Energía

López Obrador cierra la puerta de México a Iberdrola y Repsol

El presidente mexicano ha aumentado sus ataques tras impulsar políticas proteccionistas en el sector. Ambas compañías han analizado su situación en este país en sus resultados

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador EFE/Presidencia de México

"A mi no me paga Repsol, a mi me pagan los mexicanos", declaraba este lunes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también conocido como AMLO. Una frase que revelaba pocas horas después de preguntar en una rueda de prensa: "¿Qué pretenden, que haga fuerte a Iberdrola como en el pasado?". El dirigente sigue subiendo el tono con las empresas energéticas extranjeras que operan en su país y los gigantes españoles están en su mirilla. 

Esta semana, los dirigentes de Iberdrola y Repsol no han tenido más remedio que contestar a las embestidas de AMLO tras las preguntas de los analistas en sus conferencias de resultados. El primero en entrar en el debate ha sido Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, que, antes de valorar cualquier comentario del dirigente, ha querido dejar claro a los expertos del mercado que no realizará nuevas inversiones en territorio mexicano hasta que el Gobierno de López Obrador no cambie su hoja de ruta. 

Si dicen que no inviertan las empresas estratégicas, eso es lo que haremos”, contestaba Sánchez Galán ante la pregunta de un analista. "En cuanto terminemos el proyecto que tenemos en marcha en este país acabará nuestra inversión", añadió. No hay que olvidar que en mayo de 2019, el presidente de Iberdrola visitaba México y anunciaba, con una foto, unas inversiones por valor de 5.000 millones de dólares durante la legislatura de López Obrador.

Los tiempos cambian

Pero las cosas han cambiado y ahora López Obrador cierra la puerta de México. La legislación que ha puesto en marcha en los últimos meses el Gobierno mexicano para limitar la participación privada en la producción eléctrica, junto con los continuos ataques a su empresa para justificar esta senda, han cambiado la percepción de Sánchez Galán. “Nosotros no hacemos las políticas energéticas, las elaboran los gobiernos”, matizaba.

Este jueves le ha tocado 'mojarse' con México a Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol. "México es un mercado importante para nosotros y seguiremos apostando por él pese a la incertidumbre política que pueda existir", respondía de forma moderada el directivo de la petrolera. "Nosotros confiamos en este mercado pese al debate", insistía.

México es, tras Estados Unidos, el mercado donde Repsol más invierte en exploración y cuenta con un total de 234 estaciones de servicio, su quinto país por red de gasolineras. Por su parte, Iberdrola genera algo menos del 10% de sus ingresos en territorio mexicano aunque es considerado como el mayor productor privado de electricidad, con 10.000 MW de capacidad instalada en casi una treintena de centrales.

Aliados de sus rivales

"Repsol fue una de las empresas que abusó de toda esta política privatizadora", acusaba esta semana AMLO. "Se llevaron a trabajar a la que fue secretaria de Energía del Gobierno, pero no solo eso, se llevaron de consejero de Repsol al expresidente Felipe Calderón. Una vergüenza”, añadía.

Un rival político que también reprocha a Iberdrola. Calderón, presidente de México entre 2006 y 2012, fue fichado en 2016 por Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola, como consejero independiente. "¿Pues cuál es la función del Gobierno? ¿proteger los intereses privados? No. Los únicos negocios que deben importar a los funcionarios son los negocios públicos", concluía el presidente mexicano tras su ataque a las empresas española.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba