Economía

Los operadores temen que Podemos impulse una subasta 5G a precio de oro

En los próximos meses se pondrá en marcha una puja por espectro readioeléctrico que se antoja crítica para el desarrollo del 5G en España

Una mujer utiliza su teléfono móvil.
Una mujer utiliza su teléfono móvil. Europa Press

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene en el horizonte la última subasta de espectro para el despliegue de redes 5G, que se antoja crítica para el desarrollo de servicio y tarifas por parte de los operadores de telecomunicaciones. Las compañías españolas tienen miedo a que la entrada de Podemos en el Ejecutivo dispare el precio de la subasta.

Hace unos meses los operadores asistieron a las subastas de Alemania e Italia, dos procesos que alcanzaron cifras muy por encima de las expectativas. En España una puja sobredimensionada sería un mazazo para sus intereses. Todos las grandes compañías -a excepción de MásMóvil- ven ejercicio tras ejercicio mermados sus ingresos, debido a la contracción en los precios por la fuerte competencia en el sector.

En el caso de Italia, la subasta, celebrada en 2018, alcanzó los 6.600 millones de euros mientras que la de Alemania se cerró el año pasado en 6.550 millones de euros. En España los operadores esperan que la puja no supere los 2.000 millones de euros.

"Aunque en público todos los operadores muestran cierta tranquilidad en torno a la subasta del 5G, lo cierto es que de puertas para adentro hay temor a que el mayor afán recaudatorio del Gobierno de coalición con Pablo Iglesias se traduzca en una puja a precio de oro", explican desde uno de los operadores de telecomunicaciones.

Gasto social

Pedro Sánchez ha anunciado en su legislatura el incremento del gasto social, intención coincidente con lo que propone el partido morado -si bien este lo quiere hacer en mayor grado-.

"Tomar las medidas que se pretenden tomar en términos de mejoras sociales implican un mayor gasto, y de algún sitio tiene que salir el dinero. Es normal que en público las compañías de telecominicaciones no digan abiertamente lo que piensan, pero la realidad interna es la que es. Hay miedo a que la subasta se dispare", aseguran las mismas fuentes.

El modelo de subasta de espectro lo fija el Gobierno. El verano pasado el Ejecutivo aseguró que los operadores podían estar tranquilos porque no habría "un afán recaudatorio". Lo cierto, sin embargo, es que ahora estamos ante un Gobierno muy distinto al anterior, con un marcado viraje a la izquierda.

"Existen muchas fórmulas de inflar los precios en las subastas de frecuencias, como ya se ha visto en los casos de Alemania o Italia. Da igual el formato que se plantee, si quieren recaudar más, lo harán", explican las mismas fuentes. La subasta de la banda de los 700MHz tendrá que realizarse, tal y como está marcado en el calendario ministerial, antes de junio de este año.

La anterior subasta

La anterior puja, celebrada en verano de 2018, correspondió a la banda de los 3.6 y 3.8GHz. Se recaudaron 437 millones de euros y a ella acudieron Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil.

La gran ganadora fue Vodafone, que se hizo con 90MHz de espectro contiguo. Las frecuencias se subastan por bloques, y es de suma importancia para ofrecer un buen servicio que estos vayan contiguos, cosa que Vodafone consiguió.

El Gobierno modificó el formato de pago de las subastas de espectro para el 5G. Ahora podrá hacerse en 20 años (el mismo tiempo que tienen de vigencia las licencias), a plazos, y con un interés del 2,35%. Una medida bien vista desde los operadores, ya que flexibiliza mucho las condiciones de pago.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba