Mercados

¿Pasará factura el fiasco del diesel de Volkswagen a la salida a bolsa de Ferrari?

La mítica marca italiana de automóviles de lujo tenía previsto colocar en la bolsa de Nueva York el 10 por ciento de las acciones de la compañía en la segunda quincena de octubre, pero el engaño masivo de Volkswagen puede retrasar la operación, valorada en 10.000 millones de euros.

Ferrari es una de las marcas más reconocidas en las pruebas de fórmula 1.
Ferrari es una de las marcas más reconocidas en las pruebas de fórmula 1. Efe.

Casi un año después de que el grupo Fiat Chrysler, propietario de la mayoría de acciones de la mítica marca Ferrari, anunciara su intención de sacar a la bolsa de Nueva York la Scuderia, las intenciones del grupo italoamericano pueden sufrir un traspiés. El escándalo del fraude en el software antipolución de Volkswagen ha dañado la imagen del sector de la automoción en general, que todavía está digiriendo lo que ha pasado y se encuentra a la espera de las decisiones que adopte el fabricante de coches alemán.

En Ferrari confían en que este episodio no mermará las expectativas de los inversores en su OPV. Sin embargo, para una marca que vive de la imagen de lujo y exclusividad que proyectan sus coches, aparecer justo ahora en mitad del escándalo que ha manchado para siempre el nombre de Volkswagen, icono también a su manera de un determinado modelo de utilitario, no es muy cool.

Algunos analistas y desde la propia compañía italiana están recordando estos días que Ferrari es más un distintivo del lujo que un mero productor de vehículos

Precisamente algunos analistas y desde la propia compañía italiana están recordando estos días que Ferrari es más un distintivo del lujo que un mero productor de vehículos. No en vano, el año pasado se vendieron solo 7.000 unidades aproximadamente. Muchos de sus compradores son antiguos propietarios que adquieren otros modelos. Y éstos ya asumen, además, en el precio de los coches de Ferrari el coste antiecológico de sus motores.

En la OPV, que tendrá lugar en la Bolsa de Nueva York, se pretende ofrecer la misma consideración de exclusividad a los inversores que acudan, ya que únicamente saldrán a la venta el 10% de las acciones de la Scuderia, quedando el resto en manos de la familia Agnelli; Piero Ferrari, el heredero del creador de la marca; y un grupo vinculado a los Emiratos Árabes Unidos.

Fiat Chrysler, que ostenta en la actualidad la mayoría de las acciones de Ferrari, se 'desvincularía' de la marca deportiva italiana, quedando al escrutinio del mercado. El grupo acaba de completar su integración para posicionarse en Estados Unidos y lanzar la OPV de Ferrari en medio de las trifulcas legales de Volkswagen con las autoridades norteamericanas y los litigios con los afectados por las compras de vehículos trucados podría penalizar la valoración de Ferrari entre los inversores, valorada en 10.000 millones de euros.

Aunque dicho valor no sufriría una rebaja muy severa, a pesar de que algunos analistas lo sitúan muy por debajo de esta cifra, entorno a los 6.000 millones de euros, evitar un daño en la imagen corporativa de la nueva Ferrari cotizada, con un ambicioso plan estratégico que pretende ampliar el volumen de fabricación hasta los siete millones de unidades (en parte para financiar las operaciones de Fiat Chrysler en el mercado norteamericano) es una de las prioridades de sus promotores, entre los que se encuentra su consejero delegado, Sergio Marchionne.

El mimo con que se ha intentado cuidar la operación de la salida a bolsa desde que se anunció podría saltar por los aires si no escampa la tormenta sobre Volkswagen.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba