Construcción

El enésimo tropezón bursátil de OHL complica a Villar Mir la venta de su participación

El revés recibido por el tribunal de arbitraje británico que tutela las reclamaciones por el contrato del hospital qatarí de Sidra vuelve a depreciar los títulos de la compañía y, con ello, el objetivo de ingresos de Grupo Villar Mir por la venta de su participación en la constructora

Juan Miguel Villar Mir sigue el frente del holding industrial que lleva su nombre
Juan Miguel Villar Mir sigue el frente del holding industrial que lleva su nombre

Paso atrás en los planes de Grupo Villar Mir para colocar en el mercado su participación en OHL, constructora de la que es su primer accionista. El fuerte castigo sufrido este jueves por el valor, como consecuencia de la resolución de un tribunal de arbitraje británico que deja la puerta abierta a que Qatar reclame a la compañía hasta 700 millones de euros por el contrato para la construcción de un hospital, ha devuelto la cotización de OHL a sus cotas más bajas desde comienzos del presente año. Una circunstancia que deprecia la participación de Villar Mir, de algo más de un 30%, y hace inviable lograr los objetivos de ingresos que persigue el holding industrial que lidera el fundador y expresidente de la constructora, Juan Miguel Villar Mir.

Los títulos de OHL volvieron a perder la referencia de un euro en la que se habían establecido en los últimos meses gracias, entre otros factores, a la buena acogida que han tenido entre los inversores los resultados de la compañía en los dos primeros trimestres del presente año, en los que ha logrado registrar un resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo y reducir de forma considerable sus pérdidas netas. Además, los saneamientos derivados de proyectos fallidos en el exterior parecen haber pasado a la historia.

Como consecuencia de lo anterior, las acciones de OHL experimentaron un sostenido repunte que situó su maltrecha capitalización bursátil cerca de los 400 millones, lo que suponía valorar la participación de Grupo Villar Mir en algo más de 100 millones, una cifra similar a la que obtuvo cuando realizó su última venta de acciones en el mercado, con el fin de obtener algo de liquidez que le permitiera afrontar la refinanciación de la deuda.

Por entonces, Villar Mir vendió el 12% del capital, lo que redujo su participación en la empresa hasta el 38%. Desde entonces, su peso en el capital se ha reducido hasta poco menos del 32% aunque, en este caso, el descenso no se ha debido a operaciones de venta de acciones sino a no haber ejecutado ni renovado los derivados que han ido venciendo paulatinamente.

No a cualquier precio

Grupo Villar Mir está dispuesto a salir del capital de OHL pero no a cualquier precio. De lo contrario, la operación no cumpliría con el cometido de dotar al holding de la liquidez necesaria para afrontar la negociación con la banca acreedora. A los precios actuales, la participación del holding familiar en la compañía está valorada en poco más de 75 millones de euros.

El último desplome sufrido por la cotización de OHL tiene su origen en una resolución del tribunal de arbitraje que tutela el conflicto que mantiene un consorcio liderado por la constructora española contra el Gobierno de Qatar relacionado con la construcción de un hospital. En su día, el contrato fue resuelto cuando el avance de las obras era del 95%. Qatar pretende reclamar algo más de 1.100 millones de euros al consorcio, de los que la mayoría se corresponde con los perjuicios derivados de no terminar la obra.

La reciente resolución del tribunal de arbitraje no supone en sí una condena para el consorcio de OHL puesto que el proceso aún no ha entrado en la fase de determinar la cuantía de las reclamaciones. Pero sí habilita a Qatar para formular su petición de indemnización.

Situación de debilidad

Pese a esta circunstancia y a que el consorcio de OHL cuenta con reconocimientos asegurados en este proceso por valor de 253 millones de euros, el mercado mostró una reacción muy negativa a la noticia. La situación de debilidad de la compañía contribuye a que cualquier aspecto negativo provoque una salida masiva de inversores.

Este escenario complica la vida especialmente a Grupo Villar Mir, que también contempla desinvertir en otros activos como la cartera inmobiliaria y su otra participación en una compañía cotizada, la que posee en Ferrroglobe. Sin embargo, la siderúrgica tampoco atraviesa su mejor momento. En lo que va de año, su cotización ha caído un 40% y la participación del holding, que supera el 50%, está valorada en la actualidad en poco más de 70 millones de euros.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba