Construcción

Pelotazo de ACS en Londres: cobrará un 40% más por una estación de alta velocidad

El consorcio de Dragados que se hizo con uno de los contratos relacionados con el AVE británico se verá favorecido por la revisión global del proyecto

Junta de Accionistas de ACS
Junta de Accionistas de ACS Europa Press

La reevaluación de costes de la segunda línea de alta velocidad en Reino Unido afectará a ACS, la única compañía española que se ha hecho con un gran contrato del proyecto. La licitación para levantar la estación de Euston, adjudicada a un consorcio integrado por Dragados por 1.300 millones de libras (algo más de 1.500 millones de euros), podría ahora elevarse cerca de un 40%, hasta los 1.800 millones de libras (cerca de 2.100 millones de euros), en el marco de un debate promovido en el país para tratar de que el Gobierno se replantee el esquema de costes de la segunda línea de AVE.

Tras los contratos para la construcción de los diferentes tramos de la línea (de los que las grandes constructoras españolas quedaron fuera pese a estar presentes en varios de los grupos que presentaron ofertas), los de las nuevas estaciones figuran entre los más voluminosos del proyecto, en especial las de aquéllas que se sitúan en Londres, donde se localiza uno de los extremos del trazado (el otro es Birmingham).

Dragados, en consorcio con la local Mace, se adjudicó la de Euston mientras que Ferrovial pujó por la de Old Oak, aunque no resultó adjudicataria.

Ahora, todos estos contratos podrían verse afectados por el proceso de revisión del proyecto que se está llevando a cabo ante las numerosas voces que alertan sobre el peligro de los sobrecostes que está acumulando el proyecto. Presupuestado originalmente en unos 64.000 millones de euros al cambio, la factura actual podría irse por encima 81.000 millones.

Un informe demoledor 

Los temores se han confirmado después de la elaboración de un informe por parte del que fuera presidente de la sociedad promotora del proyecto (HS2) Doug Oakervee, que remitió al Gobierno, en el que se pone de manifiesto este desequilibrio y la necesidad de replantearse la infraestructura. Aunque el contenido del trabajo no se ha hecho público, diferentes fragmentos del mismo han sido filtrados a la prensa local. En lo tocante a la estación de Euston, la desviación prevista se aproxima al 40%.

Según ha trascendido, en su informe Oakervee propone diversas alternativas, entre las que se encuentra la reducción del número de andenes destinados a la línea de alta velocidad. El informe ha provocado una fuerte sacudida en el sector de infraestructuras del país aunque, por el momento, el Gobierno, ahora liderado por Boris Johnson, no ha tomado ninguna decisión al respecto, a la espera de lo que sucederá en las próximas elecciones de diciembre y también los acontecimientos en torno al proceso de salida de la Unión Europea por parte de Reino Unido.

Tras conocerse algunos detalles del informe se ha llegado a hablar incluso de un replanteamiento global del proyecto que llevaría a relicitar los grandes contratos, aquéllos en los que los consorcios con presencia española se quedaron sin premio final. No obstante, a día de hoy no hay ninguna decisión tomada en firme.

ACS es uno de los grupos de infraestructuras españoles con mayor presencia en Reino Unido. Las divisiones  británicas de sus filiales Dragados y Hochtief llevan décadas operando en el mercado local. Su actividad no se ha frenado a causa del Brexit, aunque el grupo que preside Florentino Pérez sigue teniendo en Norteamérica tanto su principal mercado en el exterior como su mayor apuesta a corto y medio plazo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba