Motor

Las patronales del automóvil piden al Gobierno rigor técnico y una nueva fiscalidad

El sector del automóvil representa en España el 10% del PIB y vive siempre muy pendiente de las políticas gubernamentales

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita meses atrás a la planta de Renault en Valladolid.
El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita meses atrás a la planta de Renault en Valladolid.

El automóvil es en España una de las industrias más fuertes, no en vano supone el 10% del PIB y da empleo al 9% de la población activa. Un sector que sobre todo en los últimos años vive muy pendiente, quizás demasiado, de las decisiones y declaraciones que llegan desde el Gobierno, hasta ahora en funciones, pero que desde esta semana es ya definitivo. Por ello, y tras un pasado ejercicio muy convulso motivado en gran medida por las muchas y controvertidas declaraciones y medidas tomadas contra los motores de combustión que tanto han aportado a la empleabilidad en España, las patronales del sector ya han comenzado a reaccionar ante la llegada de este nuevo Gobierno.

Desde Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, han querido recordar al nuevo Gobierno la necesidad de poner en marcha una estrategia “largoplacista y coherente” en materia de movilidad que no comprometa el desarrollo de un sector económico estratégico como es la automoción. De esta forma, el máximo dirigente de la patronal de vendedores y talleres de vehículos ha valorado la investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente tras un periodo marcado por la inestabilidad política, que ha pasado factura al mercado. De hecho, en 2019 las matriculaciones cerraron en negativo (-4,8%) por primera vez desde 2012, como consecuencia de la debilidad de las compras en el canal particular, que acumularon un descenso de más del 11%.

Para poder desarrollar esta estrategia de movilidad “clara y bien fundamentada” valoran entre las decisiones a tomar por el nuevo Ejecutivo que prime el rigor técnico sobre el interés “puramente político y demagógico para evitar vaivenes” que confundan al consumidor sobre qué coche comprar, y abogan por la creación de la figura de la Secretaría de Estado para el sector. En opinión de Raul Palacios, “contar con esta figura ayudará a levantar un proyecto eficaz a largo plazo con la vista puesta en 2050”, año en el que Europa exige la descarbonización total del transporte y que tiene a España a la cola, ya no solo por lo que se refiere a la baja representación de vehículos cero emisiones sino por la antigüedad de su parque, que con más de 12 años de antigüedad se alza como el más viejo de Europa, solo por detrás de Grecia.

En este sentido recordó que para conseguir una movilidad sostenible no basta con impulsar el vehículo eléctrico –el acuerdo programático PSOE-Unidas Podemos para un Gobierno de coalición contempla un plan de ayudas económicas para el vehículo eléctrico-, sino que es necesario, por un lado, favorecer una transición ordenada y eficaz con planes que ayuden a retirar de la circulación los vehículos más antiguos y contaminantes sin discriminar tecnologías para no penalizar a las rentas más bajas; y, por otro, afrontar el impacto medioambiental desde una perspectiva de unidad de mercado para que las normativas sean comunes en todas las regiones.

Nueva fiscalidad

La patronal de los concesionarios Faconauto, por su parte, espera que la llegada del nuevo Gobierno sirva para trabajar por la estabilidad y la competitividad de las empresas que conforman el sector de la distribución y reparación de vehículos. Específicamente, la actividad de los concesionarios representa el 3% del PIB, con una facturación anual de 46.000 millones de euros y más de 600.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos distribuidos por toda España, con altos niveles de cualificación y estabilidad.

Faconauto ha trasladado la necesidad de que el Gobierno apoye decididamente a la automoción española mediante medidas que mantengan el impulso, tanto de la parte industrial como de la distribución y reparación, en un momento clave, en el que se está dirimiendo su futuro desarrollo. Para la patronal, el nuevo Gobierno debería retomar los trabajos desarrollados junto al sector en la última legislatura, como es el Pacto Estratégico de la Automoción y, particularmente, una nueva fiscalidad para el automóvil, el desarrollo de nuevas formas de movilidad verde y el establecimiento de un marco jurídico para las relaciones comerciales entre concesionarios y fabricantes.

Faconauto considera que este año 2020 será clave para la transición hacia un parque más moderno y sostenible y, en el medio plazo, descarbonizado, por lo que las medidas que tome el nuevo Gobierno deberán ser consensuadas con todos los agentes de la cadena de valor de la automoción, particularmente con aquellos que están más cerca de los ciudadanos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba