Economía

La crisis de los opiáceos costará a la industria farmacéutica más de 150.000 millones de dólares

Según han calculado desde Berenberg Bank, el coste global para la industria farmacéutica de las más de 2.500 demandas pendientes ascendería a esa cantidad 

Pastillas
Pastillas Pixabay

La crisis de los opiáceos en Estados Unidos puede llegar a costarle a las empresas farmacéuticas implicadas más de 150.000 millones de dólares en sanciones judiciales, según han calculado esta semana los analistas del banco de inversión internacional Berenberg, después de que se hiciera pública la condena millonaria que ha recibido la compañía Johnson & Johnson esta semana.

Johnson & Johnson ha ocupado cientos de titulares a nivel internacional al ser obligada por un tribunal de Oklahoma a pagar más de 515 millones deeuros por su papel en la crisis de los opiáceos que vive Estados Unidos desde los años 90. Fue entonces cuando miles de médicos comenzaron a prescribir este tipo de analgésicos -extremadamente potentes y con componentes comunes a drogas como la heroína- para mitigar el dolor agudo.

Su composición, así como el hecho de que son muy adictivos, le han costado desde entonces la vida a más de 400.000 personas en el país, por lo que se han comenzado a poner en marcha más de 2.500 demandas con el objetivo de hacer pagar a los fabricantes de estos medicamentos por la que muchos consideran la crisis sanitaria más grave que jamás ha sufrido la primera potencia económica mundial.

Hasta 480.000 millones para reparar el daño

La gran batalla legal para la industria farmacéutica comenzará el próximo 21 de octubre, cuando se ponga en marcha el primer juicio federal contra estas empresas. Será en la capital del estado de Ohio, Cleveland y agrupará a más de 2.000 demandas presentadas por las autoridades locales. 

El cálculo por parte de Berenberg no es aleatorio ni descabellado. Según Patrick Trucchio, responsable de la estimación, la acusación de este proceso federal aspira a lograr un acuerdo con las farmacéuticas de más de 100.000 millones de dólares, mientras que los casos que están siendo gestionados a nivel regional pueden llegar a costar a las farmacéuticas unos 50.000 millones de dólares en multas. 

De hecho, los analistas de Berenberg Bank podrían considerarse optimistas, ya que los demandantes creen que el coste causado por los opioides es mucho mayor: un total de 480.000 millones de dólares. Esta es la cifra según el profesor de salud pública Caleb Alexander, que ha citado como experto en numerosas vistas relacionadas con el caso, que tendría un plan nacional sanitario para gestionar la crisis, que duraría cerca de 10 años.  

Más de 22 empresas implicadas

En la actualidad son más de 22 fabricantes, distribuidores y oficinas de farmacia involucradas en el proceso, y están tratando de negociar un acuerdo con cerca de 2.000 administraciones locales, de condados o estatales en casos separados que llegarán a los juzgados en los próximos meses.

De entrada, los representantes de las administraciones involucradas consideran que la sentencia de Oklahoma constituye otro hito en la búsqueda de evidencias de que las compañías han jugado un papel en esta crisis de salud.

Las farmacéuticas ya prevén que esta condena contra Johnson & Johnson puede marcar la hoja de ruta a seguir por parte del resto de autoridades judiciales implicadas, por lo que están comenzando a prepararse.

Acuerdo de Purdue Pharma 

Según varios medios norteamericanos, otra de las grandes 'farmas' implicadas en la crisis, el gigante norteamericano Purdue Pharma, estaría negociando un acuerdo por un valor de más de 12.000 millones de dólares para evitar pasar por los tribunales y cerrar de manera extrajudicial los miles de litigios en su contra a los que va a tener que hacer frente.

Bajo el acuerdo, según han informado varios medios de comunicación norteamericanos, la compañía aceptaría la salida de su actuales dueños, la familia Sackler, que se hicieron con la empresa en los años 50. Purdue Pharma es la empresa fabricante de uno de los opiáceos más conocidos a nivel internacional, la oxicodona bajo la marca OxyCotin. 

Del dinero total del acuerdo, la familia Sackler abonará de su bolsillo en torno a 3.000 millones de dólares, mientras que el resto saldrá de los bienes que posee la farmacéutica. De confirmarse el entendimiento, Purdue Pharma sería la primera de una veintena de farmacéuticas en EEUU con litigios por la epidemia de los opiáceos que logra cerrar un acuerdo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba