Economía

Navantia busca asesores para resucitar su negocio y sobrevivir al coronavirus

El fabricante naval, controlado en un 100% por la SEPI, busca una consultora que analice el impacto de la pandemia tanto en su estrategia como a la competencia  

Astilleros de Navantia.
Astilleros de Navantia. Efe.

Los fabricantes de buques militares no se han librado del coronavirus. Ejemplo de ello es Navantia, la compañía pública que controla en un 100% la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Una empresa encallada en los números rojos y que recibe un nuevo contratiempo con esta crisis. Un futuro complejo para el que ha decidido recurrir a la ayuda de asesores.

Navantia busca en el mercado una consultora que analice la empresa, su competencia y las posibles salidas que tiene tras la pandemia. El principal objetivo de este concurso es reforzar la posición estratégica de sus mercados más estratégicos. "El mercado naval militar es altamente competitivo y las oportunidades tienen una alta concentración en determinados países donde compiten todos los astilleros internacionales", explica la compañía pública.

Los candidatos deberán llamar a las puertas de la SEPI en los próximos 10 días. Un trabajo de consultoría donde vuelve a sonar el nombre de las Big Four (EY, KPMG, Deloitte y PwC). El valor del contrato son 181.000 euros y el trabajo termina a mediados de marzo, ya que el plazo es de un mes y estiman que estos trabajos arranquen el 15 de febrero.

En concreto, Navantia necesita que este asesor tenga amplios conocimientos del sector de la defensa en Europa, experiencia trabajando con empresas similares y relación con entidades españoles y europeas clave como los ministerios de Industria y Asuntos Exteriores.

El gran reto es sacar a su negocio de la covid-19. "Está generando una crisis social y económica sin precedentes a nivel global, lo que está produciendo que los principales competidores de Navantia refuercen sus acciones, involucrando a las instituciones de sus Estados en relaciones de alto nivel en los principales mercados de exportación", detalla. 

Contratos perdidos

Navantia busca en esta consultoría nuevas vías de colaboración tanto con administraciones como con otras empresas privadas. La empresa pública pretende reposicionarse en mercados donde ha perdido peso, como es el caso de Estados Unidos, Canadá o Australia. 

No hay que olvidar que el paso mes de mayo no logró una adjudicación valorada en más de 5.580 millones de dólares (5.000 millones de euros) para la construcción de una decena de fragatas de nueva generación para la U.S. Navy (la Armada de los Estados Unidos).

En junio de 2018, perdió la opción de construir nueve fragatas para la Marina Australiana. Esta adjudicación del Gobierno de Australia se elevaba hasta los 22.000 millones de euros. Su segundo golpe llegó en el mismo año, pero en Canadá. En octubre de ese año, la Armada de Canadá decidió que la empresa española pública no era su mejor candidato para construir 12 fragatas.

Números rojos

Proyectos que eran clave para aliviar sus cuentas deficitarias de los últimos años. En 2019, las últimas cuentas anuales presentadas por la SEPI, Navantia cerró con unas pérdidas de 144,7 millones de euros, mejorando en un 35% los números rojos de 225 millones que registró en el ejercicio anterior.

La empresa sigue siendo la que más lastra los resultados de la SEPI. Por eso busca un asesor que mejore su posicionamiento en sus exportaciones, "con la creación de una estrategia a nivel país involucrando instituciones y organizaciones clave a nivel nacional, como hacen otros competidores, y como respuesta al impacto de la crisis de la COVID-19", concluye la propia compañía.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba