Motor

El miedo al transporte público por el coronavirus dispara la opción de la tarifa plana por coche

Mucho va a cambiar la movilidad a raíz de la crisis que vivimos por la covid-19, sobre todo en lo que a las ciudades se refiere. El miedo y las limitaciones en el transporte público van a relanzar el coche privado, en especial a través de las tarifas planas por uso

La suscripción a tarifas planas por uso del coche va a ser una de las opciones de movilidad que más va a crecer en los próximos meses.
La suscripción a tarifas planas por uso del coche va a ser una de las opciones de movilidad que más va a crecer en los próximos meses.

En la última década la corriente en lo que a movilidad se refiere, sobre todo en el ámbito urbano, estaba cambiando del uso de coche privado a potenciar el transporte público, y el usuario ha ido poco a poco concienciándose de ello, surgiendo también en gran medida en estos últimos años la opción del coche compartido. Pero la crisis sanitaria de la covid-19 puede cambiar en pocos meses una corriente de muchos años.

Y es que el coronavirus no solo está cambiando nuestra rutina, también nuestros hábitos de consumo. En China, origen de la epidemia, ya ha aumentado considerablemente el uso del vehículo privado y, según un estudio de Ipsos, dos de cada tres personas prefieren moverse en coche particular en lugar del transporte público. Además, en Madrid, por ejemplo, el Gobierno ya ha comunicado que solo tres de cada diez viajeros podrán hacer uso del transporte público durante los próximos meses para mantener el distanciamiento social.

También una encuesta de RACE señala que el 20%de los que viajeros que usaban el transporte público cambiarán a uno privado, unos acontecimientos que están propiciando que los usuarios se estén interesando notablemente por las suscripciones de vehículos, una manera más segura para moverse en las ciudades y con la flexibilidad de poder devolver o cambiar de coche cuando se necesite.

Eso ha hecho que la empresa tecnológica Bipi haya aumentado un 200% las solicitudes de suscripciones de vehículos desde que se decretara el estado de alarma. La desconfianza a la hora de usar el transporte público, así como la necesidad de algunos colectivos de usar un coche durante la actual situación o la imposibilidad para comprarse un coche, son algunas de las razones que han generado este crecimiento.

Esta fórmula se caracteriza por la flexibilidad, ya que ofrece un servicio en el que los usuarios pagan una tarifa única mensual por el uso de un coche con todo incluido, desde el seguro, al mantenimiento o los impuestos y la ITV, sin tener que realizar entradas iniciales ni cuotas finales y con la opción de poder cambiar o devolver el vehículo en cualquier momento. Según estimaciones de la compañía, esta tasa de crecimiento va a seguir aumentando próximamente.

Así lo afirma Hans Christ, CEO la compañía: “Después de la crisis del coronavirus y ante el miedo a usar el transporte público por miedo a futuros contagios, los ciudadanos van a necesitar contar con un coche, pero ante tanta incertidumbre no van a estar seguros de comprárselo si no lo tienen. Surge así el modelo de suscripción, una opción 100% digital, flexible y económica. Como cualquier servicio de suscripción solo se paga la mensualidad y permite tener un coche para movilizarse, ir al trabajo o para el día a día”. Las suscripciones se realizan de forma online en tan solo dos minutos a través de la web, entregando los vehículos en el lugar y a la hora que precise el usuario.

La empresa, que nació en 2017 de la mano de los emprendedores Hans Christ y Alejandro Vigaray, está en plena expansión y se ha convertido en una de las pioneras en ofrecer este servicio de suscripción de vehículos en España. Además de consolidarse en el mercado español, buscará comenzar la expansión internacional próximamente.

Wible estrena alquiler por semanas

Wible, el servicio de carsharing impulsado por Kia y Repsol en la Comunidad de Madrid, reactiva su servicio en la capital y en los municipios aledaños llevando más allá su concepto de coche compartido con la posibilidad de alquilar ahora sus Kia Niro Híbrido Enchufable entre tres y 14 días. De esta forma se convierte en la primera compañía de carsharing en reanudar su operativa en Madrid, con el objetivo de facilitar los desplazamientos de los ciudadanos en este período de 'desescalada'.

El nuevo servicio, denominado Wible MáS, viene a complementar la oferta de movilidad que ya ofrecía Wible de alquiler por minutos y horas, facilitando que el cliente pueda recibir en su domicilio un coche Wible completamente higienizado y limpio sin ningún coste adicional. La compañía ha aplicado las medidas de seguridad e higiene a todos sus vehículos promovidas por las autoridades sanitarias y también los exigentes protocolos de la propia empresa.

Wible MáS comienza hoy su fase de pruebas, que durará aproximadamente una semana, con un número limitado de coches y usuarios que validarán y enriquecerán el servicio con sus experiencias. La disponibilidad del resto de la flota, compuesta en su totalidad por 500 Kia Niro Híbrido Enchufable, se irá ampliando paulatinamente a toda la base de clientes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba