El Corte Inglés

Nueve momentos clave para entender la guerra de El Corte Inglés

Desde la muerte de Isidoro Álvarez, hasta llegar a la dimisión de Dimas Gimeno

Para entender la fractura de El Corte Inglés, primero hay que saber en dónde está el poder. Y es que, aunque Dimas Gimeno sea el consejero delegado, son las hermanas Álvarez las que mayor peso accionarial tienen dentro del grupo. 

Isidoro Álvarez muere el 14 de septiembre de 2014. El empresario dejó, o eso pensaba, todo muy bien atado. Había formado a su sobrino (Gimeno) a su imagen y semejanza y a sus hijas (Marta y Cristina) les había dejado una herencia más que jugosa, con la que no tendrían que haber trabajado en sus vidas. Pero las hermanas no querían eso. Querían más presencia e implicación en la empresa. 

Gimeno es nombrado consejero delegado de El Corte Inglés el 16 de septiembre de 2014 y desde entonces la lucha de poder ya era evidente. La primer batalla se luchó en la Fundación Ramón Areces, institución que es la principal accionista de ECI con el 37,39% del capital. Gimeno defendía que tenía que ser él el presidente, pero las hermanas también querían su parte del pastel, y tenían todo el derecho de pedirlo. Ellas ostentaban el 69% de IASA, la empresa en la que Álvarez les dejó el 22% de El Corte Inglés y el 15% de este grupo. La herencia de Gimeno se reducía al 2,2%. 

La lucha se finalizó con un 'ni para ti, ni para mi'. Florencio Lasaga asumió la presidencia y las hermanas se incorporaron al patronato y crearon la figura de vicepresidenta, que ocupó Cristina. 

Con este movimiento las hermanas ya comenzaron su partida de ajedrez, con Lasaga como 'torre, caballo y alfil'. El histórico del grupo, junto a Juan Hermoso seguía teniendo muchos poder dentro del consejo, lo que favorecía a las hermanas y dejaba al sobrino con menos margen de maniobra. 

Diciembre de 2016

Siguiente movimiento de las hijas de Álvarez. En la navidad de 2016, Marta y Cristina consiguieron colocar Víctor del Pozo, protegido suyo. Pasa de ser subdirector de compras de ECI, a un puesto de relevancia dentro de la Fundación. 

Dos meses más tarde, Marta Álvarez consigue sacar adelante una Comisión Ejecutiva para El Corte Inglés, a la que ella pertenece y nombra a Del Pozo director general de retail, en sustitución de Juan Hermoso. Del Pozo entró como patrono en la Fundación, y posteriormente lo haría también en el consejo del grupo.

En el verano del 2017, con una grandiosa indemnización, se invita a salir del grupo a Leopoldo del Nogal, uno de los apoyos más fuertes de Dimas Gimeno. Los dos se conocieron en el lanzamiento de El Corte Inglés en Portugal.

El golpe de gracia al consejero delegado se le asestó con la la bicefalia. Lasaga y las hermanas Álvarez crearon una dirección compartida y suprimieron los poderes de Gimeno. Dos consejeros para El Corte Inglés: Víctor del Pozo (hermanas), que se encarga del negocio, y Jesús Nuño de la Rosa (Lasaga), que se responsabiliza de la parte corporativa.

Mayo del 2018

Durante el último Consejo, las herederas querían que Dimas renunciase a la presidencia. Intentaron variar, sin éxito, el orden del día para solicitar su salida. Las dos hermanas intentaron volver a provocar la destitución del presidente en el turno de ruegos y preguntas. Pero tampoco tuvieron éxito porque los octogenarios consejeros Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echeverría decidieron no apoyar las intenciones de las hermanas Álvarez.

Finalmente, se aprobó una petición de cese -no vinculante- que ha sido refrendada por las hermanas Álvarez Guil y por la consejera de Mancor, Paloma García Peña. En la reunión, que se ha extendió durante casi tres horas, también se ha dado el visto bueno a las cuentas anuales del grupo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba