Urbanismo

La operación Chamartín dejará 3.800 millones en impuestos a las tres Administraciones

El Ayuntamiento de Madrid recibirá casi un 40% de esta cantidad a lo largo de los más de 20 años en los que se desarrollará el proyecto. El beneficio económico para el Consistorio se irá por encima de los 380 millones de euros

Maqueta de Madrid Nuevo Norte
Maqueta de Madrid Nuevo Norte

Madrid Nuevo Norte, el desarrollo urbanístico conocido tradicionalmente como operación Chamartín, llenará las arcas de las tres Administraciones Públicas involucradas en el proyecto (Estado, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid). A lo largo de los más de 20 años que durará la construcción del nuevo barrio que articulará el norte de la capital, los ingresos fiscales que dejará la operación ascenderán a 3.792,5 millones de euros, de los que cerca de la mitad irán a parar a la Administración Central.

La cifra aparece recogida en el expediente sobre la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid para el área de planeamiento conocida como 'Prolongación de la Castellana', que ya está en su fase de consulta pública tras recibir la aprobación inicial por parte de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid el pasado 20 de septiembre. Esta modificación es el trámite necesario para proceder al inicio de los trabajos para poner en pie un nuevo barrio que cerrará la brecha abierta en el norte de Madrid como consecuencia del desarrollo ferroviario en torno a la estación de Chamartín.

El expediente, compuesto por más de 13.000 folios y elaborado por el Ayuntamiento de Madrid, por su carácter de iniciativa pública, detalla que la construcción de Madrid Nuevo Norte supondrá un ingreso de 1.718 millones de euros para la Administración Central, de los que un 50% corresponde al impuesto de sociedades. Mientras, algo más de 30% será en concepto de IVA y el resto, del IRPF.

Aunque el Estado será el principal beneficiado por la operación Chamartín desde el punto de vista fiscal, el Ayuntamiento de Madrid no le va a la zaga. De hecho, un 40% del total de los ingresos que generará Madrid Nuevo Norte por impuestos irán a parar a las arcas del Consistorio que lidera Manuela Carmena. De los 1.515 millones que comportan esta partida, un tercio está relacionado con el cobro del IBI.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la rueda de Prensa en Cibeles.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante la rueda de Prensa en Cibeles. EFE/Zipi

El resto de los ingresos fiscales, casi 560 millones de euros, serán para la Comunidad de Madrid, que será la encargada de dar la aprobación definitiva a la modificación del PGOU, una vez que el Ayuntamiento haya dado el visto bueno definitivo.

380 millones para el Ayuntamiento 

Además, el desarrollo urbanístico arrojará resultados positivos para la ciudad de Madrid, una vez descontados los gastos en los que deberá incurrir. Según el mencionado expediente, el Consistorio ingresará 890 millones de euros durante el proceso de las obras de Madrid Nuevo Norte mientras que los gastos ascenderán a 550 millones, lo que arroja un beneficio de 340 millones de euros.

Además, una vez que la actividad económica comience en el desarrollo, el Ayuntamiento tendrá unos beneficios adicionales próximos a los 40 millones, fruto de unos ingresos de algo más de 700 millones de euros y unos gastos asociados (fundamentalmente de mantenimiento) de 665 millones.

Perspectiva aérea de Madrid Nuevo Norte
Perspectiva aérea de Madrid Nuevo Norte

El expediente también recoge cifras relacionadas con el empleo que generará la construcción de Madrid Nuevo Norte y su posterior desarrollo. Así, las estimaciones incluidas en la extensa documentación apuntan a que se crearán 118.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, durante el levantamiento del nuevo barrio. Mientras, la actividad que se genere en el nuevo desarrollo urbanístico creará en torno a 130.000 empleos adicionales.

Calendario: la estación, prioritaria

El expediente permanecerá en fase de consulta hasta el próximo 5 de diciembre. A partir de entonces, el Ayuntamiento estudiará las alegaciones que se hayan recogido con el fin de decidir cuáles de ellas se incorporan al expediente definitivo, que deberá ser aprobado nuevamente, en esta ocasión por el Pleno municipal.

La prolija documentación también hace alusión al calendario de los trabajos, aunque de forma orientativa. La estación de Chamartín será prioritaria a la hora de iniciar las obras, así como el Nudo Norte, en cuya primera fase ya está trabajando el Ayuntamiento, toda vez que quedó fuera de la operación. De acuerdo con los diferentes cronogramas que aparecen en el expediente, la promoción de viviendas no se iniciaría hasta el año diez del desarrollo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba