Economía

Los 'señores del ladrillo' copan la lista de morosos 12 años después del crack inmobiliario

El estallido de la burbuja inmobiliaria en España, entre 2007 y 2008, fue de tal tamaño que 12 años después grandes compañías que entonces lideraban el sector siguen a día de hoy debiendo cientos de millones de euros a Hacienda

Cartel de Nozar en un edificio de viviendas.
Cartel de Nozar en un edificio de viviendas. Efe.

Los empresarios que a principios de este siglo brillaron en el sector inmobiliario español, y que, a partir de 2007, protagonizaron y asistieron al estallido de la burbuja inmobiliaria, los conocidos como 'los señores del ladrillo', son en la actualidad los españoles que más deben a Hacienda. 

Rafael Santamaría, expresidente de Reyal Urbis; Francisco Hernando (El Pocero, fallecido este año); la familia Nozaleda, al frente de Nozar; la familia Romero González, del Grupo Prasa; la familia Sanahuja... fueron algunos de esos 'señores del ladrillo' que hoy copan la lista de los mayores morosos de Hacienda, que fue hecha pública este miércoles.

Reyal Urbis, la inmobiliaria que generó la segunda mayor quiebra ocurrida en la historia empresarial española, con cerca de 4.500 millones de euros de deuda, lidera el ranking de las empresas del sector que más deben, 343 millones de euros.

La promotora Bitango, que en 2006 protagonizó un escándalo urbanístico en Madrid, debe a Hacienda 79,6 millones

La compañía presidida por Rafael Santamaría creó de la nada una pequeña ciudad, Valdeluz, a 64 kilómetros de Madrid. Otro de los señores del ladrillo que también levantó un gran complejo residencial donde antes solo había campo fue Francisco Hernando, el Pocero, fallecido este año. Una de las empresas del creador de Seseña, Obras Nuevas Edificación, debe 86 millones.

El grupo Nozar protagonizó otro de los grandes concursos de acreedores del sector inmobiliario, con un pasivo cercano a los 2.000 millones de euros. La compañía de la familia Nozaleda, que a día de hoy todavía se mantiene en una extraña situación concursal, debe 215 millones a Hacienda. 

Martinsa Fadesa, la empresa que protagonizó en 2008 la mayor quiebra de la historia en España, con una deuda cercana a los 7.000 millones de euros, debe 27 millones. La empresa de la familia Sanahuja, que entre los años 2005 y 2007 se hizo con Metrovacesa en una épica batalla contra Joaquín Rivero, debe 16 millones.

El Grupo Prasa, la mayor inmobiliaria de Córdoba, debe 97,7 millones a Hacienda

Otras compañías y empresarios que fueron símbolos del boom del ladrillo y que en la actualidad siguen cargando con deudas millonarias con Hacienda son el Grupo Prasa, la mayor inmobiliaria de Córdoba (97,7 millones); Noriega, propiedad del Grupo Sánchez-Ramade, que fue considerado el mayor grupo empresarial andaluz tras Abengoa, y que en 2010 quebró con más de 1.000 millones de deuda (37 millones); el grupo Lábaro, que se declaró en concurso en 2008 con unos 700 millones de pasivo (23,3 millones); o Inmobiliaria Chamartín, la empresa de la familia Cutillas, que llegó a tener una deuda cercana a los 1.800 millones de euros y que se declaró en concurso en 2016 (Hacienda reclama a la empresa en la actualidad 20 millones).

Escándalos y quiebras millonarias

Entre los grandes morosos españoles figuran todavía empresarios que levantaron imperios inmobiliarios, pero que también se vieron inmersos en graves casos de corrupción. 

Fue el caso de Jesús Ruiz Casado, al frente de Aifos, la inmobiliaria que reinó en la Costa del Sol en la época del boom. El empresario fue detenido en julio de 2006 acusado de haber recibido dinero de Juan Antonio Roca, el que fuera asesor de urbanismo de Marbella con Jesús Gil, en la trama Malaya.

Empresas de Rafael Gómez Sánchez, Sandokán, que fue concejal del Ayuntamiento de Córdoba, deben 150 millones de euros

A día de hoy Hacienda reclama a Aifos 99 millones de euros. A la esposa de Ruiz Casado, Teresa Maldonado Taillefer, Hacienda le exige el pago de 15,6 millones.

Empresas de Rafael Gómez Sánchez, conocido como Sandokán, que fue concejal del Ayuntamiento de Córdoba, y que en 2017 fue condenado a cinco años de prisión por delitos contra Hacienda, deben 150 millones de euros.

La promotora Bitango, vinculada al grupo San Román, que protagonizó un gran escándalo en el año 2006 al saberse que estaba vendiendo vivienda protegida a empresas con otros intereses, debe hoy a Hacienda 79,6 millones.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba