.

"He puesto encima de la mesa que después de que lo que ha dicho la AIReF y otros organismos, el Pacto de Toledo no llegaba a determinar que existe un problema de sostenibilidad que hay que plantear, hemos hablado de la suficiencia pero hay que seguir trabajando en la sostenibilidad a medio largo plazo como decía la AIReF", ha señalado su portavoz, Sergio del Campo.

SÍ a que el Estado tenga más peso, NO a subir la edad de jubilación

Según ha avanzado la agencia EFE, el Pacto de Toledo tendrá en cuenta las recomendaciones a corto plazo que ha emitido la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y se sumará a su recomendación de que el Estado tenga más protagonismo en la financiación de la Seguridad Social.

Así, podrá hacer más aportaciones a la Seguridad Social a través de transferencias directas o bien con un impuesto finalista o con el pago de determinadas prestaciones que hasta ahora asumía la Seguridad Social (como las vinculadas a la protección de la familia y a la conciliación).

En concreto, la AIReF propone subir las cotizaciones que pagan empresas y empleados destinadas a la cobertura de contingencias comunes (o pago de pensiones) a costa de una bajada de tres o cuatro puntos porcentuales en las asignadas al pago de desempleo. Esta recomendación parece haber calado en el Pacto de Toledo pero sin desglosar porcentajes concretos.

También se plantean acabar con los préstamos de la Seguridad Social en unos 6 o 7 años, es decir en torno a 2025, una fecha en la que el sistema podría quedar saneado y haber superado el déficit del 1,5% del PIB que padece en la actualidad.

Más a largo plazo la AIReF propone elevar la edad efectiva de jubilación hasta los 65,5 años en 2048, una medida con la que la Seguridad Social está de acuerdo, según adelantó la semana pasada su secretario general, Octavio Granado, pero que no ha gustado al Pacto de Toledo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba