Pensiones

La OCDE avisa a España de que jubilarse a los 65 años es muy pronto

Recomienda que se utilice toda la vida laboral para calcular la pensión y que se tenga en cuenta la esperanza de vida. Lamentan que no les han invitado nunca a la comisión del Pacto de Toledo

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, con Nadia Calviño, vicepresidenta económica, en una imagen de archivo
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, con Nadia Calviño, vicepresidenta económica, en una imagen de archivo Europa Press

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha recomendado al Gobierno que apruebe las medidas necesarias para retrasar la edad de jubilación, ya que jubilarse a los 65 años es "muy pronto" para un país que "envejece tan rápido como España".

"No hay otra opción en España que retrasar la edad de jubilación porque España es uno en los países en los que el periodo de contribución que se necesita para cobrar la pensión es de los más bajos", ha defendido Hervé Boulhol, responsable de Pensiones en la División de Trabajo y Política Social de la OCDE, durante la presentación de su informe "Pensiones de un vistazo" (Pensions at a glance) en Madrid.

Ha insistido en que "la edad de jubilación en muchos países va a irse hasta más tarde de los 70 años, así que el mensaje aquí es que basándonos en estos indicadores, en el futuro esté umbral de 65 años será muy bajo para un país que envejece tan rápido".

Ha recordado que aunque la edad legal de jubilación va a subir hasta 67 años en 2027, en la práctica los españoles podrán seguir jubilándose a los 65 con el 100% de la pensión, sin ninguna penalización, utilizando el sistema de prejubilaciones, por lo que recomienda "unir la edad de jubilación a la esperanza de vida".

Los pensionistas deben "compartir el esfuerzo que hay que hacer"

En este sentido, ha defendido la entrada en vigor del factor de sostenibilidad, aue se ha ido posponiendo y sirve para relacionar el cálculo de la pensión con la cantidad de años que va a vivir el pensionista una vez jubilado. Ha señalado que es "una buena herramienta con bajo coste político".

Han lamentado además que nunca han sido invitados a participar y vertir su opinión en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, en la que todos los partidos políticos con representación en el Congreso debatían -hasta disolución- sobre cómo llevar a cabo la reforma del sistema de pensiones. 

Subir impuestos no funciona a largo plazo

Respecto a la posibilidad de subir impuestos para aumentar los ingresos y poder así afrontar el creciente gasto de la Seguridad Social, ha apuntado a que puede ser una "solución a corto plazo", pero no una vía para arreglar el problema a largo plazo, ya que los pensionistas deben "compartir el esfuerzo que hay que hacer", y no puede recaer únicamente en los trabajadores.

Para la revalorización de las pensiones, la OCDE asume que no es "deseable" que las pensiones suban menos que el IPC, pero ha afirmado que si el punto de partida es una pensión muy alta "una indexación baja puede no ser injusta".

Cree que también habría que revisar la tasa de sustitución (el porcentaje del último sueldo que supone la pensión), que en España es de las más altas de la OCDE, y aconseja además aumentar el periodo de cómputo que se utiliza para calcular la pensión a toda la vida laboral, como ocurre en otros países.

"El periodo de referencia para calcular la pensión no tiene en cuenta toda la vida laboral como ocurre en todos los países menos las excepciones de España, Francia y Eslovenia", ha afirmado. "Este periodo es muy bajo y es una excepción, así que por supuesto hacen falta medidas" ha recalcado.

Planes de pensiones en empresas

Por su parte, Pablo Antolín, jefe de la Unidad de Pensiones Privadas en la División de Asuntos Financieros de la OCDE, ha recomendado al Ejecutivo que trabaje en el fomento de los planes de pensiones empresariales o de empleo, el llamado Segundo Pilar, (sistema de capitalización), para conseguir que sea un sistema que no sólo se utilice en las grandes empresas y para empleados que llevan más de 2-3 años trabajando, como ocurre en la actualidad.

Considera que es un sistema que debería extenderse a cualquier compañía, que los trabajadores deberían adquirir el derecho a tenerlo desde el momento en que son contratados (incluso si tienen un contrato temporal), y que no deberían perder ese derecho si son despedidos. Su uso actual en España está limitado también por el hecho de que sean las empresas las que deciden qué plan de pensiones tienen que tener sus empleados, sin posibilidad de que sea elegido por ellos. 

Con respecto al ahorro individual en planes de pensiones privados (Tercer pilar), "cuando comparas los datos de España con los de otros países, lo primero que ves es que las aportaciones voluntarias a planes de pensiones privados son muy bajas".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba