Energía

Naturgy eleva su beneficio un 16% en el primer trimestre

La compañía ha elevado un 15% su capacidad instalada de energías renovables, a lo que ha destinado buena parte de los 300 millones de inversión que registró entre enero y marzo. La deuda se redujo un 2% tras dedicar casi 700 millones a retribuir al accionista

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy

El beneficio ordinario de Naturgy ascendió a 377 millones de euros en el primer trimestre de 2019, lo que supone un incremento del 16% respecto al mismo periodo de 2018. El resultado bruto de explotación (Ebitda) subió un 6%, hasta 1.167 millones de euros, mientras que las inversiones de la compañía han alcanzado los 300 millones de euros, destinados principalmente al desarrollo del negocio renovable.

La compañía que preside Francisco Reynés ha elevado un 15% su capacidad instalada en renovables, que se sitúa ya por encima de 1.300 MW. Entre enero y marzo, Naturgy ha puesto en operación 138 MW eólicos y solares y prevé que otros 777 MW hagan lo propio a lo largo del año.

Durante el primer trimestre del año, Naturgy ha seguido focalizada en la retribución al accionista, uno de los puntos fundamentales del plan estratégico puesto en marcha a finales del pasado mes de junio. En este periodo, la empresa energética destinó 560 millones de euros al pago del dividendo complementario y otros 135 millones a la adquisición de acciones propias que, al ser amortizadas posteriormente, también beneficiará a los socios.

Hasta el cierre del trimestre, Naturgy ha destinado 238 millones de euros a la compra de acciones propias, cifra que alcanzará los 400 millones a la conclusión del primer semestre, de acuerdo con el compromiso adquirido en el citado plan.

Por áreas de negocio, el Ebitda de electricidad y gas subió un 1,2%, hasta 409 millones de euros. Factores como la supresión temporal del impuesto de generación, la mejora de la eficiencia y la política comercial de la compañía compensaron aspectos negativos como la caída de los precios del gas y de la producción hidroeléctrica, así como el incremento de los derechos de emisión de CO2.

Por su parte, infraestructuras elevó su Ebitda un 7,7%. La evolución más destacada se dio en las áreas de Latinoamérica. En la zona sur, la actualización tarifaria por el reconocimiento de la devaluación de las divisas propició un incremento del 15%  del Ebitda. Mientras, en la zona norte (México y Panamá) el beneficio bruto subió un 68% por motivos similares y por la reducción de costes.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba