Aeropuertos

La mitad de los aeropuertos españoles tuvo menos de 2% del total de pasajeros en 2016

Los nueve años que han tenido que pasar para que AENA superara su récord histórico de pasajeros han asistido a un proceso de concentración en los grandes aeropuertos, que deja una vez más en entredicho la necesidad de contar con casi medio centenar de pistas.

Redacción-Vozpopuli

AENA cerró 2016 con el récord absoluto de pasajeros en los aeropuertos españoles, por encima de los 230 millones. Pero el desglose de estas históricas cifras vuelve a poner en cuestión el tamaño de la red y, más en concreto, la eficiencia de algunas de las pistas. Sobre todo, teniendo en cuenta que la suma de pasajeros de la mitad de los aeropuertos de AENA (aquellos con menor afluencia) supone tan sólo el 1,7% del total registrado en 2016.

Los 24 aeropuertos que registran un menor número de pasajeros, del total de 48 que componen la red, recibieron una afluencia total en 2016 de 4,1 millones de usuarios, de acuerdo con los datos publicados por AENA. Una cifra inferior a la registrada, a título individual, por cada uno de los 14 aeropuertos con mayor número de usuarios.

Tamañas desigualdades tendrían su explicación por las características particulares de cada aeropuerto, dado que los de las grandes ciudades y los principales destinos turísticos están condenados a acaparar la mayor parte del tráfico aéreo. Sin embargo, la evolución del número de pasajeros desde 2007, el año en que se estableció el anterior récord  histórico de usuarios, muestra un claro movimiento de concentración en torno a los grandes aeropuertos en detrimento de aquéllos cuya conveniencia y viabilidad se ha puesto frecuentemente en duda.

Los números hablan por sí solos. De los 24 aeropuertos con menor afluencia de pasajeros tan sólo dos (Santander y Cuatro Vientos) han incrementado su afluencia desde 2007. Pero además, la evolución negativa en el resto de pistas ha sido muy acusada. El número de pasajeros ha caído en estos nueve años un 93% en Ceuta, Albacete y Huesca-Pirineos; por encima del 75% en Vitoria, León y Salamanca; muy cerca del 70% en los aeropuertos de Pamplona, Logroño y Córdoba; por encima del 50% en Valladolid…

Todo lo contrario sucede con los aeropuertos del grupo de cabeza, los más visitados. De los 15 primeros, tan sólo dos presentan cifras de usuarios inferiores a las de 2007 y, además, los descensos son moderados: un 3,2% en el caso del Adolfo Suárez Madrid-Barajas y un 2,2% en el de Valencia.

Otro dato refuerza el argumento de que los denominados aeropuertos ‘zombies’ lo son cada vez más. En 2007, trece aeropuertos de la red de AENA registraron cifras de pasajeros que no alcanzaban una media de 1.000 diarios. En 2016, el número de pistas en esta situación ha aumentado hasta 20. Mientras que en 2007 el 29% de los aeropuertos tenía menos de 1.000 pasajeros al día, en 2016 la proporción se ha elevado hasta el 41%.

Si se amplía el espectro temporal, en 2016 hubo 15 aeropuertos que marcaron afluencias inferiores a 1.000 pasajeros a la semana, frente a los 5 que estaban en esta situación nueve años antes.

De este modo, los nueve años que han transcurrido entre ambos récords, con la grave crisis económica de por medio, han servido para evidenciar la fractura entre las infraestructuras aeroportuarias españolas.

Mientras que las tradicionales han aprovechado los síntomas de recuperación para mejorar sus cifras, aquellas que han encontrado su fundamento en decisiones políticas más que discutibles ilustran cada vez más el hecho de que su puesta en funcionamiento y, en ocasiones, sus ampliaciones fueron un manifiesto error.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba