Economía

El 'milagro' de la tesis de Rato: un trabajo con cerca de 200 obras referenciadas

Rodrigo Rato leyó su tesis en la Universidad Complutense de Madrid por la que logró sobresaliente cum laude en julio de 2003. En el apartado de los agradecimientos el entonces vicepresidente del Gobierno se acordaba de Luis de Guindos, Alberto Nadal o Cristóbal Montoro

Portada de la tesis de Rodrigo Rato.
Portada de la tesis de Rodrigo Rato. Teresa García.

Rodrigo Rato se convirtió en Doctor en Economía en el año 2003, siendo entonces Ministro de Economía y Vicepresidente segundo del Gobierno, tras conseguir una calificación sobresaliente cum laude con su tesis El ajuste fiscal: un modelo explicativo del crecimiento de la economía española en la segunda mitad de los noventa. 

La tesis de Rato no es accesible digitalmente. Para poder leerla hay que acudir a un edificio situado en el centro de Madrid de la Universidad Complutense tras haber previamente solicitado acceso a la misma, como ha hecho este diario. El trabajo, 295 páginas, no contiene prácticamente menciones directas a otras obras o autores que han sido consultados supuestamente para su elaboración, pero sí un apartado bibliográfico que ocupa 13 páginas y en el que se mencionan cerca de 200 referencias

Las obras consultadas por Rato que aparecen en el apartado de Referencias Bibliográficas van desde libros clásicos de la literatura económica internacional -varios de Milton Friedman publicados entre la década de los cincuenta y los setenta del pasado siglo; de Alvin Harvey Hansen; de Roy Forbes Harrod; de John Maynard Keynes; de Robert Emerson Lucas...-, hasta informes de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional, pasando por multitud de artículos sobre la materia en publicaciones internacionales o universitarias. También contiene referencias a escritos aparecidos en publicaciones oficiales españolas, como un artículo del exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, publicado por la Fundación Sepi -Privatización y modernización de la economía española-. 

Alberto Nadal, Cristóbal Montoro, Luis de Guindos o Juan Costa son algunas de las personas a las que Rato agradece su colaboración

"Quisiera manifestar mi reconocimiento público a todos aquellos que acuden a mi memoria en este  momento, cuyo apoyo moral y material ha contribuido esencialmente a hacer posible la realización de la presente tesis doctoral", comienza escribiendo Rato en el apartado de agradecimientos de su tesis. Entre los agradecidos -"con los que he tenido la oportunidad de intercambiar ideas a lo largo de tantos años que, estoy seguro, han contribuido finalmente a enriquecer el contenido y orientación de este trabajo"- figuran dos de las personas que han asistido desde primera fila a la caída del político del PP, condenado a cuatro años de cárcel por las tarjetas black: los exministros Luis de Guindos y Cristóbal Montoro.

También figuran entre las personas a las que Rato agradece su colaboración para llevar a cabo su tesis los economistas Juan Velarde y José Folgado; el Ministro con UCD y economista Luis Gámir; el exministro del PP Juan Costa; la exSecretaria de Estado de Comercio, Elena Pisonero; el exsenador del PP Francisco Utrera. Y Alberto Nadal, economista y exSecretario de Estado de Hacienda, hermano gemelo del exministro de Energía Álvaro Nadal.

El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, escribió el pasado mes: "Siempre se ha dicho que la tesis de Rato se la escribió Álvaro Nadal". Más allá de dudas de plagio que han suscitado en los últimos tiempos otras tesis o trabajos de fin de máster, lo que llama la atención de la obra de Rodrigo Rato es que este fuera capaz de compaginar su labor como Ministro de Economía y Vicepresidente del Gobierno con la elaboración de una tesis tan completa como la suya, y de haber podido sacar tiempo para consultar cerca de 200 obras.

Milagro económico

Rato leyó su tesis en el Salón de Grados de la Facultad de Económicas de la Universidad Complutense de Madrid el 23 de julio de 2003, un día después de un viaje oficial por Irán y Siria, y un día antes de que tuviera que presidir la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno. Lo que da idea de la apretada agenda que tenía la misma persona que había elaborado un trabajo tan completo como el presentado en la Complutense.

Rato defiende que la política fiscal contractiva aplicada en España en la segunda mitad de los noventa propició el crecimiento económico

"En definitiva", concluye la tesis de Rodrigo Rato, "la política macroeconómica española desde 1996 puede considerarse un caso exitoso de contracción fiscal con efectos expansivos, no lineales o no keynesianos".

Se puede estar a favor o no de la tesis de Rato, pero no se puede negar que el trabajo es meritorio. El autor consigue argumentar la idea de que una política fiscal basada en la reducción del gasto público no tiene por qué reducir el crecimiento económico. "Hasta muy recientemente existía un consenso casi general dentro de la teoría económica de que, a corto plazo, las políticas fiscales contractivas tendían a reducir el crecimiento, o como mucho, eran neutrales", escribe Rato.

La fractura de ese "consenso" de la teoría económica general sobre los efectos de la política fiscal contractiva, es donde radica supuestamente el mayor valor de la tesis de Rato. El exministro pone como ejemplo el 'milagro económico' español de la segunda mitad de los años noventa para oponerse a esa corriente teórica económica. Lo que en realidad no deja de ser una loa a su propia labor como Ministro de Economía en esos años del primer Gobierno de José María Aznar.

El exministro defiende en su tesis la ley que permitió considerar en España todo el suelo como urbanizable

Rato destaca como factores que impulsaron la economía española en la segunda mitad de los noventa la política de privatizaciones -que "contribuyó, junto con otros instrumentos, a incrementar la liberalización de la economía, aumentar la competencia, crear bases de mercado en sectores estratégicos y reducir los precios de los inputs básicos e internacionalizar la acción de las empresas españolas"-; las medidas liberalizadoras "incentivadoras en la creación de empleo", como el impulso "del contrato a tiempo parcial"; la transformación "radical" del sector de las telecomunicaciones, del sector eléctrico; la modernización del sistema tributario...

Pasados tres lustros de la lectura en la Universidad de la tesis de Rato, es posible afirmar que, aun siendo un trabajo meritorio, sus conclusiones no han sido del todo acertadas. En 2008, cinco años después de que el exministro lograra su sobresaliente cum laude, estalló en España la peor crisis económica vivida en democracia, cuyos efectos se siguen padeciendo en la actualidad.

La burbuja inmobiliaria creada en el país durante los años del boom fue en buena parte responsable de esa fuerte crisis. Y esa burbuja inmobiliaria se infló precisamente con el apoyo legislativo del Gobierno de Aznar y Rato. En su tesis, Rato destaca las modificaciones introducidas por la Ley 6/1998, que se refieren "a una nueva distinción del suelo entre urbano, urbanizable y no urbanizable, estableciéndose como principio general que todo el suelo nacional es urbanizable, excepto aquellos declarados no urbanizables por las Comunidades Autónomas".

"En el futuro cabe esperar que la evolución demográfica y el crecimiento económico terminen por estabilizar la situación en el mercado de trabajo en España, de forma que no se podrá crecer a base de crear más empleo, ya que la fuerza laboral podrá estar cercana al pleno empleo", afirma Rato en su trabajo. Quizá hoy no fuera calificado sobresaliente cum laude.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba