Economía

El modelo de estudios privados gratuito llega a España

Un centro de formación planteará problemas reales de empresas a estudiantes de programación, que recibirán el pago de su formación a través de la resolución de esos retos

Joven utilizando un ordenador portátil.
Joven utilizando un ordenador portátil.

Immune es un centro de estudios privado que comenzará a operar dentro de seis meses en nuestro país. El objetivo es formar a estudiantes en programación, pero con algunas particularidades respecto a la formación tradicional. De entrada, no hay un tiempo establecido para finalizar los estudios, tampoco hay un coste fijo. De hecho, puede resultar hasta gratis, afirman desde la dirección de la escuela.

"Es lo que nosotros llamamos un centro de formación no convencional. Funcionamos con un sistema pedagógico muy particular. Formamos en programación desde un punto de vista práctico. El objetivo final es que las empresas sean quienes acaben pagando la formación de los estudiantes. Un 80% es formación en ciencias de la informática y un 20% lo es en ciencias sociales y humanidades. Además, se busca que estén preparados para los cambios tecnológicos. Queremos que aprendan a aprender para cuando lleguen nuevas tecnologías", aseguran desde Immune.

Las empresas pueden patrocinar a los estudiantes, que abonan de entrada 10.000 euros en cuotas mensuales, pero que pueden serles devueltos si se aplican en los estudios. "No hay un tiempo establecido para finalizar los estudios. Hay quien acabará la formación en dos años y otros en cuatro. Depende de su esfuerzo y dedicación. Los estudiantes deben ir físicamente al centro aunque la formación es online. Estamos abiertos las 24 horas del día y todo el material didáctico está en PDFs y enlaces elaborados a partir de documentos disponibles libremente en Internet. Nosotros localizamos esa información y la ordenamos para el estudiante, al que se le plantean retos en programación que debe resolver con la ayuda de esos manuales. Desde el primer día ya están picando código, todo tiene un carácter muy práctico", manifiestan desde Immune.

La idea es que las empresas patrocinen a la escuela y a sus estudiantes. Este patrocinio les permitirá plantear problemas reales que no pueden solucionar y que deberán ser resueltos por los estudiantes

Muchos de esos retos son problemas reales de empresas que no encuentran solución a los mismos. De su correcta resolución dependerá en gran medida que los estudiantes recuperen los 10.000 euros invertidos. Las empresas que patrocinan la escuela tienen derecho a introducir en la formación un número concreto de problemas reales, en función de su nivel de patrocinio. Pagan pero se benefician, dado que obtienen respuesta a problemas de compleja resolución.

"La idea es que los estudiantes recuperen paulatinamente el dinero a medida que resuelvan cada reto de la manera adecuada. El profesorado, que está al otro lado de los ordenadores, es quien certifica si han resuelto cada problema, y si la forma en que lo han hecho ha sido la más eficiente, estableciendo el montante a devolver en cada caso. Nuestro objetivo es que a la mayoría de los estudiantes la formación les salga gratis. Buscamos que no dejen los estudios. En España los estudios en informática son los que más tasa de abandono tienen, pese a que sus profesionales son los que mayor demanda laboral tienen".

Ya hay modelos similares al nuestro pero fuera de España. En Estados Unidos, por ejemplo, está Holberton School. Este centro de estudios de software paga íntegramente la formación del estudiante, pero a cambio de ello se queda con un porcentaje de su futuro sueldo durante un número determinado de años

Ya en Estados Unidos y Francia

Este tipo de formación dentro del mundo de la informática -privada pero con posibilidad de ser gratuita-, ya existe en otros países del mundo, como Francia o Estados Unidos.

"Ya hay modelos similares al nuestro pero fuera de España. En Estados Unidos, por ejemplo, está Holberton School. Este centro de estudios de software paga íntegramente la formación del estudiante, pero a cambio de ello se queda con un porcentaje de su futuro sueldo durante un número determinado de años".

En Francia existe también École 42, una escuela de programación nacida en 2013 y que los diez primeros años estará financiada por el millonario francés Xavier Niel. "El modelo de negocio al final será el mismo, llevar talento a las empresas. En España hay una oportunidad en este sentido que creemos que Immune puede cubrir", concluyen desde la empresa.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba